Las lagunas de Ruidera, España

Las lagunas de Ruidera, en España, es un auténtico oasis en medio de Castilla-La Mancha.

Las lagunas de Ruidera son diecisiete, repartidas entre las provincias de Ciudad Real y Albacete. Una unidad y todas diferentes en formas y colores. Comunicadas entre sí por cascadas y canales subterráneos, la Conceja es grande, sinuosa y está sola, un mar en las alturas rodeado de tierra por todas partes. Mal conocida y poco accesible, aquí no hay merenderos, ni hostales, ni turistas.

Para bañarse hay que buscar alguna entrada de barro endurecido entre los juncos y carrizos y ser un buen nadador.

Desandando la pista forestal, después de cruzar el Guadiana, que aquí es como una acequia, y camino de la Ossa de Montiel, la Cueva de Montesinos es un boquete en la tierra y un sendero subterráneo que desemboca en una sala de mediana altura con un pequeño lago negro y cristalino.

De vuelta hacia Ruidera, una de las lagunas inferiores, de lecho y de paredes blancas de caliza, tiene un azul turquesa tan radiante que parece mentira. Contemplando el espectáculo, de una en otra, el tiempo no existe.
Capital del Campo de Montiel, monumental y menos conocida de lo que se merece. Un recorrido esencial por esta villa que es ciudad y que no es nueva ni mucho menos: la soberbia plaza Mayor, neoclásica; iglesia de San Andrés, con su capilla de los Bustos, primer enterramiento de Quevedo; Casa de Contratación y Casa de los Estudios, ambas del siglo XVI, y los palacios de Rebuelta y de los Ballestero, también del XVI; convento de los Dominicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>