Temascalcingo

Un paseo para los sentidos

Adquiere su nombre por los “temascales” o baños de vapor a la usanza prehispánica. Es cierto que la naturaleza le obsequió a este municipio un magnífico manantial de aguas termales, llamado hoy  “EI Borbollón”. El tiempo le ha dado también construcciones magníficas, cabe aquí destacar la belleza de las ricas e importantes haciendas fundadas en el siglo XIX, una de las más recomendables es la de Salís, con sus vistas naturales. No hay que olvidar que es un pueblo agrícola de clima templado, sus cultivos de maíz, trigo y frutos como durazno, manzana y ciruelo hacen de él un paisaje de acuarela que se recorre con todos los sentidos. Te llevarás un buen recuerdo si lo visitas en invierno, cuando el lugar se inunda con el aroma de las flores de durazno.

A caminar por el Centro. Sus calles te llevan a un tranquilo paseo hasta el centro del pueblo para admirar la variada artesanía y contemplar la Iglesia de San Miguel Arcángel, o disfrutar del Jardín Central con su tradicional quiosco de columnas estilo corintio .

Iglesia de San Miguel Arcángel. Esta espléndida iglesia fue reconstruida en 1939 imitando el estilo neoclásico y en particular a la Iglesia de El Carmen que se encuentra en Celaya, Guanajuato. Construida con la cantera rosa que producen los municipios de la región, la iglesia es ejemplo de un esmerado trabajo de los constructores. Tiene una sola torre y su entrada consta de arcos atriales que complementan su esplendor, coronada por un gran reloj.

En esta parte del pueblo nació José María Velasco, quien fuera alllmno del italiano Eugenio Landesio en la renombrada Escuela de Pintura de San Carlos, su casa de infancia ha sido convertida en un museo que lleva su nombre, en él se exhiben pertenencias del famoso pintor y algunas de sus magníficas obras .

Centro Cultural José María Velasco. Es un sitio dedicado a la obra de este magnífico paisajista mexicano cuya fama le ha dado la vuelta al mundo. Entre las piezas expuestas sobresalen los interesantes dibujos y estudios que Velasco realizó con temas de botánica y biología; además de bellos paisajes y  retratos caracterizados por su incomparable estilo y calidad.

Parque Natural José María Velasco Nombrado así en honor al pintor que inmortalizó en sus paisajes el Valle de México a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, el idílico parque está ubicado en la entrada principal de la población, en una ladera de la montaña acondicionada para que puedas admirar el hermoso paisaje. Las instalaciones ofrecen quioscos, mesas y bancos de piedra, asadores, juegos infantiles y una pequeña alberca ideal para refrescarse mientras contemplas la naturaleza y convives con la familia. Este parque además tiene una cualidad didáctica especial, pues hay senderos que muestran una gran variedad de la flora ípica de la región, con rótulos que te informan sobre los nombres populares y científicos

El Borbollón. A 18 kilómetros de la cabecera municipal se encuentra el Manantial de Jesús, mejor conocido como “El Borbollón”,’está orgalizado en torno a un manantial de aguas termales que desemboca en una alberca natural. Muchos visitantes le atribuyen propiedades curativas por su importante concentración de minerales, es ideal para refrescar el cuerpo y el espíritu.

El municipio cuenta con varios atractivos turísticos como la Cascada de Pastores, las pinturas rupestres de Sido y el Cerro de Altamirano donde encontrarás las mariposas monarca y disfrutarás de la naturaleza.

Gastronomía de Temascalcingo

Tan extensa como la historia de Temascalcingo es la variedad de sus platillos típicos: pollo en chirrión, los charales con nopales en salsa verde, el mole de olla con xoconostles y hojas llamadas lenguas de vaca, los tamales, el atole, el puscua (bebida de maíz), el sen de chao (otra bebida muy tradicional de los mazahuas también elaborada con maíz) y el pulque con su variedad de sabores como el de tuna.

Encontrarás también bellas muestras de cerámica.

Para decorar y lucir

Se distingue por su excelente producción de alfarería en técnicas de vaciado, en torneado y decoración a pincel; y por sus increíbles textiles mazahuas realizados en el tradicional telar de cintura, como los quesquémetls y las fajas con hermosos bordados coloridos. También llaman la atención sus artesanías de vara como las canastas, ahí se especializan en elaborar las utilizados para los arcones navideños, o peculiares figuras de cerámica de alta temperatura.

Como Llegar:

De Toluca: Tomar la autopista y carretera 55 con dirección a Querétaro, en Atlacomulco seguir a la izquierda por la carretera estatal 5 rumbo a Santiago Coachochitlán, a unos kilómetros está Temascalcingo. Otra opción es seguir por la carretera 55 hasta Acambay, ahí seguir por la carretera estatal que va directo a este bello Pueblo con Encanto.

De la Ciudad de México: Tomar la avenida Constituyentes hasta el entronque con Reforma, seguir por la carretera 15 rumbo a Toluca. De ahí continuar por la carretera 55 hasta Acambay. O bien, llegar por Atlacomulco.

De Morelia: Tomar la carretera 15 hasta el entronque con Maravatío, ahí seguir por la carretera 143 rumbo a Tlalpujahua hasta llegar por la carretera estatal 5 a El Oro; a 29 kilómetros tomar la carretera estatal que va directamente a Temascalcingo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>