La Ciudad de Campeche.

Urbe amurallada y antiguo puerto estratégico que hacía posible el intercambio de mercancías entre la Nueva España, el Viejo Mundo y el resto de América. Los planes portuarios de los Montejo, familia que se dio a la tarea de la conquista de la península de Yucatán, convirtieron a Campeche en una importante villa comercial de la que salían cera, palo de tinte, miel, sal, maíz y mantas de algodón.

A la vez, llegaban de España armas, productos de hierro, plata, porcelana, trigo, aceite y vinagre.

Asimismo, la ciudad vivió siglos de asaltos a manos de célebres filibusteros; fue atacada sistemáticamente por varios piratas, destacándose Laurent Graff o “Lorencillo”, de quien se dice se llevó hasta las puertas y ventanas de las casas en 1685, razón por la que los colonos españoles convirtieron a Campeche en una de las urbes amuralladas más imponentes del territorio americano, dotada de un riquísimo legado en su interior, conformado por templos, plazas y elegantes casonas estilo español que aún se conservan hasta nuestros días y son la razón de que esta ciudad se haya declarado Patrimonio de la Humanidad.

Campeche conserva sus diferentes barrios que han existido desde su fundación como el de San Román, donde habitaron los aztecas traídos por los españoles para conquistar la península; el de San Francisco, donde se desarrolló originalmente el puerto prehispánico de Ah Kin Pech; y el de Guadalupe, que fue en sus inicios la prolongación del anterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>