Atracciones en Comala

PLAZA PRINCIPAL

El clima en la región es cálido como su gente, pasear por sus calles bajo la sombra de las palmeras y los almendros es un agasajo, sentir el viento y disfrutar de la plaza es una experiencia sin igual. Frente a ésta, se alza el elegante edificio neoclásico del siglo XIX, la Parroquia de San Miguel Arcángel, construcción de aspecto colonial, armoniosamente ubicada muy cerca de la presidencia municipal.

Ya en la Plaza Principal es difícil no sentarse alrededor del quiosco y disfrutar de las fuentes y de los placeres naturales que enmarcan a este bello Pueblo Mágico y místico, que al igual que las letras de Juan Rulfo se han quedado suspendidos en el tiempo.

EX HACIENDA DE LAS NOGUERAS

Otro lugar de relevancia es la Ex hacienda de Nogueras, construcción del siglo XVII, dedicada a la caña de azúcar. Hoy alberga un Museo, un Centro Cultural y un Ecoparque. El museo fue instalado por Alejandro Rangel Hidalgo, se exhiben objetos artísticos y pinturas de este artista colimense. Del edificio aún es posible contemplar elementos originales y reconstruidos como la chimenea y la capilla.

Colima, la Ciudad de las Palmeras.

Le dicen “la ciudad de las palmeras”, y es que entre calle y calle esos enormes árboles ya te cuentan que estas a poco minutos de la playa.

La recomendación es hacer un paseo por su centro histórico e ir al Museo de Arte Contemporáneo. En la arquitectura de la ciudad predomina el color rosado, sus fachadas muestran arcos perfectos y detalles coloniales muy sobrios.

Vale la pena hacer una parada en alguna casa de artesanías donde se encuentran objetos hechos de madera, fibras vegetales, talavera y enconchados. Cerca de la ciudad está la zona arqueológica El Chanal; la Plaza de los Altares, es el monumento principal. Admisión 45 pesos.

Check List: la glorieta de Los Perros de terracota es el símbolo colimense. El kiosco del Jardín Libertad fue traído desde Bélgica. Para el desayuno: el tatemao, elaborado con carne de cerdo, vinagre de coco y chile colorado.

Ixtlahuacan, Colima.

Ixtlahuacan

Corre de inmediato a las Grutas de San Gabriel. Se llega entrando a Ixtlahuacán y se toma la desviación a San Gabriel, tendrás que recorrer unos 16 kilómetros.

Comunícate con Rogelio García Lucatero al (313) 328 4942 para que te permita el acceso. Las grutas están en la parte alta de Ixtlahuacán, lo que te permitirá admirar su bóveda formada por la naturaleza y decorada con estalagmitas y estalactitas, además de un salón con gradas en ruinas, que fue construido, nos dicen, por los antepasados para ser utilizado como centro ceremonial.

Las actividades que se practican son el espeleísmo con recorrido de una o dos horas y fotografía rural, por supuesto con la ayuda de los expertos guías. No olvides tu cámara y un buen repelente de mosquitos.

Check List: visita el museo regional donde se muestran las tradiciones más representativas de la región como los chayacates, personajes de las festividades del día de Reyes; los pastores y danzantes. También encuentras información sobre las grutas y una colección arqueológica de la zona. Abre de martes a domingo de 10 a 18 horas. Admisión 10 pesos por persona.

Contacta: al teléfono 01 (313) 3249032 extensión. 22. Necesitas dar aviso de tu fecha de llegada y del número de personas que te acompañan. Son 30 minutos de camino. De coperación voluntaria.

Cuyutlán, Colima.

coyutla

Durante la primavera y el verano las olas alcanzan alturas entre seis y 10 metros, aunque eso parece poco para quienes esperan ver la famosa “ola verde” que logra los 20 metros. Si le sabes a eso del surf, este lugar te volverá loco.

Chek list: aquí se localiza el Centro Ecológico Cuyutlán que preserva especies comunes o en peligro de extinción. Resguarda iguanas, cocodrilos y varias especies de aves. La laguna está justo a lado del Estero Palo Verde, por lo que la combinación puede ser perfecta para entretenerse todo el día. Admisión: 15 pesos.

Además: el Museo de la Sal, construido con materiales de la región, de finales del siglo XIX. Sus paredes son de madera, su techo de palma y piso de tierra. Conserva una maqueta que explica el proceso de producción de la sal, además muestra cerámicas y piezas arqueológicas. Abre de lunes a domingo de 9 a 18 horas. En las calles Elías Ávalos y Juárez, en el centro de Cuyutlán. Cooperación voluntaria.

Comala, Colima.

Comala se encuentra a cinco minutos de la ciudad de Colima, su nombre significa “Tierra de comales”.

La primer impresión que tiene el visitante son sus fachadas blancas. En los portales de la plaza principal, o zócalo se hallan económicos restaurantes típicos donde la especialidad regional son los “sopitos”, que es como llaman allá a los pequeños sopes. Tras la comida hay que parar junto a algún vendedor ambulante para comprarle un vaso de Tuba, bebida que se extrae de la palma de coco. Por extraño que parezca, se condimenta con cacahuates.

En las afueras del pueblo se puede visitar la laguna de Carrizalillo, la laguna María y el poblado de la Yerbabuena. Este caserío se encuentra a media hora subiendo desde Comala por un camino de terracería y es el punto más cercano al volcán de fuego, que está activo y de manera frecuente lanza bocanadas de humo al cielo. Con un poco de suerte se obtienen excelentes fotos del gigante exhalando.

En Lagunitas hay operadores que ofrecen aventuras ecoturísticas como bici de montaña, tirolesa y paseos a caballo.

La festividad más importante de Comala es el 15 de mayo, en que se realizan jaripeos y carreras de caballos “a pelo”, esto es, sin silla de montar. Los trajes típicos relucen por las calles del poblado que se engalana aún más con los colores de listones y las grandes faldas de las pobladoras locales.

Los coleccionistas de máscaras encontrarán mucho para comprar en este lugar.

Para alojarse está la opción de Casa Alvarada, confortable y al alcance de los presupuestos promedio.

La otra opción es Hacienda San Antonio, una lujosa mansión con suites de ensueño en estilo colonial mexicano que han sido utilizadas por gente sin problemas de presupuesto como Madonna o Elton John.

Por supuesto que siempre está la posibilidad de hospedarse en Colima, distante apenas 10 kilómetros de este pequeño y emblemático Pueblo Mágico.