Santa Bárbara, California.

Entre las montañas de Santa Ynez y el océano Pacífico, el área metropolitana de Santa Bárbara, al sur de California, cuenta con 400 mil residentes, si bien su aire íntimo, coqueto y tranquilo da a la ciudad, del mismo nombre, un aspecto de pequeño pueblo costero para veraneantes con alto poder adquisitivo.

Unas condiciones que sumadas al abundante sol y a unas suaves temperaturas, que no pasan de los 30 grados en verano y una mínima de 10 en invierno, le valieron al territorio el apelativo de “la riviera estadounidense”.

La imagen de Serra está presente a la entrada de la misión de Santa Bárbara, considerada “la reina de las misiones” por tener dos torres y cuyas campanas resuenan a la antigua usanza para llamar a los fieles a misa.

Bien conservado, este vestigio del pasado colonial es un símbolo de Santa Bárbara y en su interior se pueden visitar estancias y ver los objetos utilizados por los religiosos que vivieron allí en los últimos siglos.

No menos llamativo es “El presidio”, el antiguo cuartel militar, construido en 1872 para proteger a los colonos del ataque de los indios o de otras potencias extranjeras.

La arquitectura de esos edificios coloniales se convirtió en un rasgo distintivo de Santa Bárbara, que adoptó el blanco cal de las fachadas, los pórticos y las torres como estilo básico para las construcciones de su parte histórica.

Así, desde los centros comerciales hasta los aparcamientos ofrecen un curioso aspecto de casa señorial que contribuye a generar la sensación de que se está paseando por alguna localidad mediterránea.

Santa Bárbara es un remanso de paz para quienes deciden huir temporalmente del ajetreo de Hollywood. Actores como John Travolta, Charlize Theron, o Brad Pitt, han frecuentado sus calles, mientras que Steven Spielberg y la diva de la televisión estadounidense Oprah Winfrey poseen una propiedad en Montecito, una pequeña localidad del condado.

La relación de Santa Bárbara con el cine es más intensa. Su festival internacional que se celebra a finales de enero y principios de febrero, antes de los Óscar, es un éxito de alfombra roja, por donde han pasado Penélope Cruz, Javier Bardem, Kate Winslet, Clint Eastwood, George Clooney o Angelina Jolie.

Su finca llamada “Rancho del cielo”, sirvió al difunto mandatario de lugar de retiro tras sus ocho años en la Casa Blanca y es ahora conservado por una fundación que trata de hacer llegar a la juventud los valores defendidos por Reagan.

El condado de Santa Barbara fue también el lugar elegido por Michael Jackson para levantar su hogar en 1988, el conocido rancho “Neverland”, donde el “rey del pop” puso en marcha un zoo y un parque de atracciones privado al que dejó de acudir con regularidad en 2005, cuando comenzaron sus problemas con la justicia por acusaciones de abuso de menores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>