Isla del Coco, Costa Rica.

La isla del Coco es un bouquet verde y exuberante en medio del océano, descubierta por el piloto españoles Joan Cabezas en1526. Gracias a sus árboles de palma y abundante agua potable, esta isla oceánica se ha convertido en un lugar de renombre en el mundo entero. Durante los siglos 17 y 18 fue una guarida excelente para los piratas, que florecieron el las costas pacíficas de la América Española.

Esta isla se encuentra localizada aproximadamente 500 kilómetros fuera de la costa pacífica de Costa Rica, y se cree que existen varios tesoros escondidos dejado por antiguos bucaneros entre 1684 y 1821.

Además de las riquezas materiales este lugar es único por su flora y fauna, marina y terrestre.

Científicos y naturalistas de todo el mundo utilizan esta isla como una estación de investigación permanente, convirtiéndola en un laboratorio biológico de los más grandes del mundo.

Hasta la fecha se han logrado identificar 97 especies de aves, de las cuales tres son autóctonas de esta área, así como dos especies únicas a la isla de reptiles y 20% de los insectos no se encuentran en ningún otro lado.

La vegetación predominante incluye grandes árboles endémicos, asi como helechos y coníferos.

Aves como el Cuckoo y el AtrapaMosca de la Isla del  Coco viven entre otros animales mas comunes como felinos, cerdos y venados.

La costa rocosa se encuentra rodeado por acantilados de hasta 183 metros de altura y está lleno cavernas acuáticas, rodeadas de agua increíblemente transparente rica en vida silvestre.

Los tiburones abundan por doquier, especialmente gigantescos tiburones martillo, pero también son comunes los aletas blancas y se han visto hasta tiburones ballena en las cercanías. Otros especimenes del mundo marino que habitan estas islas son mantas, delfines, atún y dorado.

La Fortuna de San Carlos, Costa Rica.

Usualmente conocido simplemente como La Fortuna, el pueblo de la Fortuna de San Carlos es la entrada al magnificente Volcán Arenal. No se debe confundir con un pueblo del mismo nombre a 70 Km. al noroeste de aquí. La Fortuna de San Carlos esta localizada en la provincia de Alajuela y conecta el área del Volcán Arenal con el bosque nubloso de Monteverde y Santa Elena y las tierras bajas del norte del país.

La Fortuna, un encantador y tranquilo pueblo de fácil acceso desde la capital San José, ofrece un espectacular escenario del Arenal, el volcán mas activo de Costa Rica. El volcán Arenal esta asentado a unos 10 kilómetros del pueblo y de una época para acá expide huno y cenizas regularmente, convirtiéndose en la mayor atracción turística del país y que se debe tener en cuenta.

En particular en los últimos cinco años, La Fortuna se ha convertido en un pueblo bastante activo. De cualquier modo, existen muchos alojamientos, hoteles y resorts que se ajustan a todos los presupuestos. Algo que se debe hacer cuando se está en La Fortuna es probar los sorprendentes resorts spa alrededor del volcán. Cuando esté en el pueblo trate de alojarse en el área de la plaza principal, ya que los hoteles aquí ofrecen una espectacular vista del Volcán Arenal a lo lejos. En un día despejado usted tiene la oportunidad de ver eructar el volcán y si desea puede esperar el atardecer cuando el Arenal tiene un show brillante con rocas rojas brillantes que ruedan hacia abajo por sus lados.

Además del volcán este pueblo tiene muchas otras atracciones como la Catarata de la Fortuna, una refrescante caída de agua que cae de una vertiginosa altura de 70 metros. Una cosa maravillosa digna de verse y una encantadora caminata corta que da la oportunidad de retratar uno de los mejores momentos en esta preciosa cascada.

Otra atracción clave y muy cercana son los hot springs del área, donde uno puede relajarse y calmar los nervios después de unas vacaciones fatigantes. Situado dentro de un maravilloso verde exuberante, raras orquídeas, y una estupenda caída de agua esta el Tabacon Hot Springs uno de los que ofrecen la mayor gratificación para aquellos que desean algo de paz y silencio.

Esta región del país ofrece muchas cosas para los que aman el aire libre. Kayak en aguas claras, rafting, excursiones a pie, piragüismo, pesca, cabalgatas y canopy tours son solo algunas de las muchas actividades que uno puede disfrutar mientras se esta aquí.

Museo Casa Wiechers Villaronga, Puerto Rico.

museo

Esta casa también fue diseñada por el arquitecto Alfredo Wiechers y data de 1912. Su construcción estuvo en las manos del ingeniero Elías Concepción. La familia Villaronga Mercado compró la casa en 1918.

