Un paseo por las favelas en Brasil.

Las favelas son gigantes comunidades que han crecido que han crecido sobre las laderas de las principales ciudades de Brasil, que para la mayoria de la gente que vive en Brasil son sinínomo de pobreza marginalidad y delito

Sus calles empinadas y laberínticas, vistas desde afuera parecen amenazantes fortalezas. Una vez que se caminan los primeros metros dentro de ese submundo, se descubre  que allí también los niños juegan en las calles, aunque éstas estén infectadas de basura.

Desde los años 90, las favelas se han abierto a la visita de turistas. En principio, fueron extranjeros residentes en Brasil.

En las 750 favelas de Rio de Janeiro vive el 20% de su población. Algunas de ellas, como Rocinha ocupan una enorme superficie sobre una colina frente al mar. Una situación que, en cualquier lugar del mundo, sería elegida por las clases altas para sus barrios más acomodados.

Los turistas pueden hoy acercarse a palpar una situación muy distinta a todos los estereotipos (y en la mayoría de los casos de su propia realidad personal). Aquí hay delito, droga, violencia, sí (como en San Francisco, Nápoles o Tokio). También hay centros comunales de arte, talleres de teatro y música, cooperativas de formación profesional y de alfabetización. Plazas, mercados, empresas, iglesias y escuelas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>