Europa: guía para primerizos

europa

  • El pasaporte. Es indispensable tener un pasaporte que esté vigente a la fecha de su viaje. Asegúrate de que la fecha de expiración del mismo sea de seis o más meses, tomando en cuenta la fecha del regreso.
  • La extensión territorial. Europa es un continente compuesto por 49 países, un territorio inmenso de múltiples culturas e idiomas. A tales efectos, a la hora de decidir el alcance del viaje es recomendable considerar cuidadosamente una variedad de detalles.
  • El presupuesto para tus vacaciones. Es imprescindible detallarlo tomando en cuenta los cambios de moneda. El euro y la libra de esterlina, por ejemplo, son dos monedas más fuertes económicamente que el dólar. Consecuentemente, el costo de los productos o servicios es mayor en comparación con el dólar. Por esto, es preferible que tu paquete de vacaciones incluya todos los desayunos, comidas y el máximo de las excursiones o visitas panorámicas.
  • La cantidad de días para disfrutar. Esto determinará el número de lugares que es razonable visitar y su costo. Si las ciudades de interés están próximas unas de las otras, mejor. Si están distantes, esto reduce el tiempo efectivo para visitas y conlleva más horas de traslados por lo que te expones al cansancio.
  • Qué países interesas visitar y dónde son necesarias las visas. Por lo general se ofrecen circuitos entre países cercanos, eso le permite más tiempo de disfrute. Si interesas países muy distantes entre si, lo recomendable es que te traslades por la vía aérea, pero esto aumenta los costos. Algunos países requieren visas o vacunas a los turistas. Tu agente de viaje le puede informar sobre los países que las requieren.
  • Epoca del año. Esta consideración es vital por los preparativos de ropa y cantidad de visitantes en el destino. Por ejemplo, la ropa requerida para un invierno en Europa es pesada y voluminosa. En verano es lo contrario. Por otro lado, la época del año también determina la cantidad de visitantes que viajan a esos destinos. El verano es la época más concurrida. En primavera u otoño viajan menos turistas y las condiciones climáticas son más agradables.
  • Idiomas. Si tienes pleno conocimiento de idiomas como inglés o francés, por ejemplo, no deberás tener problemas. La comunicación clara siempre es importante. Por esta razón, es recomendable seleccionar una excursión que se adapte a sus conocimientos idiomáticos.
  • Excursiones en inglés. Puedes viajar con personas o en excursiones que sólo se hable inglés. Si lo dominas tiene más oportunidades de visitar lugares históricos o tomar excursiones en Inglaterra, Francia, Noruega y hasta en Rusia, pues la demanda y oferta es mayor en ese idioma.
  • La ayuda de un agente de viajes. Lo conveniente en un primer viaje a Europa es ir en un grupo organizado por un agente de viajes establecido y reconocido en la industria. Organizarlo todo por tu cuenta es una determinación personal que pudiera ser arriesgada si ocurren imprevistos como cancelaciones de vuelos o de reservas en hoteles. De inmediato no tendrás a quién reclamar para resolver la situación.
  • Si prefieres la excursión en español. Informa sobre esto a tu agente de viajes, esto no representa ningún problema para viajar por toda Europa.
  • Condiciones especiales. Si tienes alguna condición de salud que te impida subir escaleras o caminar por superficies irregulares o inclinadas debes saber que no todas las ciudades y lugares turísticos a visitar son accesibles para personas con impedimentos de mobilidad o respiratorios. En ocasiones se visitan ruinas, lugares de gran valor arqueológico o edificaciones construidas hace siglos en los que no hay rampas ni elevadores que faciliten el acceso a estas personas.
  • Claustrofobia. Si temes estar en lugares encerrados, o donde hay una gran aglomeración de personas, tómalo en consideración antes de comprar una excursión. Para la mayoría de las personas esto pasa desapercibido, para otros, pudiera ser una gran incomodidad y angustia.
  • Dietas. Si eres diabético o requieres algún menú vegetariano, diabético o padeces de alergias es indispensable que lo dejes saber a tu agente o guía para que se tomen las medidas necesarias sin sacrificar tu alimentación o poner en riesgo su salud. En todas las ciudades hay restaurantes que podrían adecuarse a esta situación. Recuerda que puedes solicitar comidas especiales a la línea aérea en la que viajes.
  • ¿Sólo o acompañado? Generalmente los costos en las excursiones están basados en ocupación doble. La ocupación sencilla requiere un pago adicional o suplemento. Hay personas que están disponibles para ocupar una habitación doble con alguna otra persona que también esté dispuesto a compartir el cuarto aunque no se conozcan. Esta práctica pudiera reducir los costos de tus vacaciones, pero también las pudiera echar a perder si no hay compatibilidad y armonía con tu compañero(a).
  • Viajar con envejecientes o personas que tienen algún tipo de impedimento físico que limite la movilidad. Esta situación no representa una limitación si se hacen a tiempo las coordinaciones necesarias con su agente de viajes.
  • Seguros de viaje. Luego de planificar todos los gastos y condiciones de tus vacaciones, es altamente recomendable que compres un seguro que cubra cancelaciones o atrasos de vuelos, problemas con el recibo o pérdida de equipaje, visitas al doctor, hospitalización y otros imprevistos.
  • Lista de cotejo. Prepara una lista en la que incluyas todo los artículos y accesorios necesarios para la duración del viaje. Esto es, desde las medias y zapatos, hasta los accesorios para el cabello. La lista debe incluir, además, los accesorios importantes, cámara, baterías, memoria digital adicional y convertidor de voltaje, entre otros.
  • Las medicinas. Este es un tema muy relevante a incluirse en la lista de cotejo, en especial, para los viajeros que requieren medicamentos regularmente. Por eso lo destacamos como tema separado. Debemos tener en mente que con frecuencia llamamos a los medicamentos por los nombres de marcas, por ejemplo, Tylenol o Zocor, entre otros. Es importante solicitar a tu médico o farmacéutico que te diga el nombre bioequivalente de tus medicamentos. En el caso del ejemplo anterior, serían Acetaminofén o Simvastatin. La lista de medicamentos por marcas no es recomendable, pues en el mercado europeo pudieran no estar disponibles ni ser reconocidas.

