Rutas del Café: Senderos Aromáticos

cafe.jpg Caminar entre las extensas plantaciones de cafetos, involucrarse con comunidades que viven de esa actividad, así como conocer los beneficios del aromático y disfrutar de un ambiente campirano, son sólo algunos de los atractivos que ofrecen las distintas rutas del café en América.

Hoy, Guatemala, Costa Rica y Colombia, cuentan con rutas dedicadas al aromático, que incluyen visitas guíadas a fincas, recorridos por cultivos y algunas hasta una cata de un buen café.

Guatemala
Considerado el terecer país productor de café del mundo tiene dos zonas que reciben a los turistas que buscan conocer el mundo del aromático.
Se trata de Sololá, donde se encuentra la cooperativa Voz que Clama en el Desierto y la Asociación Unidos para Vivir Mejor.

Voz que Clama en el Desierto es un lugar en que los viajeros conviven con comunidades de la etnia Tzutuhil. Además de admirar los plantíos y el beneficio del grano, hay senderos de interpretación de la naturaleza y sitios para disfrutar vistas panorámicas del lago Atitlán.
La Asociación Unidos para Vivir Mejor se ubica en Santa Clara de La Laguna, lo interesante de este sitio es que se trata de una cooperativa de indígenas K’ichés. Como valor agregado a los tours por los cafetales ofrecen artesanías de la región.

Además según los guías de estas fincas, no hay turista que después de recorrerlas tome una taza de café sin antes disfrutarla al máximo, pues su sabor y aroma le recordarán la experiencia de haber estado donde nace y crece esa planta con propiedades estimulantes.

cafetalero.jpg Costa Rica
En este país hay dos rutas para conocer a detalle el proceso de elaboración del grano. En la provincia de Alajuela esta Doka Estate un complejo turístico privado que ofrece al visitante la posibilidad de admirar las plantaciones y el proceso de café. La familia Vargas realiza una visita a la plantación se puede apreciar la siembra, la forma natural en que se recolecta y como diversos se conjugan para producir un café de buena calidad.
En Mercedes Norte, en la provincia de Heredia, está la compañía cafetalera Café Britt, ofrece tours para aquellos viajeros interesados en la producción e historia del café en Costa Rica.
El recorrido incluye un paseo por los cafetales, la visita a la planta tostadora, un pequeño teatro, una cata y el restaurante Don Próspero, cuya especialidad son las fantasías de cáfe y un menú de comida costarricense a base de productos orgánicos.
Los turistas son guiados por expertos en temas cafetaleros, que a su vez son actores profesionales, convirtiendo el tour en un espctáculo educativo sobre el café y algunas de ls tradiciones costarricenses, relacionadas con el cultivo del grano.

Colombia
El Eje Cafetero de Colombi está conformado por los departamentos de Caldas, Risaralda y Quindío, localizado al este de Bogotá.
Uno de los atratactivos de esta ruta es el Parque del Café, ubicado en el municipio de Montenegro, en el departamento del Quindío, a 25 km de Armenia.
Paso a paso, los visitantes conoen de cerca ls beneficios del café, las variedades tanto nacionales como internacionales, de flora nativa de la región.
Cuenta, además, con un museo del café, sendero ecológico, un área boscosa donde hay un teleférico, montaña rusa y una estación del tren.

Tequila, Mezcal, Aguardiente. Bebidas Mexicanas.

Bebidas Destiladas

tequila.jpgEl Tequila a diferencia de las bebidas fermentadas, ésta se elabora con normas de calidad estrictas y tiene denominación de origen y en un representante orgullosamente mexicano en el extranjero. Para fabricar el tequila se muelen las piñas en la molienda. El jugo se fermenta con levadura, tras el hervor en los alambiques. El líquido fermentado se deje reposar en pipones de madera. La segunda destilación se hace en alambiques rectificadores de cobre. El tequila estrictamente procesado tiene 55 grados de alcohol. Hay diferentes tipo de tequila, los cuales tienen que ver con el reposo de cada uno:

Tequila Blanco: Se estabiliza en tanques especiales antes de embotellarse, lo que le brinda mayor uniformidad.
Tequila Reposado: Permanece en toneles de madera de roble blanco por 150 días como mínimo.
Tequila Añejo: Permanece en barricas de roble blanco de la más alta calidad en bodegas especiales por un tiempo mínimo de 3 años.
[Leer más…]

Tepache, Pulque, algunas bebidas mexicanas.

