Egipto musulmán

Los egipcios se molestan un poco de tanto turista fanático de los faraones y del poco interés por su cultura propia.

Tienen razón, el aporte musulmán a esa tierra es monumental. Tienes que ir a la ciudadela de Salah al-Din al menos. Cientos de musulmanes acuden ahí a rezar a la hora de la oración, cada uno tiende su alfombrita y se orienta hacia La Meca.

Los que no tienen tiempo, se inclinan en cualquier lugar donde los sorprenda el llamado a oración y hasta sin él, de puro fieles que son.

La Ciudadela fue construida en los siglos XII y XIII y en su interior hay museos, colegios y varios templos, entre ellos el más impactante es la mezquita de Mohammed Alí. Lo levantaron en una colina que domina la mayor parte de la ciudad.

Deberías ir por la tarde para tener tiempo a desayunar a bordo de las embarcaciones con vela latina, falúas le dicen algunos, que navegan el Nilo desde tiempo inmemorial y continúan haciéndolo con varios propósitos. Uno de ellos es el de trasladar turistas que aguardan en la ribera, en la zona hotelera.

Es una de las mejores maneras de apreciar la parte más moderna de El Cairo y la isla de Rodas. Eso sí, si ves pasar un tronquito por el agua no intentes tomarlo, no es frecuente pero podría ser un cocodrilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>