    Se recomienda llevar un suministro de medicinas para varios días adicionales, por si ocurren atrasos en el viaje de regreso.

  • Copia de los documentos. Ten disponible fotocopias de todos los documentos importantes para el viaje. A saber, los pasaportes, confirmaciones de vuelos, itinerarios del recorrido, nombre de los hoteles, entre otros.
  • Bulto, cartera o maletín de mano. Lleva un bulto de mano donde puedas guardar los documentos originales y las copias importantes en todo momento, así como las medicinas que habitualmente utilizas y el dinero. Guarda una copia adicional en la maleta, como un plan de contingencia.
  • Sólo una maleta por persona. Es recomendable limitar tu equipaje a una sola maleta. Así lo recomiendan los agentes de viajes por la conveniencia en el manejo de equipajes en aeropuertos, autobuses y hoteles.
  • Duerme durante el vuelo. Generalmente los viajes a Europa son nocturnos. Por consiguiente, el día y las horas previas al viaje se recomienda que sea activas, de manera, que al ocupar tu asiento para el largo vuelo de casi ocho horas, puedas dormir el máximo de tiempo por cansancio o por conveniencia.
  • Procura caminar y estirar las piernas periódicamente en el avión. El viaje pudiera parecer más largo de lo que es si permaneces quieto las ocho horas de la travesía.
  • Alerta mental. El descanso y dormir también te ayuda a mantener tu agilidad mental. Te servirá para resolver o atender con agilidad situaciones imprevistas y para tener mejor control de tus pertenencias y maletas. Lamentablemente, algunos amigos de lo ajeno aprovechan el cansancio o agotamiento de los viajeros para hacer sus fechorías. Parte de su “arte” es simular ser otro viajero, lo que facilita la interacción y apropiación de todo lo que quede desatendido un par de segundos.
  • Los aeropuertos en Europa son grandes y congestionados. Los aeropuertos de Madrid y Londres son enormes y complicados, con terminales para viajes internacionales y otros para viajes domésticos. Los aviones llegan por un terminal y las maletas pudieran ser entregadas en otro lugar. Por esta razón, estos disponen autobuses o trenes internos que sirven para el traslado de pasajeros de un lugar a otro del aeropuerto y para recoger el equipaje. Se recomienda que te mantengas en grupo y con tu guía en todo momento. Las distracciones o separarte en un aeropuerto inmenso como los mencionados provocaría complicaciones, atrasos y otras dificultades personales y al grupo.
  • Tarjetas de teléfono prepagado. Deberías activar tu teléfono para las llamadas internacionales. Por medio de estas tarjetas o al activar tu teléfono celular para llamadas internacionales se puede mantener comunicado con sus familiares o compañeros de grupo. Claro, el costo por minuto del móvil es mucho mayor.
  • Euros:. Muy conveniente si llegas a tu destino y quieres compar una botella de agua o un café que te ayude a despertar luego del largo viaje. Generalmente, los dólares no son aceptados, sólo para intercambio con la moneda local.

Si tomas en cuenta estas guías en el proceso de planificar su viaje, es probable que menos asuntos queden sin atender o ser evaluados. No son guías para hacer un viaje perfecto, pero les pueden ser de utilidad para sacarle el máximo de provecho a esas vacaciones añoradas en Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>