Cuida tu camara en vacaciones.

Sales de vacaciones, tomas toda una serie de fotos y de pronto… encuentras las mismas manchas en el mismo lugar en todas las fotografías. ¿Qué está pasando?

Muy simple. Hay pequeños granos de polvo o arena en alguna parte del mecanismo. Lo más común es en los extremos del lente o  en el sensor.

Afortunadamente casi siempre se corrige de maneras muy simples.

Los lentes se deben limpiar con regularidad (cada semana puede ser lógico o diario si estás en una playa, desierto o cualquier lugar con mucho polvo) utiliza aire comprimido y paños especiales para lentes , pues tienen fibras muy finas y suaves.

Un trapo de algodón, aunque parezca terso dejará rayones en la superficie del lente.

El sensor queda fuera de lo que el usuario puede limpiar. Es un componente muy delicado y sólo un técnico especializado debe llegar a él.

La buena noticia es que varias cámaras tienen una función en el menú que hace vibrar el sensor a velocidades muy altas durante uno o dos segundos y “sacuden” el polvo del sensor. Eso es lo único que está a tu alcance. Si eso no corrige la falla, es tiempo de llevar tu cámara a limpieza profunda con el servicio autorizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>