Día de muertos en Jarácuaro

Antes una isla, actualmente está unida a tierra firme con un puente vehícular, por lo que es de fácil acceso. Visite el  templo de San Pedro y a la capilla de la Natividad, ambas del siglo XVI, y estan adornadas con un gran arco de flores, fuera de ellas se colocaron numerosas ofrendas donde la gente se sentó a rezar.

A un lado se acomodan puestos de comida donde venden ponche y tamales, y del otro lado se instala el escenario, donde se lleva a cabo la Danza de los Viejitos (T’arche Uarakua), frente a un gran número de espectadores. Ésta forma parte de las danzas huehues.

Los danzantes se visten con el traje tradicional de los campesinos de la región con camisa y pantalón de manta con finos bordados en la parte inferior, también llevan un jorongo, sombrero adornado con listones y una máscara hecha de pasta de caña de maíz, madera o barro, la cual está tallada con gestos sonrientes de ancianos desdentados, de piel rozagante y sonrosada.

Inicia con movimientos achacosos y encorvados y cuando la música aumenta de ritmo, los viejitos transforman sus movimientos en una verdadera explosión de vigor y agilidad, realizando estruendosos zapateados y brincos que contrastan con ataques de tos y temblores que provocan caídas y jocosos intentos de sus compañeros por revivir al afectado.