Puerto de Veracruz.

El puerto de Veracruz tiene un especial folklore muy parecido a La Habana y San Juan. El puerto tiene atractivos para jóvenes y adultos. Para la familia entera sigue siendo muy tradicional desayunar en el café La Parroquia. Ahora hay varias sucursales, pero la que se encuentra en el malecón (Gómez Farías 34) es sin duda la más tradicional.

El fuerte de San Juan de Ulúa que se sitúa en una isla –ahora unida a tierra– fue fundado por Cortés en 1519. Defendió a la ciudad de saqueos piratas y posteriormente fue una de las más crueles cárceles mexicanas. Ahora es un recinto histórico que ofrece magníficas vistas fotográficas.

Para comer, Boca del Río, municipio conurbado a Veracruz, tiene excelentes lugares para degustar pescados y mariscos. Una buena opción es el arroz con jaibas desnudas de La estancia de Boca, en el Hotel Playa Paraíso, que se encuentra en la avenida Ruiz Cortines

Los sábados por la noche, los letrados en el danzón pueden mostrar sus artes en el sitio más clásico para estos menesteres: el zócalo de la ciudad, con orquesta en vivo y decenas de parejas vestidas de blanco que muestran que ese género no ha muerto.