Desde la calle Reina esquina Méndez Vigo se puede contemplar la belleza de la casa pintada en un rosa guayaba con ornamentos en blanco. Como está en la esquina exhibe lo que denomina como un chaflán o proa de crucero. Es un redondel que se levanta desde el suelo que permite que el viento fluya por debajo de los pisos, reduciendo la temperatura dentro de la casa y evitando que la humedad del suelo afecte las paredes.

Para entrar es necesario subir una escalera que sin duda le deja saber que la casa fue erigida a un nivel más alto para protegerla de las inundaciones o fuertes lluvias.

La sala posee un techo alto y querubines alrededor de sus paredes. A simple vista, llama la atención la lámpara del recinto así como el tapiz de Librado Nel de 1911. Sobresalen también en la casa los vitrales criollos, la losa, las baldosas de España y las puertas en madera con celosías.

Al caminar por su interior verá en el comedor de la casa un punto medio, que se repite también en uno de los cuartos de la casa. En el comedor hay un mueble que conserva las copas originales de la familia Villaronga Mercado.

El cuarto matrimonial posee parte del mobiliario de la familia, hasta la escupidera.

Pero el cuarto que quizás más le llame la atención es el de baño. ¿Por qué? Sin duda, preguntará al guía si todas las piezas: lavamano, ducha y losa son originales. La respuesta es sí y llaman tanto la atención porque este baño -que tiene bidé e inodoro en un espacio contiguo- lucen muy modernos. Nada, una gran comodidad de una familia colonial.

Otra de las cosas que distingue a la casa es la pérgola. ¿Qué es? Un jardín con vista espectacular de Ponce ubicado sobre el techo de la casa. Para ver la espectacular vista de Ponce -incluyendo el Mar Caribe- deberá subir por una escalera en forma de caracol, algo difícil de hacer si llueve.

Si es un día soleado, no debe perderse este rincón de la Casa Wiechers Villaronga.

Isla de Pascua, Chile.

Isla de Pascua, Chile está ubicada en El Océano Pacífico y es la más continental del territorio. Se sitúa en el Parque Nacional Rapa Nui, que atrae muchos visitantes por sus restos arqueológicos. La única ciudad del archipiélago es Hanga Roa.

En ella puedes visitar el El Museo Antropológico Sebastián Englert, el cual toma el nombre de su fundador; conserva una importantes colección de objetos de la cultura Rapa Nui (etnia ancestral de la isla, cuyos vestigios se pueden encontrar en los moáis o estatuas). Destacan en el lugar la pequeña playa Pea, que se halla al sur de la Caleta de Hanga Roa y el Mercado Artesanal, donde puedes adquirir artesanía de madera.

En la misma ciudad, no debes de pasar por alto el Complejo Arqueológico de Tahai; está conformado por un conjunto de altares ceremoniales donde los Rapa Nui veneraban a sus ancestros y uno de los más importantes de la Isla de Pascua.

A unos dos kilómetros de Hanga Roa se halla un cráter llamado Maunga Orito y a unos cinco kilómetros se encuentra Ahu Vinapu, es un altar donde cada grupo familiar rendía culto a sus antepasados.

La aldea ceremonial de Orongo se encuentra a seis kilómetros de Hanga Roa y está enclavada en uno de los lugares más bellos de la isla, al borde del volcán Rano Raraku; ocupa un área de 250 metros entre el cráter y un acantilado sobre el mar.

La playa Anakena se encuentra un poco más apartada de la ciudad y es uno de los parajes más bellos de la isla; coronada por palmeras con arenas blancas y unas aguas azul turquesa, aparece custodiada por siete moáis (estatuas) y el lugar recibe el nombre de Nau Nau.

Sobre El salvador.

san salvador

  • San Salvador, la capital, posee en el centro de la ciudad una catedral que destaca en su fachada motivos indígenas.
  • Hay hoteles de primera, como el Hilton y el Intercontinental, que poseen además spas sumamente modernos. En las afueras de la ciudad, el Decamerón ofrece la hospedería tipo resort, con playa, y el concepto “todo incluido”. Las puestas de sol en ese lugar son espectaculares.
  • Aunque el país está haciendo esfuerzos para promover la seguridad entre sus visitantes, y tiene una policía especial para el turismo, recomiendo que quienes vayan lo hagan en una excursión guiada, o a un lugar donde los estén esperando para conducirlos al destino. Aun así, conozco amistades que han ido varias veces sin lazarillos y no han tenido percances.
  • La música popular de los salvadoreños es la cumbia. La música de El Salvador contiene diversos géneros, tales como: salsa, bachata, y más recientemente, hip hop, reggae, y reggaeton.
  • Es imprescindible probar las pupusas que son típicas de El Salvador. Son tortillas gruesas hechas a mano (ya sea usando masa de maíz o a masa de arroz) rellenas con queso, chicharrón y frijoles refritos, entre otros.