Dunas de Huacachina en Lima.

A unos 300 kilómetros al sur de Lima se levantan las imponentes e interminables dunas de casi 200 metros de altura que rodean la laguna de la Huacachina y sus aguas color esmeralda, y según los lugareños, con propiedades curativas.

El escenario, matizado de palmeras, eucaliptos y otras plantas, es perfecto para deslizarse a gran velocidad con una tabla o sandboard estas moles de arena clara.

No se necesita equipo porque las tablas se alquilan en Huacachina por unos dos dólares el medio día (las más baratas); tampoco experiencia, ya que hasta los niños parecen incansables en la práctica de este deporte de aventura.

Lo que sí se requiere es un par de buenas piernas para caminar cuesta arriba hasta la cima de la duna.

Pero si el espíritu deportista se opaca por la falta de físico o el intenso calor del desierto, queda la opción menos ecológica: los coches areneros o “buguis”, que llevan a los turistas en pocos minutos a lo más alto de las dunas o a otras más remotas.

Además de sus dunas, que a muchos recuerdan el desierto del Sahara, Huacachina también ofrece otros atractivos como los paseos en bote en la laguna y una oferta gastronómica para todos los gustos.

Hay alojamientos de todo precio  y la mayoría con piscinas, y varios de ellos ofertan paseos a los viñedos productores de pisco, el aguardiente bandera de Perú.

El lugar también tiene una leyenda, que está escrita en una de las paredes del malecón: una princesa incaica llamada Huacca-China (la que hace llorar, en quechua) que estaba enamorada va enterrar su secreto al pie de un árbol de algarrobo.

La princesa se mira parte de su cuerpo en un espejo que estaba cubierto solo por una sábana, pero al verse descubierta por un cazador que la persigue y le desgarra el manto, huye. El manto desgarrado se convierte en dunas, y el espejo roto en laguna.

Comentarios

  1. Isabel dice

    La Huacachina es un lugar perfecto para pasar unas vacaciones tranquilas lejos de la ciudad. No obstante lo que ofrece al turista es mucho más que eso. La oportunidad de practicar el sandboarding y además disfrutar del hermoso paisaje del oasis, único en toda Latinoamérica. Lo mejor es que solo queda a cuatro horas de Lima!
    Recomiendo visitar este link http://snurl.com/shz1b

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>