Festival de la Ballena Gris en B.C.S

Los días 29 y 30 del presente mes se llevará a cabo el 18 Festival de la Ballena Gris en Puerto Adolfo López Mateos, comunidad ribereña ubicada a unos 260 kilómetros al norte de La Paz, B.C.S. y en cuyo litoral se concentra un importante número de ejemplares de este cetáceo que viene desde Alaska a disfrutar de las cálidas aguas de los complejos lagunares que tiene la media península.

Ofelio Alvarado, presidente del Comité Organizados del 18 Festival de la Ballena Gris, hizo una invitación a los habitantes de todo el país para que programen sus vacaciones en estas fechas y visiten Puerto Adolfo López Mateos para disfrutar del avistamiento de las ballenas durante esta temporada que termina en los primeros días del mes de marzo. Dijo que la semana pasada nacieron los dos primeros ballenatos.

San Ignacio, Baja California Sur.

Además de su espléndida misión, San Ignacio posee elegantes palmeras datileras.

Una bella presa de agua azul y una hermosa plaza central cubierta por frondosos árboles de la India, bajo los cuales los lugareños se sientan a platicar o a ver jugar a sus niños.

San Ignacio es un punto esmeralda en ese inmenso páramo que es el Desierto El Vizcaíno. Si anda por San Ignacio no deje de visitar el museo que se ubica a un costado de la iglesia.

Tiene muy buenas fotografías de las pinturas rupestres de la sierra de San Francisco y una excelente réplica de una de las cuevas pintadas.

Ciclismo en Baja California Sur.

ciclismo

Lleva la bici a la Baja Sur. Este deporte requiere de condición física para aguantar el recorrido de siete días. Se empieza en el estado de Durango pero el final es en La Paz, pasando por Comondú y Loreto.

Así se puede conocer parte del desierto encontrando oasis en donde se toma un ligero baño. Con este tour se practican diferentes modalidades de ciclismo: cross country, down hill, ciclismo suave y ciclismo urbano.

Esta travesía incluye transportación terrestre, campamento, alimentos, guías y una noche de hotel. Con un costo extra se puede hacer observación de ballenas. Precio: mil 500 pesos por persona. Debes llevar tu bicicleta. www.aventurapantera.com.mx

En el pueblo mágico de Todos los Santos destacan sus playas: Pescadero y Los Cerritos, por ser ideales para practicar el surf. Las lecciones son para chicos y grandes. Primero hay que colocarse el traje de neopreno.

El instructor te enseñará a mantener el equilibrio sobre la tabla en la arena. Posteriormente se esperará a que llegue una buena ola para adentrarse al mar. El curso está diseñado para niños mayores de 10 años; ellos practican en la orilla de la playa. Uno mismo puede llevar su tabla, si no el staff te prestará una o bien se puede adquirir en su tienda especializada en surf. Por cuatro horas de clases se pagan mil 800 pesos por persona.
www.pescaderosurf.com

Atracciones de Todos Santos, Baja California Sur.

MISIÓN DE NUESTRA SEÑORA DEL PILAR

Es la edificación más antigua de Todos Santos; magnífico edificio del siglo XVIII fundado por jesuitas. En su interior es posible encontrar una figura de la Virgen del Pilar que data de los tiempos de su construcción. Aunque la iglesia ha sido remodelada, aún conserva su carácter antiguo.

GALERÍAS DE ARTE

Al caminar por sus apacibles calles uno descubre maravillas entre sus edificios de estilo colonial. Dispersas por sus calles hay más de veinte Galerías de Arte donde artistas locales y extranjeros exhiben su talento. Artistas que encuentran su principal motivo de inspiración en la armoniosa convivencia del paisaje circundante en que desierto y océano se funden con la claridad del cielo.

TEATRO GENERAL MANUEL MÁRQUEZ DE LEÓN

A mediados del siglo XIX y la primera mitad del XX, el auge en el cultivo de caña de azúcar detonó la construcción de los edificios más importantes de Todos Santos, como lo es el Teatro General Manuel Márquez de León inaugurado en 1944. Vale la pena conocer este recinto y presenciar algún evento o simplemente admirar su arquitectura.

CENTRO CULTURAL SIGLO XXI

Para conocer más a fondo el pasado de la zona se debe visitar el Centro Cultural Siglo XXI. Ubicado en lo que era la Escuela Normal para Maestros Rurales, este sitio alberga cinco pequeños museos que documentan la historia regional, hay uno de fotografía, una pinacoteca con obras donadas por artistas residentes y una réplica de una casa tradicional.

SUS PLAYAS

La visita a Todos Santos no puede quedar completa si no se conocen sus hermosas playas ubicadas a aproximadamente 3 kilómetros. San Pedrito, La Pastora, Los Cerritos, Batequito y Punta Lobos son el paraíso de los surfistas y de todo aquel que guste del imponente paisaje marino. En ellas es común el avistamiento de ballenas, delfines y lobos marinos.

PESCA DEPORTIVA

Los que gozan de este deporte encontrarán en la zona muchas posibilidades para practicarlo y encontrar ejemplares como barrilete, cabrilla, pargo y tiburón. Dado el fuerte oleaje de sus playas no es muy recomendable nadar en cualquier lugar sino sólo en aquellos indicados por la gente local.

Sierra Laguna, en Baja California Sur

cascada

El jeep se ha salido de la carretera para tomar las brechas que llevan a Sierra Laguna, en Baja California Sur. Un guía y cuatro personas más, van dentro del vehículo que empieza a atravesar el desierto.

El guía cede el volante a algún voluntario. Se debe cruzar un arroyo con bastantes piedras. Nadie se baja del jeep de llantas gordas. Hay que sujetarse para no caer, pues parte de la cabina se ha desmontado para que puedas observar muy bien el paisaje.

Lo que más se ve son cactáceas de varios tamaños. De enero a mayo tienen flores, sus colores contrastan con el amarillo de la arena que se levanta entre cada acelerada.

El plan del recorrido es encontrar un oasis en medio del desierto. Cuando el jeep ya no puede entrar en los terrenos la vegetación se vuelve más apretada, sus tripulantes deben descender para
hacer una primera caminata de casi media hora.

Poco a poco se van encontrando las primeras albercas naturales que se forman con la caída del agua de la cascada Sol de Mayo.

Los agobiados por los rayos del sol pueden meterse a dar un chapuzón o caminar 15 minutos para llegar a la alberca grande, de agua fría y color turquesa.

En este oasis se pasa un buen rato para aprovechar y tostarse la piel. Además de admirar como al pie de la cascada nacen los cactus que dan las pitahayas. Las que estén maduritas se pueden comer.

De nuevo todos hay que subir al auto, para hacer una visita al pueblo de Santiago, característico por la venta de artesanías de toda la República.

A un kilómetro del pueblo hay una playa en donde se hace una escala para comer, bajo una palapa, tacos de pescado y camarón acompañados con guacamole y una cerveza bien fría.

El final es en San José del Cabo. Cuando se toma el camino de regreso, el guía es quien se apodera de nuevo del volante para poder subir los dos kilómetros de colinas y seguir esquivando las piedras, algunas de hasta siete metros de diámetro.

Los que van de “mirones ” no tienen pretexto para decir que no alcanzaron a observar las iguanas, las serpientes y las aves que habitan en la zona.

Por último se hace una visita al Parque Marino Nacional de Cabo Pulmo, el único arrecife de coral vivo. El staff reparte el equipo de esnórquel para que puedas nadar con las especies que solía contemplar el legendario Jacques Cousteau.