Navidades sobre hielo en Gran Bretaña

navidad

Si piensas en una pista de patinaje sobre hielo en Navidad seguramente tu mente se vaya a la del Rockefeller Center de Nueva York, aunque mucho tenga que ver en ello el recuerdo que tengas de alguna de las películas americanas que la han elegido como decorado. Patinar en la Quinta Avenida, en pleno centro de Manhattan, muy cerca de la catedral de St. Patrick, del Radio City Music Hall y de las tiendas y restaurantes más lujosos de la ciudad es una experiencia única. Pero especialmente en esta época, cuando los adornos y las luces otorgan a este espacio un ambiente mágico.

Pero si este año has decidido viajar en Navidad a Gran Bretaña, aquí también puedes convertirte en una experta patinadora mientras disfrutas de los monumentos más impresionantes del país. Te mostramos sus mejores pistas de hielo al aire libre, verás como poco tienen que envidiar a la de Nueva York.

  • Museo de Historia Natural de Londres

La pista que se instala junto al Museo de Historia Natural de South Kensington, una de las joyas de Londres, pasa por ser una de las más atractivas de la ciudad. Deslizarse por ella no sólo te permitirá admirar la monumental fachada victoriana del museo, también el mercado navideño que se instala a su lado. Si viajas con niños la actividad se puede combinar con una visita gratuita a su interior, donde conviven esqueletos de dinosaurios, minerales, plantas y animales, y si lo haces solo o en pareja, pasar después por Harrods, que queda a un paso.

  • Torre de Londres

Patinar bajo las murallas, torres y almenas de esta espectacular fortaleza normanda, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, te hará imaginar las joyas de la corona británica que se guardan en su interior, y de paso observar a los alabarderos –conocidos popularmente como beefeaters- que controlan los accesos a la torre y ejercen de guías turísticos.

  • Somerset House, Londres

El gran edificio neoclásico de Somerset House ha servido de escenario para el rodaje de algunas películas, como La Duquesa, con Keira Knightley y Ralph Fiennes o la nueva de Sherlock Holmes protagonizada por Jude Law y Robert Downey Jr. y dirigida por Guy Ritchie. Estos días, lo que acapara toda la atención es la pista de hielo que ocupa el patio, presidido por un imponente árbol de Navidad. Además de deslizarte por ella también puedes disfrutar de algunas actividades complementarias, como sesiones de DJs o de trinos de pájaros. No dejes de probar el vino caliente especiado de la Tiffany Tuck Shop.

  • Castillo de Edimburgo

En el mismo centro de Edimburgo y al pie de su antigua fortaleza que se erige majestuosa sobre una roca se puede patinar en una de las pistas de hielo al aire libre más grandes de Europa. No te pierdas la vista de la ciudad desde arriba, iluminada con las luces de Navidad. Disfruta de un montón de actividades invernales, como música, teatro o comida y bebida de temporada.

  • Eden Project, Cornualles

En las inmediaciones de los invernaderos de Eden Project no sólo se puede patinar al aire libre y disfrutar del paisaje invernal, sino también practicar el curling, un deporte casi desconocido en España y similar a la petanca sobre hielo, pero todo un clásico en países fríos.

  • Catedral de Winchester

La pista de hielo está situada en pleno mercado de Navidad de Winchester, junto a su catedral del siglo XI. La mejor recompensa tras una activa jornada es disfrutar de los guisos, sopas caseras y vinos que ofrece la cafetería situada junta a ella, o decantarse por unos dules o un chocolate caliente, que tanto se agradece en este ambiente.

  • Cardiff

En torno a su pista de hielo giran todas las actividades navideñas en Cardiff, la capital de Gales. Se puede disfrutar del patinaje o disfrutar del ambiente de la terraza cubierta climatizada, montar en la noria o tomar un vinco caliente especiado. Y todo ello en la compañía de Bjorn, un oso polar que anima a patinadores y espectadores.

  • York

La ciudad de York es una de las más visitadas de Inglaterra. Se puede pasear por sus históricos jardines, hacer un tour de fantasmas, navegar en barco por el río Ouse, pero en esta época, el gran atractivo es patinar alrededor del roble iluminado junto a Clifford’s Tower, la torre del siglo XIII, los juzgados y el museo del castillo, que recrea la época victoriana. Y para poner el broche final, tomar algo caliente en el Ice Bar & Café.

  • Glasgow

Hasta el 3 de enero de 2010 podrás patinar en la elegante George Square bajo el impresionante árbol de navidad. Además de la pista de hielo existe una completa programación de ocio en el Big State que incluye desde noches de día y música a obras de teatro. Y para rematar XmasMarkets Ltd. Ha vuelto este año a Glasgow para transformar St. Enoch Square en un tradicional mercadillo navideño.

  • Spinningfields, Manchester

No lejos del bullicioso centro de Manchester, la pista de hielo al aire libre de Spinningfields es el complemento perfecto tras las compras navideñas. Después de una jornada de actividad, puedes tomar un chupito reconstituyente en el North Pole Bar y si te gustan las emociones muy fuertes, atreverte con la infusión de vodka Winter Crumble.

  • Palacio Hampton Court, Surrey

A unos 20 kilómetros de Londres y rodeado de jardines, el palacio de Hampton Court sirve de decorado a la pista de hielo que se monta en su exterior. Pocos lugares hay tan románticos para patinar como el que fuera residencia favorita de Enrique VIII e icono a orillas del Támesis.