El Castillo de Nymphenburg

En medio de un bello parque, en la parte oeste de Munich, se alza majestuoso el Castillo de Nymphenburg. Este inmenso palacio, joya del barroco alemán, fue en un principio la residencia de verano de los Wittelsbacher.

Lo mandó a construir el príncipe Fernando María para donarlo a su esposa con motivo del nacimiento de su heredero, Max Emmanuel.

El arquitecto Agostino Barelli realizó la obra entre 1664 y 1674. Con el paso de los años, los sucesores de Fernando María fueron añadiendo nuevos pabellones al primer edificio, que había sido levantado tomando como modelo las villas italianas.

Dentro del castillo se destacan el Steinerne Saal (Gran Salón), rococó y decorado con frescos de Zimmerman; la Galería de las Bellezas, con los retratos de 36 mujeres muniquesas, incluido el de la bailarina Lola Montes, amante del rey Luis I y causa de su abdicación; y el Museo de Porcelana, con piezas de la fábrica situada en el mismo recinto.

En cuanto a los Pabellones, es el de Amalienburg el que más fama ha adquirido por la perfección de sus formas y su rica ornamentación. En efecto, este pabellón de caza, obra maestra de Francois de Cuvilliés, es un edificio de estilo rococó cuya exquisitez y elegancia quedan ejemplarmente reflejadas en la circular Sala de los Espejos.

El Reichstag, Berlín.

reichstagga

El Reichstag es uno de los monumentos más visitados de Berlín con 3 millones de visitantes al año. Por lo que conviene ir muy pronto por la mañana o a ultima hora ya que las filas para entrar puede tenernos unas horas en cola.

La entrada es gratuita y el horario es de ocho de la mañana a diez de la noche.

En 1999 el Reichstag fue rehabilitado bajo la mano del arquitecto Sir Norman Foster colocando una cupula de cristal encima del edificio y que permite tener una gran vista de la ciudad, aunque no comparable a la de la Torre de Televisión.

Actualmente es la sede del Parlamento Alemán, Bundestag.

El edificio fue construido entre 1884 y 1894 por el arquitecto Paul Wallot bajo el estilo neo-renacentista.

Berlín, Alemania

Descubre Berlín disfrutando de su incomparable cultura, su legendaria vida nocturna, sus verdes oasis y sus lagos. En los museos de Berlín se exponen tesoros de la época clásica y del arte contemporáneo, desde Nefertiti hasta Beuys. Estos se localizan en la Isla de los Museos (Museumsinsel), e invitan a sus visitantes a admirar las colecciones de la misma forma que lo hace el espectacular edificio de la “Hamburger Bahnhof” y el Museo Judío (Jüdisches Museum). Dos veces al año, las puertas de los museos de Berlín se abren por la noche y sus edificios sirven de marco para conciertos, lecturas y bailes. Grandes maestros de la arquitectura como Schinkel y Knobelsdorff han definido la imagen histórica de la Ciudad con su clasicismo prusiano, mientras que arquitectos contemporáneos como Daniel Libeskind y Renzo Piano apuestan por el nuevo Berlín.
Los escenarios de Berlín ofrecen un rico programa de carácter internacional.

Localización:

Atravesada por el Río Spree y ubicada a escasos 70 kilómetros del límite entre Alemania y Polonia, Berlín es la ciudad más poblada y extensa del país.

Cómo llegar:
A Berlín hay vuelos diarios directos desde México por Lufthansa, conectando en Frankfurt, o por medio de otras ciudades europeas con diversas aerolíneas.

Requisitos:
Sólo pasaporte.


Clima:

Los veranos son cálidos y soleados, y los inviernos muy fríos. La temperatura media anual es de 11º C.

Cuándo ir:
El programa de grandes eventos, festivales y encuentros deportivos atrae a turistas durante todo el año: desde los festivales internacionales de cine hasta la gran celebración de Nochevieja en la Puerta de Brandemburgo, pasando por el Carnaval de las Culturas, Christopher Street Day y la maratón de Berlín. En verano, los amantes de la música tecno de todos los países del globo se dan cita en esta Ciudad para asistir a la mayor fiesta de esta temática jamás celebrada: el Love Parade.

Dónde dormir:

En Caputh hay pensiones, hoteles, casas y recámaras para rentar:
Hotel AGON am Alexanderplatz, Mollstrasse 4, 10178 Berlin; Hotel Hackescher Markt Berlin, Große Präsidentenstrasse 8, Berlin (0.9 km.); Derag Hotel And Living Hotel Grosser Kurfürst, Neue Rossstrasse 11-12, Berlin (1.3 km.).

Transporte:

Berlín cuenta con una amplia red de transportes compuesto por trenes de cercanías (S-Bahn), metro (U-Bahn), autobuses, tranvías y ferries.

Tips:

Visita el Museo del Muro de Berlín, dedicado a recordar tanto al Muro como a sus víctimas, pues al menos 80 personas murieron intentando saltar la frontera de piedra. En una de sus exposiciones más interesantes, el Museo reconstruye la historia de aquella famosa pared, con numerosas fotos y videos, y en otra pone énfasis en la “escapología”: globos de aire caliente, planeadores, coches con compartimientos ocultos y hasta un minisubmarino fueron estrategias ideadas para escapar. Es atrapante también la narración de historias y leyendas de los intentos de fuga, fracasados y exitosos.

Oktoberfest, no dudes en asistir

La fiesta gastronómica más importante de Alemania, el Oktoberfest, dará inició el próximo sábado 20 de septiembre en los principales jardines de cerveza de la nación, aunque destaca la celebración original en la ciudad de Munich.

