Primer Festival del Chocolate Tabasco “Origen y Sabor”

Del 17 al 20 de noviembre próximo en el Centro de Convenciones de esta ciudad se llevará a efecto el Primer Festival del Chocolate Tabasco “Origen y Sabor”, con el objetivo de promover la tradición, la gastronomía y el turismo, ya que la semilla del cacao criollo, originario de Tabasco y su inigualable chocolate tabasqueño, es un eje temático que ya se aprecia en varias partes del mundo.

Se fabrican en la hacienda Luz María en Comalcalco, “otro de los aspectos fundamentales que trata el tema del chocolate es el material cultural, antropológico, histórico, social y económico, para que sea un festival original con calidad, eficiencia, rentabilidad y coadyuve en el posicionamiento estratégico del producto y del destino, con un atributo que se tiene como es el cacao y el chocolate”.

Afirmó que el Primer Festival del Chocolate Tabasco “Origen y Sabor” forma parte de las alianzas entre autoridades, empresarios y prestadores de servicios, para impulsar la economía de la entidad

Entre las actividades que se contemplan realizar en este festival se prevé la exposición de empresas, asociaciones e instituciones relacionadas con la producción, comercialización y servicios relacionados al cacao y chocolate.

También algo muy importante son las conferencias por parte de especialistas locales y nacionales sobre el chocolate; comercialización de productos en diversas presentaciones del endulzante; participación de dependencias de los tres órdenes de gobierno como medio de vinculación entre empresas y productores para impulsar oportunidades de negocio y la exposición de Arte inspirado en el cacao y chocolate.

Dentro de la estrategia que se tiene para la celebración de este festival, se encuentra la promoción de Paquetes Turísticos por lo que se difunde a nivel nacional con el fin de atraer a turistas que deseen hacer recorridos por las haciendas cacaoteras y por la Zona Arqueológica de Comalcalco los días 19 y 20 de noviembre.

Tapijulapa, Tabasco

Tabasco también ya obtuvo el reconocimiento para Tapijulapa, ubicado en la sierra, a una hora de Villahermosa. Apenas lo habitan 5 mil personas. Tardaron más de cinco años en esconder el cableado de luz, pintar las casas de blanco, adornar sus balcones de hierro forjado con macetas que tuvieran flores de colores vivos y, sobre todo, capacitar a su gente para dar un buen trato al turista.

Podemos encontrar un hotel comunitario, casas de tabasqueños que ofrecen alojamiento con servicios básicos. Y para que no estemos inactivo hay tirolesas sobre sus ríos, podemos pasear en lancha y convivir con los artesanos que tejen el mimbre y tallan madera.

Para apreciar su paisaje verde hay que subir a la iglesia que a la vez funciona como mirador, mientras se disfruta de una “manga da” (pulpa de mango congelada con chamoy) para sofocar el calor intenso.

Muy cerca de ahí está Kolem Ja a ‘, un sitio para convivir con la naturaleza y donde está el canopy más alto de Latinoamérica de 30 metros de altura. Tapijulapa lleva pocos días con su reconocimiento y el turismo ya empezó a llegar sobre todo aquellos que viene de Europa.

Pero los tabasqueños también quieren hospedar con amabilidad a mexicanos.