Vacaciones después de las vacaciones.

Se te agotaron los días de playa, el lujo de levantarte a las tantas y tener todo el día para ti, y por si fuera poco de la paga extra no queda casi ni el recuerdo. Es duro, sí, pero lo mejor que podrías hacer para ir cogiéndole poco a poco el ritmo a la rutina es regalarte alguna escapada de fin de semana –o de un poquito más, si todavía te quedan unos días– a algún destino próximo y a buen precio. El tiempo sigue siendo estupendo en septiembre, ya no encontrarás las aglomeraciones típicas de la temporada alta y la oferta es de lo más tentadora. Anímate, no deshagas del todo la maleta, y mantén arriba ese espíritu del verano.

París
Puede que no te quieras perder su Festival de Otoño, que desde el 9 de septiembre hasta finales de año trae lo último en teatro, danza, cine, música y cultura a la Ciudad de la Luz. Puede que simplemente no te quieras perder los románticos paseos con los que las luces del otoño visten cada orilla del Sena. En realidad ¿quién necesita una excusa para rendirse ante París? Si insistes en buscarte una, quizá te valga el 60% de descuento que ofrecen muchísimos de sus hoteles al reservar a través de su Oficina de Turismo. Los vuelos tampoco te arruinarán si consigues hacerte con alguna de las estupendas ofertas –a menudo por menos de 100 €– de portales como Rumbo, en los que se comparan las mejores tarifas que cada compañía ofrece en las fechas en las que hagas tu reserva desde el aeropuerto que más te convenga.

Roma
Por fin se acabó agosto y Roma vuelve a pertenecerle a los romanos, que escapan en verano de la hija de la loba y de las hordas de turistas que la invaden en plena temporada alta. Aunque la capital ande siempre sobrada de admiradores, septiembre vuelve a hacerla mucho más apetecible. Además de sus paseos y plazas, sus barrios a rebosar de historia y la talentosa chulería de sus autóctonos, podrás aprovechar la escapada para admirar la exposición alrededor del universo de los Gladiadores, que se clausura el 3 de octubre; la muestra consagrada a La Dolce Vita, que se mantiene hasta mediados de noviembre; o atreverte con el atracón de cultura y trasgresión que prepara el Festival Romaeuropa a partir del 21 de septiembre. Compara los vuelos de las distintas compañías a través de portales como Rumbo o Skyscanner. Si reservas a tiempo, la ida y vuelta a Roma podrá costarte incluso menos de 50 €.

Lisboa
Imperdonable no conocer aún la capital portuguesa y, si ya has estado por allí, seguro que se te ocurre algún motivo de peso para volver. Sus lánguidos barrios viejos, su perfume atlántico, sus siglos de historia pero también su cocina de nivel y su marcha nocturna son excusas suficientes para reservar alguno de los vuelos que proponen compañías como EasyJet, Vueling, Air Europa o Iberia. En función de cuándo los reserves podrás conseguir tarifas por incluso menos de 50 €, aunque si vives cerca de la frontera incluso puedes plantearte la escapada en coche. Un hotel de lo más original y estiloso, Mi Casa en Lisboa, entre 80 y 100 € la doble.

Marrakech
Un fin de semana exótico presidido por las idas y venidas por la neurálgica plaza de Djemaa el Fnaa, los regateos por los zocos y alguna que otra incursión en los restaurantes y bares de copas de lo más chic que han ido surgiendo en la “ciudad roja” en los últimos tiempos, como el Kechmara, Le Comptoir o el Kosybar de la place des Ferblantiers. Para dormir, elige sin duda algún romántico riad, y podrás plantarte en la ciudad por incluso menos de 100 € con los vuelos desde distintos puntos de España de EasyJet, Ryanair, Iberia, Air Maroc o Air Europa.

Londres
Cultura, tendencias, diversión… todo lo que busques está, y por partida al menos doble, en esta urbe inmensa y cosmopolita a la que siempre hay un motivo para volver. Aunque no se trata de una ciudad precisamente barata, la libra está más baja que antaño y, además, podrás buscar alojamiento a buen precio a través de páginas como Best Bed & Breakfast o Click Bed. Compara los vuelos disponibles desde tu aeropuerto más próximo en portales como Skyscanner, con tarifas a partir de unos 75 € ida y vuelta en septiembre.

Intercambio de casas para vacaciones.

¿Viste a Cameron Díaz y a Kate Winslet intercambiando su casa en “Vacaciones”? La fórmula es perfecta para viajar a cualquier lugar del mundo sin arruinarse en el intento. Valora sus ventajas y posibles riesgos antes de empezar a elegir destino.

A través de los cada vez más frecuentes intercambios de viviendas los gastos de las vacaciones se reducen prácticamente al transporte hasta la zona elegida. No hay que pagar hotel –que sobre todo para una familia es un ahorro más que considerable–, no hay que comer en restaurantes si no se quiere, y se tiene mucho más espacio e intimidad que en cualquier otro tipo de alojamiento. Además, quienes lo han probado aseguran que la fórmula es redonda para empaparse de la cultura y la forma de vida del lugar.

El aliciente es tentador, y más en tiempos de vacas flacas: prestarle tu casa a alguien que, a su vez, te deja las llaves de la suya. En pleno Manhattan o en el Trastevere romano, en una playita de la Costa Brava o de la otra esquina del planeta… las opciones son casi ilimitadas. Y todo sin que haya dinero de por medio.

