Lugares para disfrutar en Barcelona

Parque Güell. Es uno de los mejores paseos que ofrece esta ciudad y su costo es cero. Inspirado en las formas orgánicas de la naturaleza, este inmenso jardín ubicado en la parte superior de Barcelona es una de las principales obras del arquitecto Antoni Gaudí.

El proyecto nació por encargo del empresario Eusebi Güell y fue construido entre 1900 y 1914. En 1922, tras la muerte de Güell, fue inaugurado como parque público y, más adelante, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Si algo caracteriza a este paisaje es la ausencia total de ángulos rectos. Senderos cubiertos con columnas que simulan árboles, estalactitas y cuevas naturales, y una gran cantidad de superficies onduladas cubiertas por pedazos de cerámica o a modo de mosaicos de colores (llamado trencadís), son parte de los innumerables detalles que se pueden apreciar en su onírico recorrido. Allí también se encuentra la Casa-Museo Gaudí, que fue residencia del arquitecto hasta 1925 y hoy funciona como museo en el cual se exhiben algunas obras suyas y de sus colaboradores. La entrada, 5.50 EUROS.

Carrer d’Olot, s/n. Cómo llegar: Estación Lesseps del metro. Desde allí, el camino está indicado.

Mercado de La Boquería. Nada como disfrutar de un riquísimo jugo de frutas natural (de frutilla, coco, piña, mango o cualquier otra fruta) en el mercado público más tradicional de Barcelona. Ubicado sobre La Rambla, es un desfile de productos frescos presentados como si de vidrieras se tratara. Hay que estar atentos porque, cerca de la hora de cierre (a eso de las 19) se venden ¡2×1! La Rambla, 91.

El Born. No se trata del tradicional barrio de Barcelona sino de un pequeño bar de pocas mesas y ambiente cálido en el cual la propuesta que más sale es un café con leche y una factura por €2. Ubicado a pocos metros del mercado y de Santa María del Mar.

Rosa Negra. De lunes a viernes, entre las 18 y las 20, mojitos y margaritas por € 3,5. Muy cerca de la catedral gótica, combina una buena barra con riquísimas picadas mexicanas. Avenida Laietana, 42.

La Xampanyeria. Su verdadero nombre es Can Paixano, pero todos los conocen como La Xampanyeria. Fundado en 1906, es muy popular entre locales y turistas por lo que conseguir una mesa no es tarea fácil. Es clásico para tomar una copa de cava de parado (€ 0.80) en compañía de unas buenas tapas (€ 2). Carrer de la Reina Cristina, 7.

Music Word. En esta tienda, los melómenos encontrarán lo que busquen sobre música de los años 70, 80 y 90. Vende CD usados que van desde los € 0,60 hasta los 6. Enric Granados y Roselló, www.discosmusicworld.es

Mirablau. Sus terrazas son un clásico para quienes quieren ver cómo atardece sobre la ciudad mientras disfrutan de una caña (€ 2,80) y unas papas bravas (€ 3,5). Plaza Doctor Andreu s/n, camino al Tibidao.

Harlem Jazz Club. Un espacio para disfrutar sesiones de jazz en vivo o ver alguna banda de funk, soul, blues o música cubana. Los precios de las entradas van desde € 6 a € 10… Comtessa de Sobradiel, 8. Barrio Gótico. www.harlemjazzclub.es

La Paradeta. En esta tradicional marisquería, los productos están expuestos como en un mercado. Cada uno elige qué y cuánto quiere comer – siempre pidan un poco menos de lo que les sugieren allí-, la bebida -el vino turbio es el clásico de la casa- y luego se espera en la mesa hasta ser llamado. Se cobra por peso. Una picada para dos con una jarra de vino turbio, 9. Carrer Comercial, 7. Born.

Casa Milá. Conocida popularmente como La Pedrera, esta casa fue la última obra civil edificada por Gaudí antes de dedicarse a la Sagrada Familia. Con formas onduladas y vivas fue construida por encargo del matrimonio Pere Milà i Camps y Roser Segimon i Artells. Actualmente es propiedad de la Caixa Catalunya, que la mantiene abierta al público. Se pueden visitar el cuarto piso, el desván y la terraza. Carrer de Provença, 261

Comida buena, rica y barata en Barcelona.

barcelona

Además de las sucursales en Barcelona del Fast Good de Adrià y el Panino D’E, de Serigo Arola, el fast food de lujo catalán se alimenta de las recetas de los cocineros Ramón Freixa, Martín Berasategui o Albert Adrià, que han seguido los pasos de sus colegas y hermanos mayores.

El resultado es una buena oferta de locales de diseño propios de la ciudad Condal, con comida mediterránea y de vanguardia. ¿Quién se resiste a una ensalada de espinacas con trigo tierno, una coca de langostinos con fondue de queso, unas fresas con caramelo de vinagre o un helado de café de Colombia sin pasar los 30 euros? Tener estilo ya no es una cuestión de dinero.

Ávalon, de Ramón Freixa
Dirección: Pare Gallifa, 3.
Teléfono: 932 95 79 05.
Menú: 21 €.

Loidi, de Martín Berasategui
Dirección: Mallorca, 248.
Teléfono: 934 92 92 92.
Precio medio: 30 €.

Inopia, de Albert Adrià
Dirección: Tamarit, 104.
Teléfono: 934 24 52 31.
Precio medio: 20 €.

La Pedrera.

Lapedrera

Concluido en 1910, este ondulado inmueble de viviendas , con un extraordinario tejado y delicada piezas de hierro forjado, es una de las obras más emblemáticas de Antoni Gaudí. La pedrera, también conocida como Casa Milà, fue el ultimo trabajo civil del arquitecto antes de dedicarse en exclusiva a la Sagrada Familia.

GaudíRestaurada en 1995 después de años de decadencia, la casa alberga ahora un museo dedicado a Gaudí, la sala de exposiciones de la Caixa de Cataluya, un piso-museo y viviendas privadas.

Lo que confiere al lugar su carácter mágico es el hecho de que cada detalle, lo que confiere al lugar su carácter mágico, es el hecho de que cada detalle, desde los pomos de las puertas hasta los apliques de las lámparas tienen el sello Gaudí.

El auditorio del sótano tiene capacidad para 250 personas y acoge conferencias y conciertos. El jardín adyacente ofrece un verde contrastante.

Conoce el Pis de La Pedrera, esta vivienda modernista amueblada con piezas de época, reconstruye una casa tipica burguesa de finales del siglo XIX. Ofrece un atractivo contraste entre lo forma conservadurismo de la clase media y la innegable extravagancia del edificio.

PedreraA las terrazas o azoteas de la parte superior se accede mediante ocho escaleras de caracol que están decoradas exteriormente con fragmentos de baldosas de mármol. Esta forma de recubrimiento, tan característica en Gaudí, le permitía adaptarlo a las formas curvas que surgían de su genial fantasía.

¿Cómo llegar?
La casa de La Pedrera se localiza en Paseo de Gracia, 92 en Barcelona, puedes transportarte en autobuses por las rutas 7, 16, 17, 22, 24, 28 y por metro L3, L5 (Passeig de Gràcia o Diagonal).