Pescar tiburones en la isla del Jabalí

pescado

En el extremo sur de la provincia, allá donde el mapa se hace finito y se estrecha junto al mar, no espere encontrar los chanchos salvajes que insinúa el nombre de esta isla de 15 km de largo por 6 de ancho.

No, aquí lo que abundan son los tiburones en todas sus variedades: pinta roja, bacota y escalandrún (los hay de 130 kilos y 2.50 metros de largo), martillo, cazón grande y gatopardo.

Gracias a su forma de pozo y a una corriente cálida de Brasil, junto a las costas de la bahía de San Blas -dentro de la isla- también nadan corvinas, lenguados, róbalos, brótolas y congrios, entre otras especies de peces. El llamado Paraíso del Pescador es también un lugar poblado de misterios, historias de corsarios y leyendas de tesoros escondidos.

Pero no son pocos los que lo eligen para bañarse en sus playas de aguas cálidas, toda una curiosidad en medio de la estepa patagónica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>