La alhóndiga de Granaditas.

guanajuato

El 28 de septiembre de 1810, Miguel Hidalgo se lanza con su precario ejército sobre la ciudad de Guanajuato.

La anécdota cuenta que la población fiel a la corona española, temiendo el asalto a la ciudad, se refugió en la Alhóndiga.

Ahí el ejército realista resistió a la turba encabezada por Hidalgo y Allende hasta llegar a un punto en que no era posible la victoria para ningún bando.

El minero Juan José Martínez El Pípila tomó una loza de piedra sobre sus espaldas como escudo e incendió la puerta, con esa fortaleza cayó la ciudad.

La Alhóndiga ocupa un área de casi 5 mil metros cuadrados, fue utilizada como almacén de granos, cuartel militar, y prisión. Actualmente alberga al Museo Regional de Guanajuato.

En sus paredes puedes ver las huellas de los barrotes y la museografía de sus salas te lleva por la historia de la ciudad. Guanajuato es una ciudad para recorrerse caminando.

En la explanada de la alhóndiga se llevan a cabo grandes conciertos, en especial en el Festival Cervantino, cada octubre.

Acompaña la caminata con el libro Los pasos de López de Jorge Ibargüengoitia, que plasma la ciudad y desmitifica a los héroes de la Independencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>