Lo que debes visitar en Temascalcingo

viajar en mexico
En medio de un paisaje que transporta a la tranquilidad de otro tiempo, Temascalcingo se abre paso en uno de los más extensos valles del norte del Estado de México. Es un lugar único no sólo por sus temascales y aguas termales, sino por ser la cuna de José María Velasco, destacado paisajista del siglo XIX.

Temascalcingo adquiere su nombre por los “temascales” o baños de vapor a la usanza prehispánica Es cierto que la naturaleza le obsequió a este municipio un magnífico manantial de aguas termales, llamado hoy “El Borbollón”. El tiempo le ha dado también construcciones magníficas, cabe aquí destacar la belleza de las ricas e importantes haciendas fundadas en el siglo XIX, una de las más recomendables es la de Salís, con sus vistas naturales. No hay que olvidar que es un pueblo agrícola de clima templado, sus cultivos de maíz, trigo y frutos como durazno, manzana y ciruelo hacen de él un paisaje de acuarela que se recorre con todos los sentidos. Te llevarás un buen recuerdo si lo visitas en invierno, cuando el lugar se inunda con el aroma de las flores de durazno.
[Leer más…]

¿Qué visitar en Morelos?

Morelos se encuentra en la parte más alta de la Cuenca del Rio Balsas, la cual limita al norte con la Sierra Ajusco-Chichinautzin y el volcán Popocatépetl. Quizá por eso destaquen como aspectos típicos del estado su maravilloso clima, de tipo tropical, la gran cantidad, variedad y calidad de sus balnearios y su folclor, así como su gastronomía y variedad artesanal, pero sobre todo la magia de sus principales puntos turísticos, como lo son Cuernavaca y sus zonas arqueológicas.

Cultura

Diversidad de vestigios del pasado prehispánico están presentes en Morelos a través de sus zonas arqueológicas y museos de sitio que reflejan el poderío, la tradición, el misticismo y sabiduría de las antiguas civilizaciones indígenas que se desarrollaron en la región como Xochicalco, Teopanzolco, el Tepozteco, Las Pilas, Chalcatzingo, Olintepec y Coatetelco. Asimismo, la riqueza arquitectónica colonial del Estado te permite realizar un paseo a través de la historia y el arte, donde el siglo XVI se levanta majestuoso.

Zona arqueológica de Chalcatzingo

Para llegar al sitio hay que ir al centro de la población de Chalcatzingo, tomar el camino empedrada y recorrer 1.3 km después caminar aproximadamente 500 m. Según estudios arqueológicos revelan que la zona estuvo habitada por grupos de agricultores y cazadores alrededor del año 3 000 a. de C. La visita a este sitio no es fácil, ya que sus eonstruceiones están dispersas entre terrenos ejidales, por lo que cuando son cultivados aquellas quedan semiocultas.

Xochicalco

El nombre significa “lugar de la casa de las fIares“. Es una ciudad fortificada en la punta de un cerro, que fue adaptado mediante terrazas, terraplenes y muros. Para hacer un recorrido por la zona, auxíliate de un croquis, ya que así podrás visitar los sitios más importantes.

Zona arqueológica del Tepozteco

Se localiza a más de 2 000 msnm y a unos 600 m del valle, en la cima de un peñón, al que se llega por un abrupto y angosto cañón, rodeado de vegetación; éste se ha modificado y acondicionado para facilitar el ascenso entre acantilados y rocas caprichosamente cortadas por el viento y el agua. De aquí se llega a una escalera de hierro que conduce a la explanada, este ascenso lleva alrededor de una hora y hora y media aproximadamente. En dicha explanada se asienta una estructura piramidal llamada la casa del Tepozteco. Este lugar te encantará, ya que sentirás como la energía del Bienestar y la armonía de tu espirítu se restauran.

