Bendición de animales en Taxco

En cualquier fiesta es común observar trajes, corbatas, vestidos y disfraces, sin embargo, cuando los invitados especiales de la celebración forman parte del reino animal, todo se convierte en una extraña pero divertida experiencia.

La extraña cita es en la iglesia de Santa Prisca, que por sí misma es ya un regalo a la vista. Situada en el estado de Guerrero, a 62 kilómetros de Cuernavaca, Morelos; y a 35 kilómetros de Iguala, Guerrero, esta edificación, construida durante la segunda mitad del siglo XVIII, es considerada uno de los ejemplos más hermosos del barroco mexicano. Y es precisamente en el atrio de este templo donde, desde hace 15 años, cada 17 de enero se celebra el día de San Antonio Abad, protector de los animales. Según la tradición, se puede llevar toda clase de animal, doméstico o de granja, junto a las rejas de la iglesia para recibir la bendición. Pero, actualmente, esto va más allá.

Un traje gris a rayas, corbata azul y una guitarra rotulada con el nombre de una canción llamada Lupita, es un atuendo difícil de apreciar cuando es una paloma quien lo porta. Y aunque a la distancia parece estar disecada, de pronto, el ave gira el cuello y con un cerrar de ojos, desmiente a los incrédulos. Es ahí cuando la dueña, orgullosa, enciende el interruptor del pequeño instrumento que hace sonar la melodía. Un perro alado, simulando un ángel, y su contraparte es en un verdugo canino, encapuchado y vestido de negro. Un par de gallinas con el típico traje jarocho y hasta un par de pollitos con su puesto de quesadillas revelan que la creatividad no tiene límites. ¡Nuestros ojos no creían lo que veían! Mientras la gente intenta llegar a la entrada de la iglesia para observar de cerca la bendición a los animales, el sacerdote rezaba, rociando el agua bendita, que los asistentes trataban de alcanzar entre ladridos, graznidos y uno que otro cacarear.

¡Disfrace a su animal!

Con el fin de preservar esta tradición, cada año se organiza un concurso que se lleva acabo dentro del marco de la festividad religiosa. Éste transcurre en la Plaza Borda, gracias al apoyo del Centro Cultural Taxco. Y si bien es cierto que la costumbre se ha ido perdiendo con el paso del tiempo, también es cierto que la competencia de los animales disfrazados ha impedido su olvido.

Se lleva a cabo en el quiosco de la plaza. Uno a uno desfilan los asistentes quienes exhiben a sus animales, tratando de sorprender al jurado. Entre aplausos y fotografías, el pueblo de Taxco escoge el disfraz de mayor ingenio y originalidad. Los animales suelen representar y caricaturizar a personajes célebres u oficios propios del hombre. Es así que llegan a verse pájaros charros, gatos mineros, gallos piratas…

Pero la fiesta no acabó ahí. Y es que este festejo es el preámbulo del festival de Santa Prisca, que se realiza al siguiente día. Cada 18 de enero la celebración inicia desde temprano con grupos que amenizan durante el día, mientras los fuegos artificiales pintan la noche.

Habrá que esperar un mes para presenciar esta original fiesta, pero más vale ir planeando la visita con tiempo y aprovechar conocer todo Taxco y sus alrededores.

En otras partes del mundo…

Como sucede con algunas fechas religiosas, esta celebración también se realiza en otros países. A lo largo de distintos puntos de la región valenciana, en España, San Antón, es el nombre coloquial que recibe San Antonio Abad. Y al igual que en México, los animales son parte fundamental en su festejo. En Chile se venera, durante el mes de octubre, a San Francisco de Asís, que de igual forma funge como el protector de la naturaleza y los animales.

Feria Nacional de la Plata en Taxco, Guerrero 2010

Taxco de Alarcón, venta inagotable de plata de más de 500 años, celebrará este próximo 27 de noviembre su edición 73 de la Feria Nacional de la Plata, en donde expondrán diversos plateros sus obras para ser exhibidas al público en general, que atento podrá apreciar y ¿por qué no, comprar?, en los diversos talleres de orfebrería.

Los artesanos de Taxco a través de los años han logrado contribuir al desarrollo y esplendor de la artesanía mexicana contemporánea, desde el nacimiento del primer taller organizado de platería Las Delicias, allá en el año de 1931, encabezado por Mr. William Spratling, hasta lograr consolidar así un movimiento artístico de plateros, que ubica a esta ciudad como punta de lanza en la innovación y la industrialización de este metal precioso a nivel nacional y que trasciende a nivel mundial como los artistas cuya sensibilidad se nota en cada pieza.

A partir de los años treinta del siglo pasado, los maestros artesanos del antiguo Real de Minas son una muestra viviente y fértil del renacimiento y consolidación de la tradición platera nacional, al incorporar la simbología prehispánica en los diseños contemporáneos.

Debido al éxito del taller Las Delicias, William Spratling decidió organizar un pequeño festín para conmemorar la fundación de su taller de platería y desde entonces año con año se realiza para transformarse más adelante como el Día del Platero y años más tarde se consumaría como la Feria Nacional de la Plata.

Esta celebración se ha convertido en toda una gran tradición, porque además de premiar la obra triunfadora con una medalla de oro, un diploma y dinero en efectivo, se presentan los mejores exponentes del medio artístico nacional y el extranjero, por lo que le aconsejo ampliamente la visita a esta hermosa ciudad y, por supuesto, a la feria.

