Playas del mundo perfectas

playa

Lo mejor es que estas playas no son las más celebradas por las revistas, ni las más fotografiadas y ni las que atraen al jet set

  • EL CARIBE SOÑADO

Puerto Rico se sale del imaginario de las playas perfectas, porque la mayoría de los viajeros tiende a concentrarse en San Juan, la ciudad colonial que atrae reportajes por su emergente movida gastronómica (jóvenes chefs formados en Estados Unidos que han vuelto a lanzar un celebrado camino propio). Y son todavía pocos los que se atreven a internarse en el país y conocer sitios como las islas Culebra y Culebrita, donde está Tortuga, un kilómetro de playa que es exactamente como uno sueña que sean las del Caribe. Ah, la vecina isla de Culebra tiene otra buena playa –Flamenco-, pero que ya no se ve tan perfecta a medida que avanza el día.

Culebra está a media hora en avioneta desde San Juan (www.airflamenco.net), y a 90 minutos en ferry desde Fajardo (US$ 4.5). Desde Culebra, son otros 45 minutos navegando hasta Culebrita y, como no hay muelle en la playa, hay que lanzarse del bote al agua (puede no parecer una buena idea, pero lo es).

Clave. Puerto Rico es un “estado libre asociado” a Estados Unidos, así que hay que tener visa norteamericana para entrar.
Más información. www.gotopuertorico.com

  • Kuainidup, Panamá, la Isla de los Kunas.

En Kuna Yala, archipiélago compuesto por 360 islas, hay playas para regodearse, pero también para perderse. Por eso(y por el difícil acceso y la precaria oferta) todos terminan en las islas Perro, Anzuelo o Aguja. Para escapar, hay que tomar un bote en el puerto de Cartí Tupilé -se llega volando o por tierra desde Ciudad de Panamá- y buscar una isla perdida llamada Kuainidup, que tiene todo lo que en Kuna Yala es un lujo -agua caliente, bar- y eso que acá es común: una playa sedante.

Kuainidup tiene cabañas desde 65 dólares diarios por persona, con tres comidas. Reservas, tel. (507) 6635 6735.
Lleve todo lo que pueda necesitar: desde esnórquel hasta bloqueador solar.
Más información. www.atp.gob.pa

  • Praia do Madeiro, Brasil, el lado B de Pipa

Pipa es una de las playas más taquilleras del cada vez más popular Nordeste brasileño. Pipa es el clásico pueblito que un día atrajo a hippies europeos que terminaron comprando terrenos y abriendo hotelitos. Pipa es una calle larga, estrecha, flanqueada por bares y restaurantes. Pipa es famosa. Y sin embargo, nos gusta tanto Praia do Madeiro porque la playa es definitivamente mejor (en Pipa, la del pueblo está ocupada por botes de pescadores y hay que arrendar un buggy para encontrar otras buenas), y está justo un poco antes de Pipa. Y por eso, Ponta do Madeiros se queda tranquila en su delicioso anonimato.

El buggy es el vehículo símbolo de la región, y la mejor manera de alcanzar las playas más lejanas. Lo ideal es dejar reservado uno para partir temprano. El rutero clásico va hacia el litoral norte e incluye playas como Redinha, Santa Rita, Genipabú, Barra Do Río y Gracandu, entre otros hitos.

La guía de playas de Quatro Rodas es clave a la hora de buscar destinos: tiene una descripción detallada de cada rincón con arena del país.
Más información. www.pontadomadeiro.com.br y turismo.natal.rn.gov.br

  • Frenchman’s Cove, Jamaica,  la Playa privada.

La isla de Bob Marley es uno de los destinos más populares del Caribe, y nombres como Montego Bay, Negril y Ocho Rios son potencias caribeñas. Pero, con un buen guía (y chofer, porque manejar es una proeza), se llega a Port Antonio, un caserío tranquilo donde nadie parece desvivirse por un turista. Y a minutos de ahí está Frenchman’s Cove, una muy pequeña playa privada (se paga entrada), bordeada por roqueríos cubiertos de árboles. La arena es blanquísima, el agua turquesa, y si llega temprano, podrá tenderse donde se le dé la gana.
A diez minutos de Frenchman’s Cove está Winnifred Beach, otra playa excelente. Y pública.
Por favor, haga caso: viaje con guía-chofer. Los jamaiquinos tienen debilidad por adelantar en curvas.
Más información. www.visitjamaica.com

  • Tulum, México, Paraíso Maya.