Bienestar

Si buscas incrementar tu experiencia de bienestar Morelos es un lugar con vocación natural y ancestral para el descanso y la recuperación mediante la cura por el agua, a partir de que el emperador Moctezuma se bañase en las aguas sulfurosas del manantial de Oaxtepec. Desde entonces la gran variedad de lugares con aguas curativas enmarcados en un estupendo clima reconocido a nivel mundial han hecho de Morelos una de las mejores opciones en cuanto a salud se refiere. Esta gran diversidad te ofrece desde balnearios con aguas sulfurosas y termales, destacando Agua Hedionda, en Cuautla, cuyas propiedades curativas lo han colocado en primer lugar a nivel mundial; pasando por las técnicas indígenas que los curanderos morelenses aplican en los baños de temascal; hasta modernos y confortables SPAS donde expertos médicos, cosmetólogos y especialistas en belleza, auxiliados con los más modernos equipos, le harán pasar los mejores días de su vida.

Balneario Exhacienda de Temixco

Tiene 22 albercas en total, una de ellas con olas, al igual que un río artificial que la rodea. Otras dos, reciben a la gente que usa los toboganes acuáticos en espiral. Para relajar la tensión nerviosa y propiciar el descanso, han instalado tinas de jacuzzi.

Lago de Tequesquitengo

La depresión que ocupa el lago de Tequesquitengo, es producto de la disolución de la roca caliza por el agua y es conocida por los geomorfólogos como dolina. Originalmente el pueblo se asentó en el fondo de la dolina, a la cual se le bloqueó la salida del agua que comenzó a subir de nivel hasta inundar totalmente la población formando el lago actual. La principal actividad turística que se realiza en el lago, es la práctica de esquí acuático. Varios hoteles y restaurantes cuentan con instalaciones adecuadas para botar lanchas al agua, así como instructores que dan cursos de esquí acuático destinados a principiantes, intermedios y avanzados.

Naturaleza

Zoofari

Está en el km 55 de la carretera federal Cuernavaca-Taxco. Son mas de mil animales de más de 150 especies de todo el mundo. Muchos de los animales deambulan libremente dentro del parque, razón por la cual es necesario hacer el recorrido en automóvil. Por motivos de seguridad es muy importante obedecer las reglas e instrucciones que rigen para los visitantes. El parque está dividido en seis secciones, de las cuales en cinco de ellas los animales están libres y en la sexta, se exponen de la manera tradicional.

Desde tiempos remotos, Morelos encierra un sinfín de atractivos y sitios que visitar, ofreciendo siempre a los turistas y visitantes un trato cordial y amable, enmarcado por exhuberantes paisajes, ríos y manantiales. Cuernavaca, Tepoztlán, Cuautla, Tequesquitengo y el resto de las localidades del Estado, le brindan una amplía variedad de servicios de hospedaje para todo tipo de gustos y bolsillos. Pasando por lujosos spas, modernos hoteles y antiguas haciendas, hasta posadas, casas de huéspedes, campamentos y trailer parks, estamos seguros que en Morelos encontrará la opción ideal para su descanso.

Lugar de residencia de personajes de todos los rincones del mundo, Cuernavaca ha desarrollado un ambiente cosmopólita que se refleja en la gran variedad de restaurantes que con calidad y esmero ofrecen desde platillos típicos del estado hasta los más sofisticados de la comida internacional, sin olvidar la nueva cocina mexicana, teniendo así un amplio abanico de posibilidades gastronómicas que ofrecerte a la altura de tu paladar. En Morelos se puede disfrutar de la mejor comida nacional e internacional en muchos restaurantes. Si tu idea es paladear la cocina morelense te recomendamos probar el mole estilo Morelos; hongos, que se dan en los troncos de los encinos o del cazaguate; tamales de bagre; mole verde; cecina flameada (la de de Yecapixtla es la mejor), y jumiles.

No olvides visitar Cuernavaca!

Bariloche, Argentina

Recordando mi viaje a Argentina, y ahora que nuevamente pienso viajar a ese país he recordado los lugares que conocí y a los que quiero volver y por supuesto Bariloche encabeza mi lista.

Las excursiones obligadas al visitar Bariloche son el Cerro Catedral al que se accede en teleférico con su moderno centro de esquí.

El recorrido de San Martín de los Andes que se lleva a cabo en barco por los lagos: Espejo, Correntoso, Escondido, Villarino, Falkner y Machónico.
Al Cerro Otto, a mil 400 metros de altura, se accede también por teleférico o “aerosillas”. Arriba nos espera la famosa Confitería Giratoria, un café que da vueltas y vueltas para que uno vea todo el paisaje.