También en Tlashco, que en lengua náhuatl significa “lugar donde se juega a la pelota”, encontrará diferentes atractivos, como el Templo de Santa Prisca, que es un monumento colonial construido entre los años de 1750 y 1760, dedicado al culto católico; este edificio fue ordenado y financiado por José de la Borda, minero catalán sumamente rico.

Otros atractivos turísticos que debe visitar es el Museo de Spratling, con su magnífica colección de piezas prehispánicas; además no se pierda la Casa Humboldt, que alberga al Museo de Arte Virreinal, para que luego conozca el Museo de la Platería, junto con su colorido mercado.

Por otra parte, usted tendrá la oportunidad de contemplar una vista espectacular desde las alturas a través del teleférico, ubicado en el Hotel Monte Taxco; otra belleza natural digna de visitar es la Cascada de Carcalotengo, con una caída de 80 metros para formar en la parte inferior una pocita de agua que da origen a un río que serpentea y se interna en un tupido bosque. Esto y mucho más disfrutará durante su viaje a Taxco de Alarcón.

Escapate a Taxco.

Su paisaje urbano es nostálgico. Y a pesar de su intenso tráfico vehicular que lo azota, ir a Taxco, caminar de arriba a abajo por sus callecitas empedradas y visitar sus tiendas de plata, sigue siendo indispensable.

¿Qué hacer?: ir al Museo de la Platería, donde por 40 pesos se da un recorrido por la mina que está debajo del sitio. En él se explica desde la extracción del mineral hasta su elaboración. Su icono es la parroquia de Santa Prisca con su fachada barroca.

Hay que dar un paseo por el teleférico para ver Taxco desde las alturas. Antes o después pasar por el Museo de Arte Sacro Virreinal, un edificio del siglo XVII. Actualmente exhibe los objetos litúrgicos encontrados en Santa Prisca.

En los alrededores están las Grutas de Cacahuamilpa a media hora de la ciudad.

Los sábados y domingos se pone el tianguis de plata, sobre las calles del centro.

Por la noche hay que caminar por sus calles alumbradas con luz amarilla.

Después se puede parar en alguno de sus pequeño bares.

¿Dónde comer?: lo típico es el pozole. Para ello está la pozolería Tía Calla, en la plaza Borda Gasto promedio: 140 pesos por persona. El mercado es otra opción más económica y también muy limpia. Los precios por un buen plato de granos de maíz con una cerveza no rebasan los 80 pesos.

¿Dónde dormir?: Posada de la Misión. Ubicado en pleno centro. Habitación estándar: mil 650 pesos por una noche. Incluye desayunos.

Hotel de la Borda. A siete minutos de Santa Prisca. Tarifa por una noche: 850 pesos en habitación estándar con desayuno incluido.

¿Cómo llegar?: toma la autopista del Sol y después de la caseta de Alpuyeca sigue los ramales a Taxco. Tiempo de camino: dos horas. Casetas: cuatro en total, 166 pesos. Los autobuses Estrella Blanca y Estrella de Oro ofrecen corridas diarias, en ambos casos hay que tomarlos en la Terminal del Sur.

Taxco de Alarcón

taxco1.gif

Es el centro minero más antiguo del continente, famoso por sus galerías subterráneas abarrotadass de plata, existentes desde la época de la Colonia. Es el lugar ideal para comprar joyeria.

Existen diversas versiones acerca del significado de la palabra Taxco, la más aceptada afirma que proviene del vocablo náhuatl tlacheco, compuesto con dos elementos: tlacht-nombre del juego de pelota y al locativo co, en o lugar, lo que en conjunto se traduce como “lugar donde se juega pelota”.

También se habla de Talchcotelapa, que significa “lugar para jugar pelota”. Otra versión sostiene que proviene de tatzco significa “donde está el padre del agua” debido a que se encuentra enclavado en las faldas del cerro Atatzin.

Descubrirás infinidad de rincones que harán volar su imaginación hacia los viejos tiempos, cuando Taxco se engrandecía día a día con la riqueza de sus minas. Sinuosas y empinadas callejuelas empedradas, lo conducirán hacia los viejos templos presididos por simpáticas plazuelas y antiguas casonas que se estiran hacia el cielo en el reducido terreno rodeado de montañas. En el paseo se puede admirar una extensa variedad de piezas de plata y orfebrería de muy buena calidad que los artesanos del lugar elaboran con esmero.

main_taxco.jpgEl inmueble religioso de mayor importancia es el templo de Santa Prisca ubicado en el corazón de la ciudad, en el costado poniente de la plaza principal llamada Borda. Dedicada a la inmaculada Concepción y bajo la tutela de Santa Prisca, la obra, tanto en su magnífica fachada como en sus bellos interiores, está considerada como una de las mejores y más extraordinarias muestras del estilo churrigueresco mexicano. En ella es posible admirar una rica ornamentación a base de retablos y pinturas, estas últimas provenientes del pincel de Miguel Cabrera.

¿Cómo llegar?
Desde la ciudad de México, el recorrido es de 104 km. Si deseas llegar en autobus el servicio de Autobús sale desde la Central Camionera del Sur que esta ubicada en Taxqueña.