Plaza Chimalistac, Distrito Federal.

plaza

La avenida Insurgentes, esquina con Miguel Ángel de Quevedo, es el punto de inicio de un relajado paseo familiar dominical; sobre esta última puede dejar el automóvil y empezar la caminata.

A principios de la época colonial, Chimalistac era propiedad de Juan de Guzmán Ixtolinque, quien tenía en estos terrenos una gran huerta que fue vendida (dos terceras partes) a los carmelitas, al fallecer. Con esta adquisición, los frailes ampliaron los terrenos pertenecientes al convento de El Carmen (San Ángel), al paso del tiempo una parte de la huerta se fraccionó y fue vendida, formándose lo que actualmente conocemos como la colonia Chimalistac. Por fortuna, esta zona conserva —al igual que San Ángel— su aspecto pintoresco, debido a que los vecinos mantienen el uso tradicional de materiales como la cantera, madera y piedra volcánica en el diseño de sus casas, sumado a la vegetación y calles empedradas que logran preservar en conjunto el espíritu apacible de esta zona de la ciudad.

Nos adentramos por la calle de Chimalistac, y antes de acceder a la plaza, lo invitamos a conocer el monumento al general Álvaro Obregón, ubicado en un amplio jardín conocido como el Parque de la Bombilla.

Cómo llegar:
Sobre Av. Insurgentes, en la estación La Bombilla del Metrobus. Atravesar la avenida en dirección al Parque La Bombilla, donde se encuentra el Monumento a Obregón. Caminar sobre Av. de la Paz, hasta llegar a Av. Miguel Ángel de Quevedo.

Por el Sistema Colectivo Metro, en la estación Miguel Ángel de Quevedo de la línea 3 Universidad-Indios Verdes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>