Bariloche, Argentina

Recordando mi viaje a Argentina, y ahora que nuevamente pienso viajar a ese país he recordado los lugares que conocí y a los que quiero volver y por supuesto Bariloche encabeza mi lista.

Las excursiones obligadas al visitar Bariloche son el Cerro Catedral al que se accede en teleférico con su moderno centro de esquí.

El recorrido de San Martín de los Andes que se lleva a cabo en barco por los lagos: Espejo, Correntoso, Escondido, Villarino, Falkner y Machónico.
Al Cerro Otto, a mil 400 metros de altura, se accede también por teleférico o “aerosillas”. Arriba nos espera la famosa Confitería Giratoria, un café que da vueltas y vueltas para que uno vea todo el paisaje.

La excursión a Isla Victoria y el Bosque de los Arrayanes comienza en Puerto Pañuelo, a 25 kilómetros del centro de Bariloche.
Alrededor del Lago Nahuel Huapi existieron varias etnias, se tiene noticia de cazadores y recolectores llamados tehuelches.
De la mezcla de todos estos grupos surgieron los mapuches, cuya lengua llenó de palabras esta zona.
Las palabras mapuches giran en torno a la definición de reflejos de luz, el cielo, los animales, el movimiento, el cóndor y las piedras.

Localización: Inserto en la Provincia de Río Negro, San Carlos de Bariloche descansa sobre el margen sur del Lago Nahuel Huapi, a 770 metros sobre el nivel del mar. Esta población se encuentra rodeada por el Parque Nacional Nahuel Huapi y la geografía es indecible: lagos, arroyos, bosques, cerros y estepas que forman parte de la Cordillera de los Andes, con sus picos nevados.

Para llegar a Isla Victoria y al Bosque de los Arrayanes se debe navegar por el Lago Nahuel Huapi y luego de media hora se inicia una caminata desde la Bahía Anchorena. Se puede escoger una ruta de 3, 6 o 10 km. Si decides ir hacia Puerto Gross, encontrarás un sitio arqueológico con pinturas rupestres.

Luego de volverte a embarcar y unos minutos adelante encontrarás el Bosque de los Arrayanes, donde la caminata se realiza sobre bases para no maltratar a esta especie de árbol en peligro.

Clima: La zona de los lagos norpatagónicos es muy húmeda en las áreas más cercanas a la cordillera (en esta región se registran las mayores precipitaciones del país) y húmedo en la zona de la meseta. En invierno las nevadas son abundantes. En cuanto a las temperaturas, la mínima en invierno se sitúa en torno a -1 grados y en verano la máxima ronda los 23 grados.

Se dice que quien viaje al suroeste argentino debe degustar los pescados de la región, los quesos de cabra del Estero, los langostinos, la centolla de Tierra del Fuego (fruto de mar parecido al cangrejo), el salmón y los hongos y frutas finas como el blue berry, frambuesa, morilla, hongo del ciprés, del pino y los champiñones.
Pero la carne es sin duda lo mejor de la región: ciervo, jabalí y res.
Durante el verano, en Bariloche se ofrecen platos más frescos, como pescado, codorniz, carne de caza clásica, aves europeas, paté de jabalí y ciervo.
Para los amantes del vino son recomendables las nuevas bodegas boutiques, la firma Alto Las Hormigas tiene muy buena calidad de vinos, también Dolium, Familia Marguerite y Cinco Tierras.

No debes perderte el paseo por el Bosque de los Arrayanes, probar el ciervo al vino tinto, los bifes y la vista desde el Cerro Catedral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>