Tulum no es una playa sino una zona en la llamada Riviera Maya (la misma donde están Cancún y Playa del Carmen). Pero de camino a las ruinas del mismo nombre hay unos hotelitos con arenas casi privadas.

Casa Magna es un bonito hotel famoso por ocupar la casa del traficante Pablo Escobar (www.casamagnatulum.com).

EcoTulum tiene desde cabañas sin electricidad a cuartos con suelo de arena. Toda una experiencia (www.ecotulum.com).

Más información. www.todotulum.com

Playas desconocidas en la costa de Oaxaca.

playa

No se trata de una zona virgen al turismo, aquí es diferente, los visitantes no parecen estar en pos de un “shock de descanso”; es más, no parecen pretender otra cosa que estar, simplemente; lo demás lo proveerá la naturaleza.

San Agustinillo
Al oeste de Puerto Ángel está la Bahía de San Agustinillo, de mar tranquilo y azul. No es una playa completamente virgen, pero su estilo es bastante rústico y el pueblito de pescadores minúsculo se concentra en el extremo oeste de la bahía. Desde allí hacia el este, si se camina, se ve que las palapitas desaparecen en seguida abriendo el espacio a la desierta de una playa espectacular, que termina en toda la extensión de Playa Aragón, ésta es una de las secciones más imponentes de la costa chica. Su geografía montañosa y de acantilados abruptos hicieron imposible construir hoteles y otras estructuras sobre la playa, y gracias a esto aquí se conserva la fuerza del paisaje casi intacto.

El día puedes comenzarlo con una clase de yoga en Rancho Cerro Largo, una posada muy bonita tipo palapa en la cima de un cerrito sobre el mar. Mario, el propietario, es aficionado a esta práctica y la comparte en forma gratuita con quienes quieran acercarse.

Más tarde bajar  a la playa y caminar hacia la caleta protegida por piedras en donde es posible nadar sin ningún peligro. A la hora de comer elegir entre las palapitas que se alinean frente a la caleta. En este pueblo de pescadores siempre hay pescado fresco. Quien camine por la playa, podrá sentir los aromas de las cocinas: atún, huachinango, robalo, ceviche, camarón y ostiones.

Cuando baja el sol, lo mejor es caminar hacia el este hasta Playa Aragón para ver cómo se hunde en el mar. En este rincón casi desierto de la bahía la naturaleza creó un escenario único. De la arena brotan promontorios de roca dorada de contornos afilados, erosionados por la energía caótica del mar. También surgen del mar rocas blancas y negras como torres o puentes, castillos deshabitados o habitados en realidad por miles de pájaros fragata y pelícanos que anidan en los huecos. En este paisaje surreal parece que la fuerza de los elementos se congelaran en un gesto ascendente. La luz del atardecer ayuda a revelar la cualidad espiritual de esta naturaleza.

Por la noche además de la oferta típica de los comedores que ofrecen platillos de mar, hay un par de opciones inesperadas: una pizzería muy bonita comandada por una pareja italo-argentina, llamada La Termita, y Tío Nerone, un restaurancito de pastas italianas auténticas bajo el cuidado de una pareja italo-germana.

Mermejita
Muy cerca de San Agustinillo, pasando la bahía de Mazunte, existe otra playa que hasta hace pocos años era un paraje completamente deshabitado, y que ahora, debido a su belleza, un puñado de aventureros están construyendo algunas casas estilo Robinson Crusoe, usando materiales de la zona, aunque con cierta sofisticación arquitectónica.

Esta es la playa favorita para venir a ver el atardecer, ya que en cualquier época del año aquí el sol se pone sobre el mar. Durante el día los pocos visitantes caminan hacia la piedra del Torón, un promontorio que surge del mar en el extremo oeste de Mermejita, para darse un baño de mar. En esta playa, por ser bastante abierta, el mar suele tener olas grandes y no es tan aconsejable aventurarse aguas adentro. Como compensación, por ser casi mar abierto, es el mejor lugar para ver delfines, ballenas francas y orcas, a veces a muy poca distancia, saltando y jugando.

Cuando baja el sol, como en un ritual concertado, los viajeros se sientan en la arena para ver los últimos rayos del sol en atardeceres muchas veces inolvidables.

San Agustín de las Flores
Pocos saben que una de las bahías más bonitas de Huatulco todavía permanece casi desconocida y se conserva milagrosamente intacta como un paraíso natural. Antes de entrar en la muy turística ciudad de Huatulco, se gira a la derecha por la callecita de terracería que nace frente al aeropuerto, y uno se interna en una zona tropical muy verde, tapizada de papayales, platanares y mangos.