La excursión a Isla Victoria y el Bosque de los Arrayanes comienza en Puerto Pañuelo, a 25 kilómetros del centro de Bariloche.
Alrededor del Lago Nahuel Huapi existieron varias etnias, se tiene noticia de cazadores y recolectores llamados tehuelches.
De la mezcla de todos estos grupos surgieron los mapuches, cuya lengua llenó de palabras esta zona.
Las palabras mapuches giran en torno a la definición de reflejos de luz, el cielo, los animales, el movimiento, el cóndor y las piedras.

Localización: Inserto en la Provincia de Río Negro, San Carlos de Bariloche descansa sobre el margen sur del Lago Nahuel Huapi, a 770 metros sobre el nivel del mar. Esta población se encuentra rodeada por el Parque Nacional Nahuel Huapi y la geografía es indecible: lagos, arroyos, bosques, cerros y estepas que forman parte de la Cordillera de los Andes, con sus picos nevados.

Para llegar a Isla Victoria y al Bosque de los Arrayanes se debe navegar por el Lago Nahuel Huapi y luego de media hora se inicia una caminata desde la Bahía Anchorena. Se puede escoger una ruta de 3, 6 o 10 km. Si decides ir hacia Puerto Gross, encontrarás un sitio arqueológico con pinturas rupestres.

Luego de volverte a embarcar y unos minutos adelante encontrarás el Bosque de los Arrayanes, donde la caminata se realiza sobre bases para no maltratar a esta especie de árbol en peligro.

Clima: La zona de los lagos norpatagónicos es muy húmeda en las áreas más cercanas a la cordillera (en esta región se registran las mayores precipitaciones del país) y húmedo en la zona de la meseta. En invierno las nevadas son abundantes. En cuanto a las temperaturas, la mínima en invierno se sitúa en torno a -1 grados y en verano la máxima ronda los 23 grados.

Se dice que quien viaje al suroeste argentino debe degustar los pescados de la región, los quesos de cabra del Estero, los langostinos, la centolla de Tierra del Fuego (fruto de mar parecido al cangrejo), el salmón y los hongos y frutas finas como el blue berry, frambuesa, morilla, hongo del ciprés, del pino y los champiñones.
Pero la carne es sin duda lo mejor de la región: ciervo, jabalí y res.
Durante el verano, en Bariloche se ofrecen platos más frescos, como pescado, codorniz, carne de caza clásica, aves europeas, paté de jabalí y ciervo.
Para los amantes del vino son recomendables las nuevas bodegas boutiques, la firma Alto Las Hormigas tiene muy buena calidad de vinos, también Dolium, Familia Marguerite y Cinco Tierras.

No debes perderte el paseo por el Bosque de los Arrayanes, probar el ciervo al vino tinto, los bifes y la vista desde el Cerro Catedral.

Bebidas Originales en tu Viaje

Además de disfrutar de una caminata por el Paseo San Francisco y los alrededores del centro histórico poblano, tu recorrido no estará completo si no visitas el restaurante del hotel La Purificadera para disfrutar de sus originales sodas. El chef Enrique Olvera creó (además de las deliciosas creaciones de su menú que cambia cada temporada) estas bebidas inspirado en las tradicionales aguas frescas mexicanas. Desde la terraza del bar donde se sirven podrás disfrutar de una hermosa vista de la catedral. Entre las recomendadas están la de jamaica con cola, la de tamarindo y gingerale con un twist de jengibre, la de limón con hierbabuena -más que refrescante para esta temporada-, la de tuna y té verde, y la de horchata dulce y canela, un clásico que no podía faltar, pero con el sorpresivo toque del sifón.

