Appenzell – Suiza

appenzell.jpg

En Appenzeller los hombres llevan aretes y fuman en pipa curvada. Estas y otras tradiciones ancestrales forman parte del día a día de los habitantes de la región más rural de Suiza, en el noreste del país, donde a 800 metros de altitud y entre el lago Constanza y las montañas del Alpstein, hay prados salpicados de bosques y casas con paredes de madera. De los pastos se alimentan las vacas pardas que dan la leche para elaborar uno de los quesos más refinados, el appenzeller, un centenar de casas con queserías y puede verse al quesero hacer casi a mano las ruedas de queso con leche recién ordenada.

quesosuiza.jpgLa pequeña población de Appenzeller vive sin coches y con coloridas fachadas adornadas con pinturas. Ahí encontrarás la quesería de Stein, donde puedes darte un banquete con platillos de la región. No dejes de subir en funicular al Santis, a 2500 m de altitud. Al oeste está el valle del Emme, cuna del queso emmentaler. En la quesería de Affoltern descubrirás que el queso con agujeros no es gruyere, si no el emmentaler. En Engelberg está el único monasterio de Suiza donde, de forma artesanal y desde el siglo XVI, se produce queso. Visita alguna de las cavas en las que se afina luego ese queso, como Cave Emmental AG, cerca de Lucerna. Ve a la casa-quesería en Ruderswill de uno de los campeones del mundo de emmentaler, Christian Wuthrich.

¿Como llegar?
Tienes que volar a Zurich y tomar un tren que llega a Appenzeller (www.cff.ch)