Luego de 20 minutos se llega. Una medialuna de arena coralina blanca y fresca, similar a la del Caribe, encierra un inmenso arrecife de coral bajo las aguas más cristalinas de la costa oaxaqueña. Esta playa es el paraíso del esnorquel y también del buceo para quienes lleven equipo propio. Basta calzarse una máscara y nadar unos metros dentro de estas aguas siempre tranquilas para toparnos con arrecifes de coral, cardúmenes de peces plateados, azules, amarillos, agujones, morenas y a veces incluso tortugas.

No hay sitios que ofrezcan alojamiento en la playa, aunque algunas palapitas durante el día preparan platillos de mar. Claro, la única opción es acampar, y vale la pena.

Esta gran bahía enmarcada por campos cultivados, con extensiones de arena vacías, y por fondo las montañas, nos da una idea de cómo eran las bahías de Huatulco apenas hace dos décadas, un maravilloso paraíso virgen, antes de la construcción de los hoteles.

Playas Nudistas.

playas

En México, la cultura del nudismo ha encontrado lenta difusión, tal vez debido a la fuerte carga del catolicismo. Pero quizá esa misma represión ayudó a que eventos como el de Spencer Tunnick hayan tenido una gran convocatoria en la capital del país.

Pero otros lugares del planeta reciben con buenos ojos, o hasta con ojos indiferentes a los viajeros que no buscan actividad sexual, sino disfrutar del contacto con la naturaleza, libre de las ataduras que la ropa nos impone.

  • España: La península ibérica, a partir de la muerte de Franco se lanzó a una apertura que la volvió una sociedad mucho más liberal, más europea y abierta a mostrar el cuerpo en sus playas. Lanzarote, en las islas Canarias, tiene un área al sur llamada Papagayo. En el lugar hay pequeñas playas y bahías. Entre las más conocidas están Playa de las Mujeres y Playa de Mola, que es visitada por el turismo nudista. Melides, es una playa de la localidad de Pontevedra, Galicia. Una excepción en las costas españolas, que ya están casi urbanizadas en su totalidad.
  • Jamaica: El nudismo es ilegal pero la propiedad privada da apertura a este sector. Couples Resort está en Ocho Ríos. Los hoteles Hedonism II, en Negril y Hedonism III en Runaway Bay, hacen honor al nombre y se han afamado por ser ultra liberales
  • Australia: Conway Beach, en Queensland, son 12 hectáreas que protegen a los nudistas de las miradas curiosas. No será difícil que encuentres torneos de rugby, o carreras al trote, o de natación sin traje de baño. Sólo acepta adultos. Hovea se encuentra a 40 minutos de Perth y tiene un resort, el Sunseekers Inc Nudist Club, para familias que gozan juntos sin usar más sobre el cuerpo que una capa de bronceador. En el Twin Falls Resort de Ellenborough, New South Wales no hay playa, sino árboles y ríos.

Las playas mexicanas mas seguras.

La empresa estadounidense especializada en bienes raíces RE/MAX Investment Properties, señala en estudio que las zonas turísticas mexicanas son mucho más seguras que muchos destinos vacacionales en Estados Unidos.

De acuerdo con RE/MAX, tan sólo Los Cabos, La Paz y Loreto tienen una tasa de homicidios 26 veces menor que la que presenta Orlando, así como 17 veces menor que West Palm Beach. Por su parte, las playas de Cancún y la Rivera Maya, presentan una tasa de homicidios 14 veces menor que Orlando y 9 veces menor que West Palm Beach.

La empresa precisa también que en general, las playas mexicanas, en donde muchos extranjeros pasan sus vacaciones o tienen alguna propiedad, registran tasas de inseguridad mucho menores a las que presentan ciudades como Washington, Houston, Dallas, New York, e incluso Vancouver.

Chachalacas, Veracruz.

Chachalacas esta ubicada a 50 km al norte del puerto de Veracruz, es una extensa playa de fina arena con oleaje que va de fuerte a moderado; es propicia para la práctica de varias actividades acuáticas. Aquí encontrará grandes dunas donde podrá realizar recorridos en cuatrimoto.

La playa es llamada así por la abundancia de aves con el mismo nombre.

Playa Chachalacas cuenta con un hotel (Cahachalacas) de cinco estrellas asi como sabrosa gastronomía.

Las dunas de la Playa de Chachalacas se encuentran a 40 km de distancia del aeropuerto internacional de la ciudad de Veracruz: son famosas porque puedes recorrerlas en cuatrimotos o practicar el parapente.