Brujas, Bélgica

La delicia belga, Patrimonio de la Humanidad, recupera su espíritu creativo que ofreció como Capital Europea de la Cultura en 2002 y ofrece ahora multitud de propuestas para recuperar la vitalidad de su centro histórico.

El corazón de Brujas se encuentra en el Grote Markt o Plaza Mayor, circundada por espléndidas fachadas. Luego está la Plaza Buró, la Basílica de la Santa Sangre, donde se venera la sangre de Cristo. El muelle de los Rosarios, un cruce de canales que es, sin duda, el lugar más fotografiado de Brujas.

Pero también te proponemos salir un poco del recorrido habitual para encontrar una Brujas secreta, para llegar, por ejemplo, hasta el antiguo Beaterio. Otro de los secretos poco conocidos es la Iglesia de Nuestra Señora, en la que se conserva una delicada escultura de Miguel Ángel, y no te olvides de tomar en una terraza una gigantesca cazuela de mejillones con papas fritas, el plato nacional belga acompañado de alguna de las cervezas belgas, que los expertos califican de divinas, pese a sus endemoniados nombres: Delirium Tremens, Mort subite, Lucifer. ..

Te recomiendo ir al Museo del Chocolate, te mostrara el chef su proceso y si alcanzas hasta te tocará un poco.

Y, como postre, claro, los exquisitos bombones de aspecto delicado y con un delicioso y sorprendente relleno.