Mazunte, Oaxaca.

Mazunte que en náhuatl significa “Te pido por favor que desoves”, es una pequeña bahía de un kilómetro de extensión en las costas de Oaxaca. Una playa rodeada de montañas que provocan la sensación de estar en un paraíso escondido de la civilización y el caos del mundo moderno.

Al atardecer las olas del mar azul oscuro golpean violentamente contra las rocas que encierran la bahía y su espuma blanca acaricia la arena fina de tonos grisáceos. Por las noches Venus, acompañada de millares de estrellas, alumbra tenuemente el mar y a los pequeños cangrejos que corren por la playa en busca de alimento. Otra versión para el nombre de esta población se debe en parte a estos pequeños crustáceos, ya que los pobladores de lugar llaman Mazunte a un cangrejo color azul típico de la localidad que por mucho tiempo formó parte de su dieta.

Su comida, llena de color, de sabores que nunca se olvidaran. Recién sacados del mar, los pescados y los mariscos son manjares divinos. El lenguado y el pez aguja, así como enormes camarones y pulpos son los principales platillos que se ofrecen, preparados con salas a base de ajo o chile, siempre acompañados de arroz blanco y ensalada de col.

A pesar de que el pescado es el alimento principal de esta zona, es curioso que en el pueblo hay muchos restaurantes italianos y argentinos. Pero tampoco es de extrañarse, ya que el lugar está lleno de extranjero y con las maravillosas playas que tiene, no me sorprende que algunos de ellos se queden a residir en el pueblo; pero la mayoría son sólo turistas. A lo largo de toda la semana he escuchado distintos idiomas; francés, mucho italiano, ingles por supuesto y de vez en cuando alemán.

Mazunte es una comunidad muy pequeña, un pueblo de apenas cinco calles y que cuenta con 544 habitantes. Las personas con las que te encuentras en este lugar son tan diversas que sería imposible generalizar. Los habitantes nativos del lugar, con rasgos típicos mexicanos y la piel muy bronceada. También están los extranjeros que se han quedado y por supuesto los hippies; de estos la mayoría no son originarios de Mazunte, sino jóvenes que en algún momento vinieron de vacaciones y decidieron quedarse a vivir en estas paradisíacas playas.

Su arena negra, que obtiene esta tonalidad debido al fósforo. Esto se puede ver en especial en playa Mermejita, que se encuentra cruzando Punta Cometa. Ahí la arena es mucho más fina y limpia que de este lado del risco, ya que es una playa más virgen, sin embargo la arena es mucho más oscura.

Una playa cercana a Mazunte, llamada Ventanilla en donde hay un gran proyecto de conservación de tortugas. Esta playa se encuentra a dos kilómetros de Mazunte, es completamente virgen, con excepción de unas pocas familias que viven ahí y luchan por conservar el ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>