Callejón de la 10 Norte 802
Puebla México
www.lapurificadora.com

¿Qué lugares visitar en Chiapas?

chiapas.jpg

Chiapas fue la cuna de las culturas más emblemáticas de la época, el florecimiento de los mayas, los zoques y los chiapanecos se dio lugar aquí, es por ello que la cultura del lugar está constantemente enriquecida por el continuo tránsito y contado con diversos grupos étnicos, de ahí que en el estado se hablen más de diez lenguas distintas, por ello es que es tan complejo y tan diverso. Cada lugar, cada poblado, guarda su propia identidad, por eso es que los sentidos y la vista no dejan de sorprenderse a cada paso, en donde el colorido, la tradición y su riqueza quedan de manifiesto a través de un pueblo que festeja y celebra cada semana del año en diferentes poblados y ciudades a su santo patrono, al poseedor de sus sueños, sus peticiones, sus temores, sus esperanzas. San Sebastián Mártir, San Antonio Abad, San Caralampio, el señor de Esquipulas o el de Tila, entre muchos, configuran las celebraciones que en su mayoría forman un sincretismo entre lo profano y lo religioso en una tradición que data desde la época colonial, en donde sus rituales son precedidos por brujos, limpias con hierbas y el pozal, bebida ritual, que los pone en contado con sus santos.

ruinas-arqueologicas-chiapas.jpg

TUXTLA GUTIÉRREZ

La capital del estado se encuentra enclavada entre montañas, su apariencia moderna permite disfrutar de las comodidades de una ciudad con centros comerciales, restaurantes, hoteles y lugares de interés turístico como el zoológico Miguel Álvarez del Toro, y los rituales zoques como La bajada de las vírgenes de Copoya. Asimismo, hay que visitar la Catedral de San Marcos, El Parque de la Marimba, el Teatro de la Ciudad, el Museo Regional de Chiapas, el Centro de Convenciones, el Polyforom y el Centro Cultural Jaime Sabines. Las estaciones son marcadas por un intenso calor, la ciudad está llena de árboles y de flores, de leyendas y de gente amable que siempre está dispuesta a ayudar y a mostrar el encanto de su ciudad.

ZINACANTÁN

Pueblo tzotzil, lleno de tradición sagrada, rodeado de valles y de misterio. La llegada al lugar comienza a mostrar su riqueza desde el momento en que un grupo de niños indígenas, cobijados por sus hermosos vestidos llenos de colorido y de flores dan la bienvenida al turista con una sonrisa y con el deseo de tomarse fotos con todos, por una módica cantidad. La iglesia de San Lorenzo es la visita obligada para el viajero, a la entrada de la misma se advierte: Proivido comer sabritas y dulces. Proivido matar pollos (sic). En el altar no se ven cruces ni la figura de Cristo, el centro principal de la oración y de la devoción está puesto en San Lorenzo Mártir, él es la figura principal, del techo penden un sinfín de lazos de colores, las flores y las velas se encuentran a cada paso, los santos, todos, están vestidos como indígenas, el colorido es impadante.

El recorrido no termina, por las estrechas calles, rodeadas de montañas y con una niebla que apenas comienza a revelarse, se abren las puertas de una casa

en donde nos espera la hospitalidad de un grupo de mujeres indígenas que nos muestran una gran cantidad de productos elaborados por sus manos: carpetas, bolsas, suéteres, manteles, chales, jorongos. La decisión de qué comprar es difícil, todo es hermoso y los precios lo son más. Mientras tanto, nos invitan a tomar ya disfrutar de un taco con una tortilla recién hecha con queso, salsa y chorizo del lugar, el manjar es incomparable y para entrar en calor, pozal, aguardiente natural, de canela o jamaica, sólo un poco, porque es fuerte y todavía queda por conocer. Nos despedimos de Zinacantán, procurando guardar en la memoria la belleza de sus valles, de sus montañas y de ese silencio que sólo es interrumpido por los niños que en su lengua tzotzil nos invitan a regresar.

san-juan-chamula.jpg SAN JUAN CHAMULA

La atmósfera de San Juan Chamula es única, el pueblo tzotzil debe su fama a los rituales sincréticos que se llevan a cabo dentro del templo, la devoción, la solemnidad y la seriedad de sus rituales son impresionantes. En la explanada, que está alojada junto a la iglesia, se extiende un mercado en donde se venden 105 productos de los indígenas que bajan de las diferentes regiones de las montañas. Animales, frutas, verduras, figuras de barro, textiles y hierbas forman una sinfonía de voces en diferentes lenguas y de mezclas étnicas. Las fotos están prohibidas, los indígenas guardan celosamente su alma y su identidad, así que las sensaciones y los colores deben registrarse sólo en la memoria.

