Cuando viajo ¿Cuanto debo dejar de propina?

restaurante.jpg

Las propinas son un difícil arte que requiere tacto, pues no en todos los países es visto como una gratificación; en algunos , puede llegar a ser una ofensa. Al viajar al extranjero, saber el porcentaje que se debe dejar por un servicio, puede ser un dilema, pues e algunas ciudades es común dar de 15 a 20 por cierto del total de la cuenta, mientras que en otras con el cinco es suficiente.

Aunque la función de la propina es recompensar un servicio del que se ha quedado satisfecho, cada vez más parece una obligación.

¿Cuanto dejar de propina en Europa?

En el Viejo Continente la propina es una muestra de satisfacción del servicio, tanto en hoteles, restaurantes y taxistas.

De acuerdo con Guías Visuales, en los restaurantes de Italia es común dar propina de 15 por ciento del total de la cuenta, cuando el servicio no está incluido. Sin embargo en los establecimientos familiares no es imprescindible dejar propina, aunque generalmente se dejan unas monedas. En el caso de taxis no es habitual hacerlo.

En Inglaterra y Francia, se acostumbra dejar entre 10 y 15 por ciento del total de la cuenta si el servicio ha sido satisfactorio. En algunos casos el servicio ya está incluido. Otros prestadores de servicios que esperan esta gratificación son los taxistas, quienes reciben comúnmente diez por ciento del pago total.

En el caso de Alemania, no debe pagarse propina, ya que el servicio va incluido en la factura. Sin embargo, muchos la consideran apropiada. En los restaurantes se recomienda dejar entre un cinco y un diez por ciento del importe total de la cuenta, la cual debe incluirse al pagar, pues está mal visto dejarla en la mesa.

La Oficina de Turismo de España, señala que todos los establecimientos incluyen el precio del servicio. Sin embargo, la práctica de la propina si es habitual en bares, restaurantes, hoteles y taxis dependiendo del importe y de la generosidad del cliente. Generalmente oscilan entre cinco y diez por ciento del importe total.

Canadá

Según información de la Oficina de Turismo de este país, por lo general no se agregan propinas o cargos por servicios a las cuentas de los restaurantes. Los salarios en muchos centros de consumo se basan en la suposición de que los empleados recibirán una buena parte de sus ingresos de esta forma. Si los clientes están satisfechos con el servicio que recibieron, lo habitual es una propina del 15 por ciento.
También es común dar una propina de 15 por ciento a conductores de taxis.

A los botones y maleteros en los hoteles, aeropuertos y estaciones de ferrocarril, por lo general se les da una propina de un dólar canadiense por pieza de equipaje que carguen.

Estados Unidos

En este país la propina no es obligatoria, según el Comité de Visit USA en México; sin embargo, es mal visto no dejarla. En ciudades como Nueva York, Las Vegas y Los Ángeles los cargos por concepto de propinas no están incluidos en la cuenta de los restaurantes y otros establecimientos. Habitualmente los clientes deben deben dejar entre 15 y 20 por ciento del total de la cuenta. También es común que los taxistas reciban entre 10 y 15 por ciento del importe marcado en el taximetro.

Las gratificaciones para maleteros y botones en el aeropuerto o en los hoteles son de uno a dos dólares por pieza de equipaje.

También se acostumbra dar uno o dos dólares a la gente del servicio de valet parking. En cuanto al servicio de las camaristas en los hoteles, uno o dos dólares por cada día de estancia, o bien entre cinco y diez dólares por semana.

Asia

En países como China, Cambooya y Tailandia, no es una tradición dejar propina, aunque en los destinos turísticos de Tailandia es común hacerlo, principalmente en los hoteles de mayor categoría y en los resturantes de lujo.

En Singapur no es habitual dejar propina. Los hoteles de precios más elevados imponen una tarifa de diez por ciento por el servicio, en cuyo caso no se espera engrosar ese porcentaje. Mientras en Indonesia es corriente dejar propinas, pero es común como remuneración por un servicio especial. Cualquier maletero, botones o guía espera una gratificación. Los taxistas de Yakarta confían en que se redondeará el importe hasta las siguientes 500 rupias.

Las propinas son prácticamente desconocidas en la India, excepto en los sitios más lujosos de las grandes ciudades. Pero el bakshish, un término que abarca la propina y otros servicios es una práctica muy extendida. Estas gratificaciones no se dan para agradecer un buen servicio, sino para conseguirlo.

En los hoteles y restaurantes de Japón vasta con dar las gracias por el servicios, pues dar una remuneración económica, es de muy mal gusto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>