Sierra de Cádiz convertida en Belen.

A punto de que empiecen las fiestas navideñas, anímate a viajar a la sierra de Cádiz, donde un puñado de pueblos se preparan estos días para convertirse por unas horas en Belén de Judea 2.000 años atrás.

El de la localidad de Espera ha sido el más madrugador, pero en los próximos días serán los belenes vivientes de Arcos de la Frontera, Medina Sidonia y El Gastor los que darán un paso atrás en el tiempo y recrearán Belén de Judea hace 2.000 años, con sus mercados, sus escribanos, sus artesanos, los oficios perdidos….

Aunque la emoción sólo dura unas horas, más de 90.000 personas se animan cada año a visitar estos belenes vivientes del interior de la provincia de Cádiz. El sábado 18 tendrás que elegir entre visitar el de Arcos, declarado de interés turístico y en el que participan 400 actores, y el de El Gastor, donde además se llevará a cabo un mercadillo con degustación de chacinas y dulces. El domingo 19 la cita será en la localidad de Medina Sidonia, representado por unos 700 vecinos.

Si optas por el belén viviente de Arcos, compuesto por unas treinta escenas, la mejor opción para no perderte detalle es adentrarte en las callejuelas de la villa y sentir el calor de las hogueras, los aromas de antaño y cómo los figurantes le dan vida a toda una época en torno al nacimiento del Mesías. Aquí hasta el Niño Jesús es un recién nacido. La representación empezará a las seis y media de la tarde y concluye oficialmente a las once y media de la noche, aunque hasta pasada la madrugada todos los rincones del recinto monumental serán un continuo ir y venir de visitantes que quieren disfrutar de la belleza del pueblo, de la magia que aportan la noche y sus personajes.

El de Medina Sidonia ha ampliado este año su recorrido superando el kilómetro de longitud y recorre las tres puertas de entrada a la ciudad vieja: el arco de la Pastora, de origen árabe, y las puertas del Sol y de Belén. La recreación empezará a la una del mediodía y se prolonga hasta las 8 de la tarde. Todo un espectáculo efímero, que despertará tu admiración por la implicación de sus gentes, que ceden enseres y locales y participan activamente en una representación que te hace transportarte en el tiempo.

En El Gastor, cuyo belén comenzó a representarse en 2005, son 200 los actores que participan en él. La cita es a las cinco de la tarde y se extenderá hasta las diez de la noche. Días después, el 26 de diciembre, la localidad también celebra la Fiesta del Polvorón en la que el pueblo se reúne en torno a una hoguera y comparte villancicos y polvorones hasta bien entrada la noche.

Los belenes vivientes son la excusa perfecta para descubrir este rincón de Andalucía que esconde algunos de los pueblos más bonitos de España, como Arcos de la Frontera, cargado de historia y con su inconfundible silueta encaramado en lo alto de la peña sobre el río Guadalete.

Si en Medina Sidonia, situada en el centro de la provincia de Cádiz y dentro de la Ruta del Toro, es su impronta romana, árabe y medieval su seña de identidad, en El Gastor -conocido como el balcón de los pueblos blancos y atractivo por sus monumentos megalíticos y su fiesta del Corpus Christi, de interés turístico – y en Espera es su urbanismo, tan típico de los pueblos serranos.

En Espera es cita obligada su molino de aceite que fue la antigua Casa de la Cilla o de los Diezmos, el castillo de Fatetar o la ermita que alberga el Cristo de la Antigua. Cuenta además el pueblo con un Museo Arqueológico dedicado al mundo funerario ibero-romano, el yacimiento de Esperilla con vestigios que se remonta a más de 3.000 años y la antigua ciudad romana de Carissa Aurelia, situada a unos siete kilómetros de la localidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>