El portón principal de la iglesia está enmarcado por el colorido de las prendas de 105 indígenas, azules, rosa mexicano, verde y morado, todo el conjunto parece simular uno de sus textiles. Hay que caminar con cuidado, a lo largo de la iglesia se extienden de lado izquierdo 105 santos vestidos como indígenas y con un espejo colgando en el pecho como reflejo del alma; justo enfrente están las vírgenes ataviadas de la misma manera y con su espejo, dicen que están colocadas así porque se coquetean.

Se encuentran grupos de familias sentadas en el piso, realizando sus rituales de limpias, algunos brujos o magos presiden la acción, otros más lo hacen pasándose huevos por el cuerpo, tomando pozal y refrescos de cola que se toman para que al eructar se liberen de los malos espíritus del cuerpo, esta tradición viene desde tiempos lejanos en donde lo hacían con un pozol negro, que ahora ya no se consigue, todos, sin excepción alguna, lo hacen, hasta los más pequeños, los rezos se convierten en mantras, por eso es que toda la iglesia vibra con un tono particular, que se logra escuchar a pesar de las bandas de música, porque también había otra que daba sus reverencias a San Diego. Los turistas somos sólo observadores, no podemos participar, ya que solamente ellos son quienes pueden realizar este tipo de rituales.

SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS

Famoso por su belleza extraordinaria, por el conjunto de arquitectura tradicional y monumentos coloniales. San Cristóbal es una postal de colores, de museos, de retablos barrocos, de cultura viva. Sus calles empedradas también rodeadas de montañas y valles, albergan el paso de todos los turistas que recorren sus tiendas, sus cafecitos y sus librerías. Su clima bohemio guarda la tradición de todos los tiempos, la cultura chiapaneca y ese toque que lo hace tan plural. Los indígenas conviven con los europeos que, enamorados del lugar, deciden que San Cristóbal se convierta en su residencia.

Alrededor de la plaza se encuentra la catedral de fachada barroca, el Palacio Municipal, la Iglesia de San Nicolás y la Casa de la Sirena. Uno de 105 puntos de mayor interés es la Iglesia de Santo Domingo con su fachada barroca, sus retablos y su púlpito dorados en su interior. Es indispensable recorrer el Convento Dominico y el Templo de la Caridad, unidos con la plaza y la catedral por el andador turístico. En todo San Cristóbal se pueden encontrar hoteles de acuerdo a las capacidades y necesidades de cada persona. Su clima templado es el ideal para disfrutar de su exquisito café o de un chocolate, contemplando el espectáculo que ofrece.

canon-del-sumidero.jpg

PARQUE NACIONAL CAÑÓN DEL SUMIDERO

La maravilla del estado de Chiapas es evidente en cada una de sus regiones; sin embargo, el Cañón del Sumidero es sin duda uno de los lugares más espectaculares de México, así como también uno de los más significativos para los chiapanecos, pues en este se da lugar la leyenda de la batalla entre chiapanecos y españoles. El recorrido por el cañón se hace a través de las lanchas que ofrecen un recorrido por las altas paredes de casi 1000 metros de altura, desde donde se puede admirar un paisaje lleno de flores, fauna, así como la posibilidad de adentrarse en muchas de sus grutas. El Cañón del Sumidero es una de las aventuras más impresionantes que se puedan realizar surcando por sus aguas, en donde se pueden admirar cocodrilos, aves de todo tipo y cascadas naturales. Dentro del cañón está el parque ecoturístico Cañón del Sumidero, con albercas, actividades de deportes extremos, algunos animales y su restaurante que tiene a la vista el imponente cañón, es un recorrido que no debe dejarse de hacer.

Chiapas tiene todo para hacer de las vacaciones el lugar ideal para conocer una tierra llena de tradiciones, de cultura y de colorido. Su enorme diversidad étnica, su comida y sus recorridos conforman, sin duda, uno de los lugares más bellos de la República Mexicana.