Reabren antigua sinagoga en Budapest

El gran rabino de Israel Yona Metzger, junto a representantes religiosos y civiles, asistirá a la reapertura de una de las más antiguas sinagogas de Budapest, que luego del holocausto prestó servicios a huérfanos judíos.

La sinagoga, ubicada en el vecindario Obuda de Budapest, fue inaugurada en 1821. Tras el holocausto, en el que cientos de miles de judíos húngaros fallecieron, muchos de sus miembros provenían de un orfanato judío cercano.

En la década de los años 60, el edificio fue convertido en un museo textil. Posteriormente, fue usado como estudio de la televisión estatal de Hungría, país en el que habitan unos 100 mil judíos.

Se espera que el viceprimer ministro Zsolt Semjen y el ministro de Servicios Religiosos de Israel, Yakov Margi, también estén presentes en la ceremonia.

Castillo o Palacio de Buda

hungria

La zona debe su nombre al Castillo o Palacio de Buda, palacio histórico de los reyes húngaros, que forma parte del patrimonio de la humanidad de Budapest, ciudad famosa por sus casas y edificios del barroco y el siglo XIX.

Desde este barrio, situado a unos 200 metros por encima del río Danubio y en la zona oriental del mismo, se puede contemplar una impresionante vista de la ciudad y recorrer sus calles para encontrarse con hermosas fachadas góticas y construcciones como la Plaza de la Santísima Trinidad y la Iglesia de la Virgen Santa o Iglesia de San Matías que se impone en medio de esta.

También están el Museo de Historia Militar, la Galería Nacional del Arte o Museo de Bellas Artes de Budapest, la Ópera de Budapest y el Bastión de los Pescadores y su famoso funicular, que forma parte inconfundible del paisaje del margen izquierdo del Danubio y cumplió 140 años esta semana.

Sus dos cabinas transportan a los pasajeros, turistas en su mayoría, a lo largo de unos carriles de 95 metros de largo, entre el barrio del Castillo de Buda y el pie de la colina en el que se sitúa esta parte de Budapest.

5 sitios romanticos paa visitar.

hawaii

  • Budapest: Paseo por el Danubio, en Hungría El Viejo Mundo es un destino de innumerables ciudades hermosas, pero destaco a Budapest por sus encantos particulares: el majestuoso Castillo en Buda, la parte alta de la ciudad, sus antigüos edificios, catedrales y museos, complementados con el Danubio, río que ha inspirado a compositores, músicos y pintores de múltiples naciones. Un paseo y cena en el restaurante flotante me brindó una ocasión especial para decir te quiero, una vez más, a mi amada, esto con el fondo musical del Danubio Azul de Johann Strauss
  • The Balsams Grand Resort, un otoño en New Hampshire Contemplar los cambios de las estaciones del año y la hermosura de la naturaleza es una de mis actividades preferidas. Particularmente, cuando se trata de admirar los eventos y características distintivas del otoño en Estados Unidos. Esta estación se destaca marcadamente, más que en otras regiones del noreste. Visitar Dixville Notch en New Hampshire para fotografiar el follaje, caminar por los bosques, escuchar los riachuelos, avistar pájaros, y disfrutar en pareja, es una opción maravillosa. Tiene lo adecuado como para considerarla como escapada romántica. Además, el programa del hotel provee una diversidad de actividades diurnas y nocturnas, desayunos y cenas exquisitas aderezadas con una relajante música de cámara o de piano.
  • La Ópera de Sidney, en Australia Aquí se pueden fusionar la cultura con los vastos recursos naturales de este Continente. La experiencia de asistir a un concierto en este reconocido lugar, así como la calidad interpretativa de las orquestas y solistas que allí se presentan es una actividad de ensueño. Ciertamente es una experiencia sublime y muy romántica si vas acompañado.
  • The Trapp Familly Lodge, Stowe, Vermont Este es un lugar fundado por inmigrantes austriacos que adquirieron en Stowe una amplia propiedad de 2,400 acres con empinadas y nevadas montañas, ríos, cascadas y lomas. En el hasta entonces desolado lugar construyeron The Trapp Familly Lodge, un hermoso y acogedor hotel con atractivos como villas independientes, de dos o tres habitaciones. Es un lugar para amantes de la tranquilidad y la naturaleza. En invierno el frío y la lluvia copiosa provocan instalarse ante la chimenea tomando burbujeantes copas de champán. El servicio del hotel es excelente, tanto en el spa, como en sus restaurantes y piscina con calefacción. Obligado probar su pastelería austriaca. Es un lugar para avivar la llama del amor.
  • Waikiki Beach, Hawaii El viaje desde Puerto Rico hasta Hawaii es algo agotador, pero la recompensa es inmediata. Se trata del lugar más apartado del mundo. Sur América o Norte América están a más de 2 mil millas de distancia. Todo eso influye en que los residentes sean hospitalarios y reciban al turista con gran alegría. Desde la llegada al aeropuerto ya interpretan música típica hawaiiana mientras hermosas jóvenes colocaban en el cuello del que llega el famoso “lei”, un arreglo de flores frescas, coloridas y aromáticas símbolo de bienvenida. El Hilton Hawaiian Village Beach Resort es una excelente opción para alojarse. Allí te reciben con el famoso Aloha. La vista hacia la playa de Waikiki desde cualquier balcón de hotel es espectacular. Estas instalaciones frente a una playa de arena blanca, muy bien cuidada, así como la experiencia de un Luau (cena y espectáculo típico nocturno en la playa) hacen de esta aventura turística una de las más románticas y exclusivas que se puedan experimentar.

Budapest: Visita el parque comunista

budapest.jpg En la capital húngara los viajeros pueden transportarse por unas horas a la época comunista visitando el parque con esculturas de diversos personajes claves en la historia de la humanidad.

La influencia política y los controles de la vida artlstica del momento, dieron por resultado algunas de las esculturas más peculiares del siglo XX, reunidas en este parque ubicado a 20 minutos del centro de Budapest.

Allí los turistas parecen ser recibidos por Lenln, quien da paso a un itinerario que lleva a observar la escultura de los autores del Manifiesto Comunista, Karl Marx y Frederick Engels, juntos en una misma obra.

El gran ausente es Stalin, cuyas figuras escultóricas fueron retiradas y destruidas tras el levantamiento libertario de 1956.

Donde: Balatoni út and Szabadkai utca, Budapest
Tel. 0036 1424 7500
www.szoborpark.hu

Cuánto: La entrada cuesta seis euros

Horario: Está abierto de domingo a lunes de 10:00 a las 17:00 horas