Crucero Epic

El crucero Epic, que recientemente ha entrado en servicio, representa la nueva generación de estilo libre y casual Freestyle Cruising. Es el barco más grande de la Compañía Norwegian Cruise Line (NCL), con 329 metros de eslora, 153 mil toneladas, 19 cubiertas y con capacidad para 4 mil 100 pasajeros, atendidos por una tripulación de mil 728 personas, provenientes de 50 países.

Epic es una ciudad flotante, cosmopolita y multicultural, donde se encuentran numerosos atractivos y un ambiente alegre y relajado.

NCL tiene 42 años de experiencia marítima en cruceros, surca todos los mares y se ha enfocado en un estilo innovativo Freestyle Cruising, donde cada barco tiene su personalidad y donde también la atención es personalizada, usted es dueño de su tiempo y de cómo vivir sus vacaciones.

El estilo Freestyle Cruising le da la oportunidad de disfrutar de manera relajada dentro de modernas instalaciones náuticas y con la máxima seguridad a bordo. Es un estilo creativo y casual, para que cada pasajero se sienta libre de elegir cuándo y dónde desea comer, pasear o realizar alguna diversión.

No hay horarios rígidos, ni imposiciones de servicios y desembarco. Por eso Freestyle Cruising es un concepto que ha revolucionado la industria de cruceros dando a sus huéspedes una mayor libertad y flexibilidad.

A su vez, NCL ha sido el primero en crear programas especiales para niños Kids Crew, ofreciendo actividades, juegos y menús infantiles. Ha extendido un programa de buceo en las Bahamas, “NCL’s Dive-IN”, y ha sido el primero en presentar espectáculos a la manera de Broadway. Asimismo introdujo: cafés internéticos, servicios celulares y acceso a WiFi. En sus exclusivos SPA ha ampliado sus servicios cosmética integral.

NCL ha adquirido una isla privada Great Stirrup Cay, para hacer deportes náuticos y diversas actividades, con una inversión de $20 millones de dólares que estará disponible para el 2011.

Cuando uno entra al crucero Epic, siente ese ambiente de distensión y alegría, y quiere disfrutar de todas las maravillas que ofrece este enorme barco especial.

Los itinerarios abarcan Bahamas, Riviera Mexicana, varios puertos del Caribe oeste y este, combinando cruceros de cuatro a siete días, con camarotes y servicios de variados precios.

Sin duda, el Epic ofrece un servicio especial para los niños y jóvenes, en las cubiertas tiene canchas de pelota, mesas de ping pong, área de juegos y videos, bowling, cama elástica y paredes para trepar. En Acqua Park todos se enloquecen con el gran tobogán de agua, con un embudo y tubo de 200 pies de largo, donde se pueden tirar siguiendo la fuerza centrífuga del agua. Una verdadera aventura.

A su vez, los más pequeños pueden ir a Recess, un salón con videos, juegos interactivos, manualidades, cine, danza y música. Angie es la supervisora y comenta: “Los padres traen sus niños y ellos quedan bajo la supervisión de nuestros instructores, tenemos distintas secciones, para niños de 2 a 5 años y para más grandes, todos tienen diversas actividades”.

Igualmente, para los adultos hay distintas opciones. Algunos prefieren embellecerse en el spa Mandara, con 24 cuartos equipados para masajes y tratamientos especiales. Otros disfrutan el gimnasio, con todo tipo de equipos.

Otros pasajeros prefieren el Casino y entregarse a la suerte. Amanda Otsu, peruana y experimentada croupier, explica: “Hay 29 mesas de distintos juegos y 305 maquinitas, según los gustos. Mucho para jugar y ganar.”

Las boutiques de perfumes, ropa, joyas y regalos son una tentación. La nicaragüense Angela es vendedora y comenta: “La gente aprovecha el crucero para hacer compras y regalos.”

Regalo al paladar es lo que ofrecen los 21 restaurantes y los 11 bares, con una selección culinaria muy vasta. Durante el día, muchos frecuentan Garden Café, el self service de la proa, con vista espectacular del mar.

Durante la noche, los más exigentes prefieren Le Bistro, comida francesa, en un ambiente decorado por cuadros de Chagall, Matisse y Picasso.

El Cagney Steakhouse ofrece la mejor carne al estilo Americano; para los que aman las pastas, el pintoresco restaurante La Cucina, y para los que prefieren la comida oriental: Shanghai o el restaurante japonés Teppanyaqui con ocho chef, que cocinan variados platos frente a usted.

“Nuestros espectáculos son como en Broadway” comenta Klaus Lugmaier, director de a bordo.
Y, en verdad, puede disfrutar de una cena viendo Cirque Dreams, con bellos trajes o sorprenderse con “Blue Man Group”, un espectáculo diferente. Dan Cooper, uno de los actores dice: “Es teatro interactivo con mucha creatividad luminotécnica, videos, color y bastante improvisación con el público”.

Los más nostálgicos pueden escuchar jazz y blues en Fat Cats o deleitarse con los videos de la gran pantalla del Atrium. Para el camarero hondureño Santos Fernández, “los cuartos son muy funcionales, hay `studios´ para solteros y `villas´ muy románticas para parejas o familias”.

Atardece sobre el mar, se siente un verdadero placer en este ambiente agradable, con bella decoración, delicias culinarias y numerosas atracciones. Coincidimos con el capitán del crucero, Hakan Svedung, que con 35 años de experiencia marina, afirma: “Navegar Epic es un honor y un privilegio.”

A prepararse estas vacaciones para levantar anclas y zarpar hacia el Caribe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>