Guía del surfer profesional en Puerto Escondido

Estos son los pasos que debe seguir con todo y precio aproximado, para que sepa cuánto cuesta seguir el ritmo vibrante de Puerto Escondido.

Paso 1: Desayunar sanobye bye

Nos encontramos con Ángelo en El Jardín de las Delicias (Calle del Morro 310), pues es “el lugar” para alimentarse bien después de haber estado practicando desde el amanecer en el mar. Ángelo se levanta cada día al alba para checar las olas y va calculando a qué hora estarán más crecidas. Por lo que le es fundamental revisar el estado del tiempo y vivir a una cuadra de Zicatela. El ejercicio y rendimiento en el mar es extenuante y debe recuperarse con una buena alimentación. Para el ejercicio aeróbico que realiza, su dieta tiene que ser rica en carbohidratos y proteínas e incluir un suplemento alimenticio. Otra excelente opción es el Café de Lux, pregunte por él.
Favorito de Ángelo: Jugo piña-menta.
Menú completo y reparador: $95 pesos.

Paso 2: Comprar equipo
No puede surcar las olas sin un buen equipo, que realmente no es mucho: ropa apropiada y una buena tabla. Ángelo es patrocinado por Squalo, concepto 100% mexicano, una marca súper profesional con diseños originales y los mejores materiales (la ropa la fabrican en Zapopan, Jalisco). Todo está avalado por la Federación Mexicana de Surfing, con tiendas en toda la República, Canadá, Alemania e Italia. Como este deporte es de alto rendimiento, aunque los trajes de Ángelo son de los mejores del mundo, se desgastan relativamente rápido, por lo que siempre es bueno darse una vuelta por las dos tiendas que hay en Puerto. Por supuesto, ahí también venden tablas y todos los aditamentos necesarios como cera, cuerdas, zapatos especiales, entre otras cosas. Si sale de ahí bien equipado, ¡ya puede hacer cita para sus clases de surf!
Bermudas: $399 pesos.
Playera: $250 pesos.
Chanclas: $310.

Paso 3: gimnasio, yoga y masaje
Si quiere rendir de dos a tres horas en la tabla, tendrá que estar en buena forma y fortalecer sobre todo las piernas y los brazos (se rema mucho para tomar las olas), así que es necesario ir diariamente al gimnasio y hacer pesas para ambas extremidades. A Ángelo le recomendaron tomar clases de yoga, ya que le ayuda a fortalecer otro tipo de músculos que sólo con esta disciplina se logran trabajar y además le relaja otros que luego tienen “sentidos”, como los de la espalda. Él termina esta rutina con masaje relajante o una terapia más en forma si tiene alguna lesión (el cuello o la espalda pueden sufrir por golpes en el agua).
Sesión de yoga: $80 pesos.
Masaje: $350.

Paso 4: Almuerzo
Junto a Manos Curativas, el centro de relajación, Ángelo nos recomendó hacer lo que él: tomar un licuado o jugo nutritivo a medio día, sobre todo cuando el calor está más fuerte y una colación, que podría ser un burrito vegetariano. El lugar: Juguería El Tropical.
El preferido de Ángelo: Jugo de clorofila con alfalfa, piña, guayaba, naranja y miel.
Jugos: $25 pesos.
Burritos: $25 pesos.

Paso 5: Revisar correo y ver videos de surf
Además de “guardarse” un poco del fuerte sol, es necesario conectarse un rato para sacar pendientes. Uno de los pasatiempos favoritos de Ángelo es ver videos de competencias de surf. Observando las maniobras de los grandes de este deporte, se puede aprender mucho. En el Hotel Santa Fe hay Internet inalámbrico sin cargo en el área de la alberca y el restaurante.

Chacahua , Puerto Escondido.

Chacahua es un pueblo de pescadores de Oaxaca, que se ha convertido en uno de los más atractivos destinos turisticos a quieres le gusta la naturaleza.

En Chacahua durante los meses de mayo y noviembre es posible observar el desove de las tortugas.

Chacahua se encuentra en el municipio de San Pedro Tututepec, a 62 kilómetros de Puerto Escondido, cerca de la desembocadura del Río Verde.

Chacahua es de los últimos santuarios de aves acuáticas que aún conserva el país, además de contar con una gran diversidad de especies de reptiles, anfibios y mamiferos.

Alli se pueden ver águilas negras, urracas, pájaros carpinteros, águilas pescadoras, chachalacas, garzas blancas, aves migratorias como el pelicano blanco y pato boludo y otras más, sin olvidarse de los peces y crustáceos que también habitán los manglares.

Chacahua es un sitio de un encuentro de tradiciones culturales, alejado del turismo masivo, pues pqreciera que alli se rinde homenaje a la tranquilidad.

Surf en Puerto Escondido.

Las playas de Puerto Escondido en Oaxaca son excelentes para practicar el surf. No por nada se organizan siete eventos al año, incluido un campeonato mundial.

La punta de Zicatela es el mejor lugar para aprender a montar las olas. Está la posibilidad de que se den las clases en otros lugares como Carrizalillo, a 15 minutos de la playa de Zicatela. Cinco clases son suficientes para que puedas dominar una que otra ola. Aquí se te cobra por clase que tomes.

Las lecciones pueden ser individuales o en grupo. Si vas con amigos les corresponde un instructor por cada dos novatos. No es necesario que cuentes con el equipo, tabla y lycra te los prestan. La transportación de ida y vuelta a la playa está incluida.

Para los instructores, basta con media hora en la arena para que sus alumnos sean capaces de maniobrar la tabla. Hay que dar un repaso a las medidas de seguridad, por si las olas te juegan una mala pasada.

Después de la teoría viene la práctica. Hora y media dentro del mar. Acostados sobre la tabla se van adentrando. Ellos están al pendiente de ti en todo momento, así que deja el miedo en la orilla.

Tú eliges la hora, pero los expertos recomiendan que sea de 9 a 11 de la mañana porque las aguas están más tranquilas y el calor no agobia. Pero si quieres aprovechar la mañana para turistear, entonces tienes la tarde. De las cuatro en adelante.

También hay cursos para niños a partir de los siete años de edad. Los padres deberán estar presentes.