Atracciones en Tlalpujahua

SANTUARIO DEL CARMEN

Llegar al corazón del pueblo implica acceder por una escalinata, y encontrar el Santuario del Carmen, antes dedicado a los santos Pedro y Pablo. Su construcción data de la primera mitad del siglo XVII, su portada de estilo barroco luce dos cuerpos y un remate que termina en un pináculo. Los cuerpos están surcados por calles que resguardan figuras religiosas en sus nichos. El altar mayor ostenta la Virgen del Carmen pintada en adobe. Fue redecorada el siglo pasado bajo la dirección del artesano Joaquín Orta Menchaca, ahora luce una composición ecléctica compuesta de nichos góticos, marcos de puertas lobulares y flores que aparecen entre tapices, además de encajes que cubren muros y bóvedas.

CONVENTO DE SAN FRANCISCO

Es otra de las joyas arquitectónicas del siglo XVII de sobrio estilo barroco, ahí vivió y murió el célebre poeta novohispano fray Manuel Martínez de Navarrete, de quien se exhibe una efigie en el patio central del convento.

RUINAS DEL CARMEN

Ubicadas al oriente del pueblo; son los restos de la primera iglesia de Tlalpujahua consumida en el incendio de 1939. Sólo se salvó la imagen de la Virgen que ahora luce en el altar mayor del Santuario del Carmen.

IGLESIA DE SANTIAGO PUXTLA

Con un panteón como preámbulo, la Iglesia de Santiago Puxtla, del siglo XVI, es una sencilla construcción que originalmente se destinó a los indígenas. Ahora es frecuentado por los vecinos, y una de sus principales fiestas es el día de muertos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>