Repertura de la Estatua de la libertad.

Tan sólo 240 turistas al día serán los afortunados que conocerán, durante los dos próximos años, las intimidades de Lady Liberty, quizás el monumento más conocido de Estados Unidos.

Para los neoyorquinos, además, la apertura de la corona significa una vuelta a la normalidad después de que fuera cerrada al público después de los ataques terroristas contra las Torres Gemelas.

Desde las ventanas del lado izquierdo de la corona, se divisa una buena instantánea de Manhattan, pero en ella, a diferencia de hace ocho años, ya no hay ni rastro de los que eran los edificios más altos de la ciudad hasta 2001.

El acceso a la corona será por grupos de no más de diez personas a la vez, que contarán con un guía a lo largo de la visita. Se calcula que ese famoso rincón podrá acoger unas 30 personas por hora, elegidas por sorteo. El monumento permanecerá abierto durante los dos próximos años y después se cerrará al público para realizar una remodelación más completa y a largo plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>