Fredericksburg.

fredericksburg

Tres cosas son importantes para conocer Fredericksburg. La primera es llegar temprano, la segunda, tomar un mapa de la oficina de turismo local y la tercera, llevar unos buenos tenis.

Aquí, básicamente se viene a caminar, puedes visitar  el Museo de Nimitz de la Guerra del Pacífico (www.nimitz-museum.org), establecido aquí por el almirante del mismo nombre, quien nació en este lugar y fue la principal autoridad de los submarinos de guerra. El museo está dotado de una galería especial de Georges Bush con artefactos y cañones.

Lo más sorprendente es un submarino enano que utilizaron los japoneses para atacar Pearl Harbour.

La siguiente visita es  al Museo de los Pioneros (www.pioneermuseum.com), un auténtico homenaje al vintage de este lugar. Además de objetos de cocina, musicales y de casa, se conservan las construcciones originales en el jardín trasero del lugar, de los primeros pobladores del pueblo: desde la Casa y Tienda de Kammlah hasta la llamada Cabaña Walton-Smith.

De camino a  tu siguiente punto, hacemos un par de escalas. En la Main St., la calle principal del pueblito, febrero y marzo son agradables en cuanto al clima. Entonces entras a las tienditas de conservas y comprar de todos los productos locales.

Hora de la comida y el lugar especializado es el Brewing Company (www.yourbrewery.com), restaurante, hotel y fábrica de cerveza. El menú incluye el clásico sándwich bratwurst y de postre un strudel de manzana.

Bueno pues cada semana ofrece un menú diferente de esta bebida como la Peace Pipe Pale Ale; la Pedernales Pilsner o la Pioneer Porter, en la lista figuran cinco tipos y puedes degustar todas. Otra cosa que no puedes dejar de comer son los duraznos. Llévate algún insumo que se elabore con ellos, Fredericksburg, es el mayor productor de esta fruta en Texas.

Para terminar el día feliz, un lugar increíble es el Wildseed Faros (www.wildseedfarms.com), una granja de producción de flores silvestres que guarda en su interior un mariposario y sala de té.

No creas que por ser chiquito aquí no hay diversión, la noche deberás cerrarla con la visita al Hondo’s, localizado en la Main St., en el número 312 W. Aquí a partir del jueves hay música en vivo con grupos de country, jazz y blues. Cóver 10 dólares.

Un domingo lo puedes  dedicar a hacer un tour por los viñedos, pero antes, vamos a desayunar al Hill Top Cafe (www.hilltopcafe.com), un restaurante tipo cabaña antigua y con mesas de manteles a cuadros. Tiene los mejores huevos revueltos con salchicha de todo Texas y unos muffin de cereza, deliciosos. Desayuno por persona desde 31 dólares aproximadamente.

Salimos a los viñedos, pero antes que se me olvide, debes rentar un auto en San Antonio, Dollar Rent A Car (www.dollar.com), es una buena opción. Los viñedos, que son cerca de 30, están a 20 minutos de Fredericksburg. Todos ofrecen degustación, recorrido por los campos y tienda. Uno de los más representativos es Becker Vineyards (www.beckervineyards.com ). Ellos además tienen campos de lavanda y fabrican productos de belleza con esta planta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>