Si tienes pensado ir a México ó vives en México, aquí te traemos algunas de las bebidas más representativas de ese país, no dude en probarlas que seguro alguno por lo menos te fascinara.

Bebidas Fermentadas
Pulque.jpgPulque la palabra pulque tiene una raíz náhuatl que es poliuhqui, que quiere decir descompuesto. Es una bebida alcohólica que se obtiene por la fermentación del aguamiel, la savia azucarada de varias especies de magueyes pulquero.

Su consumo varía de acuerdo con el gusto de las personas, así como de la ocasión. Por su alto contenido de proteínas y vítaminas del complejo B, el pulque no sólo es ingerido como bebida alcohólica, sino como un complemento alimenticio.
Tradicionalmento se le han atribuido al pulque algunas propiedades medicinales: para combatir desórdenes gastrointestinales, anorexia e infecciones renales. Además del pulque común existe el llamado pulque curado, al que se adicionan diversos vegetales y frutas.
[Leer más…]

Tailandia un fascinante destino

Para poder completar nuestro post acerca de Tailandia, traemos algunos destinos obligados de ese mágico lugar.

ruinas.jpg Las Ruinas de Sukhothai
Tal vez la lejanía de Bangkok (450 kilómetros) preste especial encanto a Sukhothai. El parque histórico de Kamphaeng Phet, también incluido en la lista de patrimonio de la Unesco, alberga los vestigios de la primera capital tailandesa, una ciudad trapezoidal que descansa sobre el río Ping. Las ruinas se recorren en coches eléctricos. Entre la fronda se elevan los majestuosos restos de templos como el Wat Singha o Wat Phra Kaew, con sus ingenuos budas sentados. Lo ideal es realizar algún tramo de la visita en solitario; por ejemplo, para contemplar con tranquilidad Wat Phra Si Iriyabot -con sus cuatro budas en distintas posturas: reclinado, caminando, de pie y sentado- o para quedarse pasmado frente a Wat Chang Rob, un impresionante templo con paredes adornadas por 68 figuras de elefantes.

Um Yom, visita a una tribu

El turismo étnico en Tailandia tiene solera, y, consecuentemente, no queda nada virgen. Si no fuera por los visitantes, los nativos vestirían a la manera occidental (algunos ya lo hacen). Pero el turismo es, junto a la agricultura, su forma de ganarse la vida (antes lo era el cultivo de opio). Las tribus al norte de Tailandia tienen origen birmano o chino (meo, karen, miren, akha, lisú…). Los viajeros pueden elegir entre visitar el poblado durante unas horas o quedarse dos o tres días en la jungla (pasar la noche en una choza cuesta unos cuatro o cinco euros). Un guía, miembro de la tribu, les acompaña en todo momento y explica en perfecto inglés lo que desean saber sobre las costumbres ancestrales. Visitamos la tribu lahu, en Um Yom, un poblado entre la bruma perpetua cerca de la frontera con Birmania. Los lahu se reúnen en torno a un ruedo de madera, donde se supone que el consejo de la tribu toma sus grandes decisiones. Los turistas pueden asistir a estas ceremonias, y, al término de la visita, los guías sugieren que se dejen unas monedas a los habitantes.
[Leer más…]

El fascinante norte de Tailandia.

Estatuabuda El tsunami que asoló las costas tailandesas en la Navidad de 2004 no tuvo sólo efectos devastadores, ya que sirvió para renovar la oferta turística del interior. Y si las playas de Phuket, Samui, Phang Na o Krabi satisfacen a cualquier turista que esté dispuesto a pasar 14 horas en un avión, las rutas interiores de Tailandia complacerán al viajero más inquieto: templos, senderismo, rutas en bici o en 4×4, navegación por ríos y turismo rural -quizá haya que decir tribal- en medio de la jungla.
Bangkok es el comienzo, con su tráfico endiablado y la contaminación. Monumentalmente, son imprescindibles el complejo del Palacio Nacional (siempre en obras), el templo del Buda Esmeralda (Wat Phra Kaeo) y el del Buda de Oro. Aunque la estancia en Bangkok sea corta, no deben perderse dos visitas: la casa de Jim Thompson, un aventurero estadounidense que se instaló en Tailandia a finales de la II Guerra Mundial y construyó un imperio de la seda, y el mercado nocturno de Pat Pong. Y sin alejarse del mercado, los famosos (y en muchos casos sórdidos) clubes nocturnos que han hecho famosa a la ciudad.