San Luis Potosí

La capital del estado resulta un buen destino para conocer sus tesoros arquitectónicos, ahora como Ciudad Luz, en sus principales edificios y plazas hay un ambiente renovado y atractivo que realza la belleza de esta ciudad.

Corría el año de 1910, no sólo se llevarían a cabo las famosas y esperadas elecciones en las que Díaz había prometido dejar el poder en manos de quien ganara, también se celebraría el Centenario del inicio de la Independencia. Los ojos del mundo estaban puestos en nuestro país y Díaz no podía permitir que nada estropeara sus planes. Madero se encontraba en Monterrey, en junio de ese año, como parte de su campaña electoral. Ahí fue aprehendido, se le iniciaba proceso por los delitos de rebelión y ultraje a las autoridades. Fue llevado a la cárcel de San Luis Potosí donde quedó incomunicado.

La penitenciaria de San Luis Potosí fue inaugurada en 1904 como parte de los festejos de dicho Centenario, en una de las crujías, estaba Madero oculto y silenciado. Díaz no imaginó que dentro de esas paredes se inspiraría para escribir el Plan de San Luis, el cual dio inicio a la Revolución Mexicana y puso fin al Porfiriato.

En 1999 la cárcel potosina dejó de funcionar, y en 2008 reabrió bajo el nombre de Centro de las Artes con el fin de fomentar la formación y creatividad de los futuros artistas en artes visuales, escénicas, música, danza, literatura y arquitectura. Para el Centenario de la Revolución, este edificio se convierte en símbolo de festejos nacionales. Su antigua estructura en forma de estrella, sus ocho crujías y patios arbolados, espacios de reclusión y castigo, ahora son rincones de creación y aprendizaje; sólo la pequeña celda donde Francisco I. Madero permaneció cautivo, del 22 de junio al 22 de julio de 1910, permanece intacta y da lugar al museo de sitio.

La penitenciaria de San Luis Potosí al igual que el Palacio de Lecumberri fueron los símbolos arquitectónicos del codiciado progreso porfirista; sus construcciones tienen los conceptos de vanguardia: la panóptica, en la cual se requería un dominio visual y un acceso controlado a todos los espacios. Fue así como la inauguración de este tipo de instituciones formaron parte de los festejos del Centenario de la Independencia.

Los sitios que no debes de olvidar visitar en San Luis Potosí

1. Centro Histórico. Es la mejor manera para conocer la riqueza arquitectónica potosina: la Plaza de Fundadores y la Catedral, la Plaza de Armas con sus teatros y museos, la Plaza de Aranzazú y su bella capilla, la Plaza del Carmen con su buen ambiente.

2. Parque Tangamanga. A las afueras de la ciudad, se ubica este parque donde tendrá la oportunidad de andar en bicicleta, visitar el lago artificial, ir al planetario; o bien, caminar entre los árboles y descansar bajo su sombra.

3. Laberinto de las Ciencias y Artes. Bajo un concepto bioclimático y autosostenible, en el patio central se distribuyen cinco salas temáticas en las cuales podrá interactuar con el arte y la ciencia; tiene también un observatorio y un espacio para animales. Es un buen sitio para despertar la imaginación y las emociones.

4. Santa María del Río. Famoso por su gran trabajo en la manufactura de rebozos de seda. No pierda la oportunidad de visitar la escuela del rebozo y adquirir una pieza única. A sólo 49 kilómetros de la capital potosina.

5. Mexquitic. Uno de los poblados más antiguos del estado, ahí le espera la Presa Alvaro Obregón para remar o pescar. Si quiere hacer tirolesa, gotcha, escalada en muro o simplemente pasar un rato agradable, la opción es el parque de diversiones Quiqueland.

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>