Bares del centro de Tijuana

La experiencia: Además de probar mezcales de sabor en La Mezcalera (menta, maracuyá y café, o el puro llamado Tobala), disfrutamos su prendido ambiente y su simpática decoración, con foquitos de Navidad, elementos estilo Frida Kahlo y lámparas hechas con rayadores de quesos.

Conocimos también gente franca y divertida, como a los dueños de La Casa de la 9 (precisamente en la calle 9), quienes nos ofrecieron tés exóticos y nos mostraron la acogedora sala donde organizan exposiciones temporales de arte independiente. Este lugar es más café que bar, pero abre hasta tarde y tiene un carácter relajado y hogareño que ya quisieran algunas cafeterías de cadena (ya sabe a qué nos referimos).

Una opción más tradicional es el Dandy del Sur, también sobre la sexta. Abrió en 1957 y aún funciona como cantina, de las que hasta la fecha tienen más público masculino que femenino. La música sale de una rocola, así que se escucha desde Nortec (tecno del norte, el gran género oriundo de Tijuana, que fusiona música electrónica y ritmos norteños como la tambora) hasta Paul Simon, pasando por las tradicionales rancheras “cortavenas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>