Isla de Pascua, Chile.

Isla de Pascua, Chile está ubicada en El Océano Pacífico y es la más continental del territorio. Se sitúa en el Parque Nacional Rapa Nui, que atrae muchos visitantes por sus restos arqueológicos. La única ciudad del archipiélago es Hanga Roa.

En ella puedes visitar el El Museo Antropológico Sebastián Englert, el cual toma el nombre de su fundador; conserva una importantes colección de objetos de la cultura Rapa Nui (etnia ancestral de la isla, cuyos vestigios se pueden encontrar en los moáis o estatuas). Destacan en el lugar la pequeña playa Pea, que se halla al sur de la Caleta de Hanga Roa y el Mercado Artesanal, donde puedes adquirir artesanía de madera.

En la misma ciudad, no debes de pasar por alto el Complejo Arqueológico de Tahai; está conformado por un conjunto de altares ceremoniales donde los Rapa Nui veneraban a sus ancestros y uno de los más importantes de la Isla de Pascua.

A unos dos kilómetros de Hanga Roa se halla un cráter llamado Maunga Orito y a unos cinco kilómetros se encuentra Ahu Vinapu, es un altar donde cada grupo familiar rendía culto a sus antepasados.

La aldea ceremonial de Orongo se encuentra a seis kilómetros de Hanga Roa y está enclavada en uno de los lugares más bellos de la isla, al borde del volcán Rano Raraku; ocupa un área de 250 metros entre el cráter y un acantilado sobre el mar.

La playa Anakena se encuentra un poco más apartada de la ciudad y es uno de los parajes más bellos de la isla; coronada por palmeras con arenas blancas y unas aguas azul turquesa, aparece custodiada por siete moáis (estatuas) y el lugar recibe el nombre de Nau Nau.

Santiago de Chile.

Enmarcada en la belleza imponente de la Cordillera de Los Andes y sus nieves eternas, Santiago es una ciudad para disfrutar durante todo el año.

Aproximadamente a una hora de los centros de esquí más importantes y mejor equipados de Sudamérica, como Portillo, El Colorado, La Parva o Valle Nevado, es el paraíso de los deportes de invierno.

Desde septiembre, que es su estación de primavera, puedes aprovechar el fabuloso clima chileno de calor seco para pasear por el centro de la ciudad donde está la Plaza de Armas, la Catedral, el Museo Histórico Nacional o el Palacio de la Moneda en la Plaza de la Constitución.

También puedes hacer jogging en algunos de los cerros cercanos, ir en funicular al cerro San Cristóbal, o ir a la playa o a algún lago para practicar deportes náuticos.

Para ir de shopping, hay malls espectaculares, como Parque Arauco y Alto Las Condes.

Pero lo más importante: por nada del mundo abandones Chile sin antes probar los internacionalmente famosos pescados y mariscos en alguno de los restaurantes que hay en Bellavista, El Bosque o Isidora Goyenechea. acompañados de los no menos famosos vinos chilenos, luego de tomarte un delicioso Pisco Sour.

Costa valdiviana

Si quieres viajar a Chile, es viajar a la costa valdiviana ya que ofrece a los turistas a disfrutar  de agua, el sol, la arena, la naturaleza y las costumbres tradicionales de la zona. Una serie de playas y atractivos lugares esperan la llegada de los veraneantes que cada año visitan la perla del sur.

Niebla y Los Molinos, son  playas preferidas y cuentan de servicios como  bomberos, cabañas, campings, tiendas de abarrotes, panaderías y seguridad.

Entre las dos playas, encumbrado en un peñón, se encuentra el “Fuerte de Niebla”, construido en el año 1671 y que aún se mantiene en pie y abierto para la visita de turistas.

Para todos los turistas que van por primera vez a la ciudad, el municipio local ha dispuesto una oficina de información turística en la entrada al balneario de Niebla.

En esta oficina los turistas pueden acceder a información acerca de la geografía turística de la provincia, lugares de hospedaje, obtención de mapas desplegables y todo lo relacionado a los principales atractivos del Verano en Valdivia. Además, se puede recibir orientación para poder tener una estancia entretenida en la zona.

Los Molinos es una extensa playa que cuenta con aguas calmas que permiten a los niños disfrutar del baño. El balneario se ve embellecido por una larga costanera, por la cual los turistas realizan diversos paseos recreativos.

En el lugar existen restaurantes que ofrecen platos típicos con productos marinos.

Luego se continua en un camino de terraceria con impresionantes acantilados hacia las playas de San Ignacio, Calfuco, hasta Curiñanco, una extensa y hermosa playa con buena pesca de orilla. Por el extremo norte de la playa se accede al Parque Punta Curiñanco donde podrá caminar hasta el Bosque Olivillo Costero.

Continuando por la costa, finalizará su recorrido en Pilolcura, playa de arenas finas.

Por este mismo camino puede acceder al Parque Oncol, donde podrá contemplar la selva valdiviana en su máxima expresión y exuberancia.

Reñaca, Chile

reñaca

  • Información general : Reñaca es un conocido balneario de la zona central. Ubicado a 5 minutos de Viña del Mar. Reñaca cuenta con una linda playa, hoteles modernos, bancos, Mall comercial, restaurantes, ciber café. El sector de “Jardín del mar” queda arriba de Reñaca y cuenta con edificios de departamentos y casas residenciales.
  • Intereses turísticos : En reñaca centro hay restaurantes para comida rapida como “Tele Pizza”, “Burger King”, por el camino costero hay restaurantes de comida chilena tradicional.
  • Supermercados y comercio : “Santa Isabel” en Reñaca centro. En Reñaca centro hay tiendas y comercio.

Parque Metropolitano de Santiago, Chile.

Si laneas viajar a Santiago de Chile, no olvides visitar el Parque Metropolitano de Santiago. Es el pulmón de la ciudad y considerado como  el lugar de recreo de los chilenos.
En las mañanas se puede ver a la gente corriendo o ejercitándose en su bicicleta. Por las tardes los que salen del colegio se tiran en el pasto a hacer la tarea. Los más pequeños van con los papás al zoológico. Otros prefieren, durante esta temporada, refrescarse en las piscinas o hacer un picnic. Tiene todo lo necesario: asadores, mesas, sillas, baños.

El lugar cuenta con varios miradores, pero hay uno en especial que muestra en su totalidad la ciudad. Es el cerro San Cristóbal. En su cumbre se levanta una imagen gigante de la Virgen de la Inmaculada Concepción.

El Parque Metropolitano  cuenta con un lugar llamado Casa de la Cultura Anáhuac, en donde se realizan actividades  gratuitas,  como , yoga, gimnasia, conciertos de música clásica y exposiciones fotográficas y de pintura.

Una buena opción es ir a comer a Divertimento, que se encuentra rodeado de jardines. Este restaurante ocupa un local especialmente construido para disfrutar de muchos detalles. Como el de la gente paseando en el teleférico o corriendo con sus perros.

Se caracteriza por ser un exponente fiel de la cocina chilena e italiana. Pasta con carne, verduras al vapor, purés, vinos y pisco consiguen una excelente carta con platos livianos y sabrosos, manteniendo de esta manera la personalidad propia del lugar.

El Parque Metropolitano cuenta con 722 hectáreas de extensión, además si quieres un paseo en el funicular,  solo te costara 40 pesos mexicanos y el teleférico 52 pesos mexicanos.