Parque Metropolitano de Santiago, Chile.

Si laneas viajar a Santiago de Chile, no olvides visitar el Parque Metropolitano de Santiago. Es el pulmón de la ciudad y considerado como  el lugar de recreo de los chilenos.
En las mañanas se puede ver a la gente corriendo o ejercitándose en su bicicleta. Por las tardes los que salen del colegio se tiran en el pasto a hacer la tarea. Los más pequeños van con los papás al zoológico. Otros prefieren, durante esta temporada, refrescarse en las piscinas o hacer un picnic. Tiene todo lo necesario: asadores, mesas, sillas, baños.

El lugar cuenta con varios miradores, pero hay uno en especial que muestra en su totalidad la ciudad. Es el cerro San Cristóbal. En su cumbre se levanta una imagen gigante de la Virgen de la Inmaculada Concepción.

El Parque Metropolitano  cuenta con un lugar llamado Casa de la Cultura Anáhuac, en donde se realizan actividades  gratuitas,  como , yoga, gimnasia, conciertos de música clásica y exposiciones fotográficas y de pintura.

Una buena opción es ir a comer a Divertimento, que se encuentra rodeado de jardines. Este restaurante ocupa un local especialmente construido para disfrutar de muchos detalles. Como el de la gente paseando en el teleférico o corriendo con sus perros.

Se caracteriza por ser un exponente fiel de la cocina chilena e italiana. Pasta con carne, verduras al vapor, purés, vinos y pisco consiguen una excelente carta con platos livianos y sabrosos, manteniendo de esta manera la personalidad propia del lugar.

El Parque Metropolitano cuenta con 722 hectáreas de extensión, además si quieres un paseo en el funicular,  solo te costara 40 pesos mexicanos y el teleférico 52 pesos mexicanos.