Acatzingo, Puebla

El día 14 de septiembre, casi todos los habitantes de la localidad amanecen preparando los festejos a la Virgen de los Dolores, “la Jefecita”.

En todas las calles del centro y aledañas se ven personas ornamentando las aceras con arreglos diversos: maceteros, lámparas, candiles, varas florales y una miscelánea inusitada.

Se pintan centenares de kilos de arena y aserrín para elaborar los casi 8 kilómetros de alfombras por los que pasará la procesión con la imagen de la Virgen, y se emperifollan las canastas con frutos, verduras y flores que se colocarán en el camino.

Al iniciarse la procesión, a las once de la noche, el alma de los acatzincas y visitantes se transporta a otras dimensiones entre el estruendo de los cohetes.
Miles de personas acompañan a la Virgen de los Dolores en el periplo que concluye a las 8:30 de la mañana del día siguiente, justo en el lugar de donde partió, la Parroquia de San Juan Evangelista, cuya construcción se terminó el 24 de junio de 1691, Día de San Juan Bautista.

A lo largo de la caminata, que dura casi 10 horas, propios y extraños asisten a un espectáculo de deslumbrantes alfombras.
Ornamentos y diseños nos conducen de un asombro a otro, de un símbolo cristiano a otro, de imágenes sobrias a figuraciones insólitas; el festín visual es acompañado con el obsequio de atole, chocolate, pan y tamales.


Acatzingo se ubica al centro del Estado de Puebla. Limita con los municipios de Nopalucan y Soltepec al norte; con Los Reyes de Juárez, San Salvador Huixcolotla y Quecholac, al sur; al este con Felipe Ángeles y al oeste con Tepeaca.

Clima: Templado-subhúmedo con lluvias en verano.

Todo el año es buena temporada para ir, pero para disfrutar de las festividades de Nuestra Señora de los Dolores conviene ir a mediados de septiembre.

Dónde dormir: Los hoteles de la localidad no son recomendables, es preferible pernoctar en la Ciudad de Puebla, en la ex Hacienda de Santiago Texmelucan (a 38 kilómetros) o en Oriental, a 8 kilómetros de la ex hacienda.
Si optas por alguno de los dos últimos lugares tendrás la oportunidad de visitar Tepeyahualco y la zona arqueológica de Cantona, distante a 24 kilómetros de Oriental.

Tips:  No olvides probar el mole poblano, los chiles en nogada ni comprar de los dulces típicos como son los camotes, muéganos, trufas, limones rellenos de coco, alegrías, dulces de leche.

Huamantla, Tlaxcala

Hace exactamente dos años fuí a Huamantla a un Viaje en globo, y creanme la experiencia fué padrisima, y Huamantla es espectacular.

Huamantla proviene de la palabra náhuatl que significa “Lugar de árboles formados o juntos“. En este poblado se enucentra el volcán Matlalcueyetl (la de las faldas azules), también llamado Malintzin, y que es la cumbre más significativa del territorio donde se asentaron las primeras haciendas ganaderas del País antes de mediar el siglo 16. Muy cerca de las faldas del volcán está la Escuela Taurina Fernando de los Reyes El Callao. Los alumnos de la escuela, de 4 a 13 años, tienen porte distinguido y adquieren rostro adusto cuando se acercan a los potreros. En este lugar se lleva acabo la famosa Humantlada, y cuando corras, te darás cuenta de que todos se sienten toreros.

Localización:

El Estado de Tlaxcala se localiza en la región centro oriental de la República Mexicana, situado en las tierras altas del eje neovolcánico, sobre la meseta de Anáhuac. Colinda al norte con los Estados de Hidalgo y Puebla; al este y sur con Puebla; al oeste con Puebla y Estado de México.
Huamantla se localiza al oriente de Tlaxcala; este Municipio colinda al norte con los de Terrenate, Xalostoc y Altzayanca; al sur con de Ixtenco y Zitlaltepe; al oriente se establecen linderos con los Municipios de Cuapiaxtla y Altzayanca, y al poniente Chiahutempan y Tzompantepec.

Cómo llegar:

De la Ciudad de México se toma la Autopista de cuota Núm. 150 México-Puebla. Al llegar a San Martín Texmelucan siga la Autopista Núm. 119 que conduce a la capital tlaxcalteca hasta llegar al libramiento de Apizaco. De aquí tome la Carretera federal núm. 136 México-Veracruz, que lleva finalmente hasta la Ciudad de Huamantla, cuya distancia con el D.F. es de tan sólo 160 km.

Clima:

En el Municipio el clima se considera semiseco templado, con régimen de lluvias en los meses de mayo, junio, agosto y septiembre Los meses más calurosos son marzo, abril y mayo. La dirección de los vientos en general es de suroeste a noroeste, igualmente la temperatura promedio mínima anual registrada es de 5.4 °C y la máxima es de 23.2°C.

Cuándo ir:

Todo el año es buena temporada para ir, pero la Huamantlada, que se corre desde 1954 durante la Feria de Huamantla, se celebra los primeros días de agosto por las calles de la Ciudad a semejanza de las fiestas de San Fermín, en Pamplona, España, se sueltan toros de lidia para ser toreados por los aficionados.

Dónde comer:

La gastronomía en este Municipio es muy rica y variada, prueba de ello es el suculento cabrito al horno, barbacoa enchilada y blanca, cecina asada y ensalada de nopalitos; los dulces que le han dado fama a Huamantla son los muéganos, también se elaboran frutas en conserva y dulces cristalizados de azúcar.
Y para comer encontrarás lugares variados y de diferentes precios.

Tips:

Museo Taurino, de lunes a domingos. El Municipio de Huamantla ha alcanzado fama a nivel nacional e internacional, por el diseño y la elaboración de alfombras de aserrín y flores, trenzado de hilo macramé con el que diseñan maceteros, rebozos, carpetas, manteles, bolsas, monederos, morrales y capas. También te recomiendo ir a un vuelo en globo que solo se pueden encontrar en Huamantla y San Juan del Rio.

Más información: Secretaría de Turismo de Tlaxcala

Bebidas Originales en tu Viaje

Además de disfrutar de una caminata por el Paseo San Francisco y los alrededores del centro histórico poblano, tu recorrido no estará completo si no visitas el restaurante del hotel La Purificadera para disfrutar de sus originales sodas. El chef Enrique Olvera creó (además de las deliciosas creaciones de su menú que cambia cada temporada) estas bebidas inspirado en las tradicionales aguas frescas mexicanas. Desde la terraza del bar donde se sirven podrás disfrutar de una hermosa vista de la catedral. Entre las recomendadas están la de jamaica con cola, la de tamarindo y gingerale con un twist de jengibre, la de limón con hierbabuena -más que refrescante para esta temporada-, la de tuna y té verde, y la de horchata dulce y canela, un clásico que no podía faltar, pero con el sorpresivo toque del sifón.

Callejón de la 10 Norte 802
Puebla México
www.lapurificadora.com