Urique y uno de los teleféricos mas gran del mundo.

barrancasdelcobre

El tercer teleférico más grande del mundo, el sistema de tirolesa más grande, áreas para acampar, torres de observación, aguas termales, puentes colgantes, paseos a caballo y muchísimas cosas más se podrán encontrar a partir del mes de agosto en el Parque Ecoturístico, donde familias completas puedan disfrutar de la naturaleza en las Barrancas del Cobre.

En un sobrevuelo por el área, realizado por El Heraldo de Chihuahua, se puede observar la construcción de las obras en la zona del Divisadero, reconocido a nivel mundial como una de las maravillas naturales más grandes y representativas no sólo de Chihuahua, sino de México.

Como parte de los cambios de la zona, en el lugar se construye el tercer teleférico más grande del mundo, que contará con dos cabinas de pasajeros con capacidad para 60 personas cada una y trasladarán hasta 510 pasajeros por hora.

Este teleférico es la columna vertebral del proyecto a realizarse en el Divisadero; contará con 5.5 kilómetros de longitud en dos secciones y permitirá a los visitantes descender mil 450 metros de altura hasta el río Urique.

Ya debajo, en el lugar se encontrarán senderos, torres de observación, balnearios de aguas termales, rutas de motocicletas y vehículos 4×4, zonas para acampar, puentes colgantes, paseos a caballo, entre otros, todo en un Parque Ecoturístico.

En la zona del Divisadero, donde se aprecian las más espectaculares formas de las Barrancas del Cobre, los visitantes tendrán un lugar para degustar algún bocadillo o bebida, pues se planea desarrollar en el lugar un restaurante de dos niveles, a fin de que los comensales puedan apreciar en su totalidad la majestuosidad del cañón.

El lugar también contará con una terraza, que estará pendiendo de la estructura del establecimiento y dará la sensación de comer en el aire, pues la terraza no tocará las formaciones del lugar.

Mientras los más tranquilos disfrutan en el restaurante, los aventureros podrán disfrutar del deporte aventura, pues en el exterior habrá una tirolesa, la más grande del mundo, de 2 mil 750 metros de largo, que permitirá literalmente volar sobre las Barrancas del Cobre.

Para los más tranquilos, se podrá descender de las Barrancas, por un sistema de vía ferrata, que consiste en un sistema de clavos, grapas, pasamanos, cadenas, puentes colgantes y tirolinas, que permitirán que los turistas asciendan y desciendan la barranca con seguridad.

Cerca del lugar también se ubicará un parque etnoturístico, en el que los visitantes podrán conocer un poco más de la etnia tarahumara, acercarse a sus costumbres.

Una de las principales rutas para llegar a las Barrancas del Cobre es el Ferrocarril Chihuahua al Pacífico, que tiene una de sus estaciones en el Divisadero, por lo que se encuentra, desde diciembre de 2009, en construcción la nueva estación que contará con espacio para vendedores, librería, área de comedor, sala de espera, convirtiéndola en una estación de primer mundo.

Sin duda, desde agosto, el municipio de Urique, en especial las Barrancas del Cobre, se vestirán de lujo, con las inauguraciones de las diferentes atracciones, que van en pro de la unión familiar, el contacto y respeto con la naturaleza y el deporte.

Barrancas del Cobre por el Chepe.

elchepe

Haz escuchado sobre el famoso Ferrocarril “El Chepe”, de sus 37 puentes y sus 86 túneles. Si viajas  hasta Chihuahua tienes la portunidad en la que pudimos conocer parte de la historia de este maravilloso lugar.

Conoce  las leyenda del famoso Pancho Villa, de sus 25 hijos -10 damitas y 15 varones- que tuvo con 22 de sus 25 esposas.

Visita el lugar donde vivía, donde mantienen el carro en el que fue asesinado. Visita, además, el Palacio de Gobierno, el calabozo de Hidalgo, la Catedral, el centro de la ciudad y otros lugares de interés.

Al día siguiente puedes abordar “El Chepe” con destino a Creel. Visitando el Lago Arareko, la Misión de San Ignacio, el Valle de los Hongos, el Valle de las Ranas y dos cuevas donde viven indígenas de las tribus Tarahumaras. Al tercer día partir nuevamente en “El Chepe” en ruta a nuestro destino, las Barrancas del Cobre.

Allí puedes compartir con los indios Tarahumaras tribu que conserva muchas de sus manifestaciones culturales originales, aunque es evidente que han asimilado algunas costumbre modernas como la domesticación del ganado menor, del cual obtienen pieles para protegerse del frío invernal.

Sus extraordinarios trabajos de cestería muestran aún las técnicas de la artesanía prehispánica. Asimismo, continúan cultivando maíz, frijol y calabaza.

Por tradición utilizaban las cuevas o hendiduras de enormes rocas de la sierra para vivir, y aunque todavía un pequeño porcentaje lo sigue haciendo, la mayoría prefiere construir sus chozas con troncos, piedras y lodo.

Uno de los puntos más altos de la ruta Barrancas del Cobre es Divisadero, de unos 1,200 metros de profundidad. El más famoso de los miradores es el de Piedra Volada, que tiene en la parte superior una inmensa roca redonda a la que se suben los visitantes para hacer malabares balanceándola. A mucha gente le causa escalofrío este ejercicio por que da la sensación de uno caería en el precipicio. Eso sí, no permiten que niños ni personas discapacitadas se aventuren en este balancín de piedra.

Barrancas del Cobre: Chihuahua

barrancasdelcobre2.jpg

Ubicado en la Sierra tarahumara, constituye uno de los sistemas de barrancas más largos y profundos del mundo, con 1,870 m de altura y 50 km de extensión. Este marco geográfico natural encierra a su vez, historia y cultura, además de inconmesurable cantidad de matavillas entre las que destacan grandes cascadas, como las de Piedra Volada y Basaseáchic, incontables cavernas, rios, lagos, manantiales termales, formaciones rocosas, bosques, montañas y notables biodiversidad.

Una de las actividades que puedes hacer al aire libre son las caminatas o recorridos en caballo, como practicar deportes como el rappel y la escalada en roca.

barrancasdelcobre.jpgLos atributos de este parque natural le brindarán la oportunidad de practicar actividades ecoturísticas y de aventura, de hecho es sede del Festival de Turismo de Aventura que atrae a cientos de visitantes de todo el mundo anualmente.

También podrá ser testigo de la magia y misticismo que envuelven las celebraciones de Semana Santa que llevan a cabo las comunidades rarámuris, quienes pintan su cuerpo, realizan danzas y diferentes ceremonias, que llenan el ambiente de misticismo.

Sus variadas misiones que se resguardan entre bosques y maravillosas cascadas, sus inigualables miradores, su amplia riqueza cultural, artesanal y gastronómica le invitarán a regresar.

¿Como llegar?
En aproximadamente 5 horas se puede arribar por carretera desde la ciudad de Chihuahua; asimismo, este sitio cuenta con pista para avionetas, de modo que, partiendo de la citada capital, toma aproximadamente 50 minutos de vuelo llegar hasta allí.

Sin embargo, la forma más tradicional de visitar este mágico destino es el Ferrocarril Chihuahua – Pacífico, que puede abordarse en Chihuahua o en Los Mochis, Sinaloa.

barrancasdelcobre1.jpg