Equilibrista por un día.

Si la montaña rusa te da miedo, entonces espera a encontrarte una cuerda floja, un puente que resulta ser un camino entre columpios y demás obstáculos que te obligan a explotar toda tu destreza mental y física.

Este canopy es una experiencia de altura ubicado a una hora y media de Mazatlán, y a una hora de Cosalá, en la comunidad de Vado Hondo.

Lo que más llama la atención de esta actividad, además de sus tirolesas largas, son sus puentes colgantes que ponen a prueba el control que cada individuo tiene de sus miedos.

El primer reto es un puente sin pasamanos, sólo algunas cuerdas bajo tus pies que se entrelazan. Si en un momento del cruce empiezas a escuchar música de circo, tendrás toda la razón para sentirte un equilibrista.

Mientras todo se sigue moviendo bajo tus pies, los compañeros de reto estarán apoyándote.

Cada vez que alguien cruza es el momento para aplaudir y echarse porras entre todos. Cuando logres atravesar el primer reto encontrarás una especie de columpio a casi 20 metros de altura.

Pisar el primero no tiene gran ciencia, el problema inicia cuando quieres pasar al siguiente, porque cada micropaso hace que se muevan los demás. Mientras más dudes más complejo se vuelve el asunto, así que camina seguro, sin miedo y cuidando los dedos de las manos para evitar un “apachurrón” con la polea.

Finalmente te espera una cuerda floja, pero eso ya es pan comido después de lo que viviste, sólo debes seguir caminando derecho y controlando tu respiración.

Los guías te sujetan de una línea de acero de la que te puedes sostener para no perder el equilibrio.

No te espantes. Si alguien se cae, el cable lo sostendrá, incluso cualquiera podría atravesar colgándose del cable de acero, dejando que las poleas hagan el trabajo, pero ese no es el chiste, lo que vale es el esfuerzo, controlar tu temor a 20 metros de altura mientras te concentras para coordinar pies, brazos, rodillas y hasta tu respiración.

El canopy de Vado Hondo definitivamente se ve triste en época de secas, por lo que se recomienda ir después de la época de lluvias, cuando toda la vegetación está en su mejor momento y las cascadas tienen vida.

Esta actividad es apta para mayores de ocho años. No se recomienda a personas con obesidad.

El precio es e 150 pesos por persona. Para mayores informes y reservaciones llama al 01 669 940 8687. Más recorridos en: www.senderomexico.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>