Cierran la Torre Eiffel en París por fuerte nevada

La fuerte nevada que este miércoles caía sobre París obligó a suspender el tráfico aéreo en el aeropuerto de Charles de Gaulle, paralizó el transporte de autobuses en la capital y alrededores y obligó a cerrar la Torre Eiffel , indicaron fuentes de los servicios concernidos.

La Torre Eiffel fue cerrada al público este miércoles al final de la mañana debido a la fuerte nevada, anunció a la AFP la Sociedad de Explotación de la Torre Eiffel (SETE).

“Esta mañana sólo estaba abierto el primer piso debido a la tormenta de nieve. Pero desde el final de la mañana fue cerrada completamente y seguramente no volverá a abrir este día”, agregó esa fuente.

La misma fuente explicó que está prohibido echar sal para derretir la nieve caída sobre la torre pues dañaría la estructura de hierro de uno de los principales atractivos de la capital francesa.

El tráfico aéreo en el aeropuerto de Roissy-Charles de Gaulle, en el norte de la capital, fue suspendido hasta las 17:00 locales debido a la fuerte nevada, según fuentes aeroportuarias.

Las pistas del aeropuerto de Orly, en el sur de la capital, reabrieron a las 15:15 locales tras un cierre de “media hora”, según fuentes aeroportuarias.

En ambos aeropuertos se registraban retrasos de al menos 50 minutos en la mitad de los vuelos.

El tráfico de autobuses fue suspendido en las 360 líneas que cubren la capital y la región de Ile de France, indicó la RATP, empresa de transporte público.

Y a partir de las 15:00 locales las autoridades de la región anunciaron la prohibición de circulación de camiones “debido a las condiciones meteorológicas”, indicó un portavoz del delegado del gobierno para defensa y seguridad.

El servicio meteorológico recomendó a los automovilistas, sobre todo en unos 20 departamentos del norte del país, que posterguen sus desplazamientos o presten “suma atención” al volante.

Iluminación especial para la Torre Eiffel.

torre

La Torre Eiffel brillará el 31 de diciembre con una iluminación multicolor para regalar, por primera vez un espectáculo especial de despedida de año, informó hoy el Ayuntamiento de París.

La Torre se iluminará de todos los colores para ofrecer a los parisinos y a los visitantes de la capital un espectáculo único y mágico, que será visible desde la plaza Trocadero, y que desaparecerá con el nuevo año.

A partir de las 23.00 hora local (22.00 GMT), y durante más de una hora, el monumento más visitado del mundo ofrecerá una ceremonia luminosa que marcará la cuenta atrás simbólica hacia el 2010.

El espectáculo cobrará fuerza en los últimos 20 minutos, cuando se pondrá el nuevo alumbrado con sistemas de iluminación con Leds.