En comunicado de los organizadores se informó que al medio día del sábado el alcalde de Munich abrirá el grifo del primer barril de cerveza en la plaza Schottenhamel y así marcar el inicio de la festividad que concluye el 5 de octubre.

Irónicamente esta fiesta de la cerveza se llama Oktoberfest, pero inicia en septiembre.

La primera celebración tuvo lugar en 1810 en honor a la boda del príncipe bávaro Ludwig con la princesa Therese von Sachsen-Hildburghausen.

Generalmente las festividades iniciaban el 12 de octubre y culminaban el día 17 con una carrera de caballos, pero en años subsecuentes la celebración se siguió repitiendo y se prolongó por lo que la fecha fue recorrida a septiembre.

Otra de las razones para recorrer el Oktoberfest eran las condiciones del clima que eran más cálidas en septiembre y adecuadas para asistir a los jardines de cerveza (Biergarten).

Ya se ha hecho tradición que el primer fin de semana de octubre sea el final de la fiesta.

Los precios de la cerveza sera de 7.80 a 8.30 euros el litro, aunque varían en cada carpa.

Para el 2009, la fiesta tendrá lugar del 19 de septiembre al 4 de octubre.

Nuremberg y la milla de la cultura: Alemania

Nuremberg, Alemania es famosa por sus altos edificios modernos que contrastan con su casco antiguo medieval, esta ciudad es mucho más que su belleza arquitectónica, considerado uno de los centros culturales e históricos más importantes de Europa.

Es uno de los centros culturales e históricos más importantes de Europa, donde se mezcla moderna arquitectura con pintorescas construcciones medievales.

Y es que durante los siglos XV y XVI comenzaron a llegar decenas de artistas, artesanos e intelectuales de renombre, para establecerse aquí y diseñar sus residencias, dándole el toque artístico que hoy es posible percibir es sus calles.
Adam Kraft, Veit Stoss y Alberto Durero crearon celebres obras de artes que actualmente forman parte de diversas colecciones de pinturas, dibujos, xilografías y uno que otro trabajo científico, que se pueden admirar, en la denominada “milla de la cultura” la cual se extiende desde el Museo Nacional Germánico hasta la Casa Krakau, que además incluye numerosas instituciones culturales.Pero también la historia de la ciudad, así como su famoso mercado de Navidad, contribuyen en la fama de Nuremberg.

Senderos históricos
La mejor forma de conocerla y admirarla es realizar un recorrido, por su zona peatonal, Hauptmarkt, para observar la belleza de sus casas entramadas de madera, que parecen adornadas con ventanas de vidrio emplomado o sus majestuosos castillos medievales.
Disfrutar un café en uno de sus pequeños establecimiento, mientras esos cantantes callejeros le dan vida a las calles de la ciudad, resulta placentero.
Y son sus castillos los que durante décadas sirvieron de residencias preferidas para todos los emperadores alemanes, principalmente el Castillo Imperial Medieval, en el que Federico Barbarossa y Carlos IV permanecieron largas temporadas, se cree que una de las razones por las que ellos vivieron ahí, fue por la maravillosa vista de la ciudad.
Esa edificación sobresale majestuosamente entre la ciudad vieja, la cual está rodeada por una muralla que se extendía a lo largo de cinco kilómetros con 80 torres. También alberga el Museo del Castillo, en que se explica la importancia de esa edificación en la historia alemana y europea de los siglos XII a XV. Sus construcciones religiosas también son parte de la belleza de sus edificaciones, en ellas destacan el estilo gótico de aquella época, así como las casas patricias y la imponente muralla, ese conjunto arquitectónico, es conocido como “la cajita del tesoro del Imperio”, de esos años.
Sobresalen las iglesias de Nuestra Señora, con la fañosa “carrera de hombrecillos”, la de San Lorenzo con el Ángelus de Veit Stoss y el Sagrario de Adam Kraft, así como la de San Sebaldo, en su interior es posible encontrar una tumba de esa deidad de Meter Vischer.
Otro de los grandes atractivos de esta ciudad es el Christidndlmarkt, mercado navideño que se monta durante diciembre en su zona peatonal, donde se pueden encontrar diversos objetos relacionados con la temporada navideña, así como artesanías locales. Además es posible deleitarse con un vaso de vino tinto aderezado con clavo, uno de las bebidas más tradicionales de invierno. En el mercado Principal de la localidad, se encuentra la Fuente Sella, en uno de sus enrejados está fundido un misterioso anillo que dicen sus habitantes es de la buena suerte. Ahí se pueden adquirir artesanías tradicionales como pinturas de la fundación del estaño hasta artículos de cuero en el Handwerkerhof, el patio de artesanos.
Museos y más
La ciudad se ha caracterizado por la diversidad de sus museos, siendo el Museo del Juguete uno de los más visitados a nivel mundial, pues es que este establecimiento alberga una gran diversidad de juguetes, en los que es posible encontrar objetos antiguos que contrastan con la modernidad de otros. Gozan de mayor importancia los juguetes de madera, las casitas y cocinas de muñecas, así como el mundo de hojalata.
Otro de los museos destacables es el de Ferrocarriles Alemanes, cuenta con una colección de vehículos originales y con una copia del Adler, el primer ferrocarril alemán, que data de 1835.
El Museo de Correos y Comunicaciones alberga más de 200 mil sellos de todo el mundo y el Germanisches Nationalmuseum, el cual fue fundado en 1853, su colección antigüedades, incluye obras de artistas como Turnan Riemenschnerder, Lucas Cranach y Alberto Durero.
Esos son sólo algunos de los atractivos de esta ciudad llena de historia y cultura, que entre castillos y majestuosas edificaciones religiosas, asombra a los visitantes con su bulliciosa vida nocturna.