A través de los cada vez más frecuentes intercambios de viviendas los gastos de las vacaciones se reducen prácticamente al transporte hasta la zona elegida. No hay que pagar hotel –que sobre todo para una familia es un ahorro más que considerable–, no hay que comer en restaurantes si no se quiere, y se tiene mucho más espacio e intimidad que en cualquier otro tipo de alojamiento. Además, quienes lo han probado aseguran que la fórmula es redonda para empaparse de la cultura y la forma de vida del lugar.

La cuestión es localizar a alguien interesado en la casa que ofrezcas y, claro, que te convenga también a ti la ubicación, el tamaño y la calidad de la vivienda que te propongan a cambio. Internet ha facilitado inmensamente este tipo de acuerdos entre particulares que a menudo viven en puntas opuestas del globo y, al calor del éxito de la iniciativa, también han surgido unas cuantas agencias y portales especializados en este tipo de servicios.

En general estas empresas, a cambio de una pequeña cuota de inscripción o de forma gratuita, dan acceso a una enorme bolsa de particulares interesados de casi cualquier esquina del mundo. A través de sus buscadores se pueden ir localizando casas que se ajusten a lo que se busca, y también se pueden colgar anuncios con la descripción y hasta las fotos de la propia casa y esperar a que le contacten a uno.

Una vez interesadas las dos partes, ya es cosa de ellos ponerse de acuerdo sobre hasta el último detalle: las fechas y la duración del intercambio –que suele ser simultáneo aunque ello no es obligatorio–, si se admiten o no niños y hasta mascotas, si se presta también el coche, el contacto de algún familiar o vecino que les dé las llaves, les muestre cómo funcionan las cosas o que incluso se pueda pasar algún día para asegurarse de que todo va bien, si la limpieza final la hace uno mismo o se paga a una persona para hacerla… porque el compromiso básico es cuidar la casa como si fuera la propia y dejarla igual que se encontró.

  • Intercambio Casas, con sede en Estados Unidos bajo el nombre de Home Exchange, tiene 15 años de experiencia, amén de una cartera de 36.000 casas en 130 países. El precio para acceder a sus servicios parte de 6,95 € al mes (se puede contratar por tres meses o un año), y ofrece también un seguro por cancelación del viaje.
  • Home for Home es un portal de internet de intercambio de particulares que pertenece al Grupo Intercom (InfoJob, Softonic, eMagister…) donde los intercambios de viviendas son totalmente gratuitos. Operan en cerca de un centenar de países, con unas 13.000 viviendas en total, y están especialmente asentados en España, Francia e Italia.

¿Descanso en dias de asueto?

viajar

¿Realmente desea descansar estos días de asueto de Semana Santa? La recomendación es que disfrute de la tranquilidad del hogar, ya que es una verdadera odisea pretender viajar, por ejemplo, a Acapulco, si no se tienen reservaciones previas, tanto en hospedaje como en avión o en autobús; o bien, se requiere un buen vehículo y tranquilidad para llegar a su destino.

Integrantes de la Asociación de Hoteles de Acapulco expresaron su placer porque la mayoría de los inmuebles afiliados registran ocupación de 80 por ciento y el resto está reservado, salvo en algunos donde pueden existir dos o tres cuartos reservados hasta el jueves, así que si desea ocuparlos, sería hasta el jueves a mediodía.

Otros ofrecen ya hospedaje disponible a partir del próximo lunes, con ciertas restricciones en las que no son válidos pases o vales, sino en lo que se le llama “temporada baja”, que inicia aproximadamente el 12 de abril. Antes, no. Y en caso de encontrar, lo hará con la tarifa de temporada alta.

Si viaja en automóvil propio, prepare las diversas tarifas de las seis casetas que encontrará antes de llegar a Acapulco y que ascienden a 531 pesos, tomándose en cuenta una cantidad similar para el regreso. Si viaja en automóvil compacto de cuatro cilindros, son aproximadamente 300 pesos al manejar en condiciones específicas y recomendadas, además de poco peso en el vehículo.

Bien, si lo hace en avión, la tarifa económica en viaje redondo es de 3 mil 497 pesos saliendo del aeropuerto de Toluca, y si lo hace desde la Ciudad de México, es de 4 mil 716 pesos.

En autobús hay más posibilidad de salir desde la terminal de Tasqueña, sujeto a lista de espera, ya que para estos días se están dando corridas extras; por ejemplo, este martes ascendieron a 27, además de que ya se acabaron los lugares con descuento para maestros, estudiantes y adultos mayores.

Asimismo, se tendría que pagar la tarifa de temporada alta en Estrella de Oro, que aumentó de 535 a 575 pesos, porque el más económico, de 419 pesos, está agotado definitivamente desde el lunes mismo. Los que corran con suerte y puedan viajar deben adquirir sus boletos de regreso en forma inmediata, para evitar dolores de cabeza y corajes.

Ahorrar al viajar a Argentina caminando.


El colectivo Free Tours y la Ente de Turismo de la ciudad de Buenos Aires ofrecen recorridos a pie sin costo a través de los cuales buscan que los turistas conozcan atractivos históricos y sitios poco conocidos.

  • Aristocrático: Esta travesía de Buenos Aires Free Tours lleva a los visitantes por los contrastes que ofrece esta ciudad, desde las calles más transitadas, hasta las más tranquilas y exclusivas. Durante dos horas descubrirán la historia de la aristocracia porteña y la fuerte influencia europea. El punto de reunión es de lunes a viernes a las 5 de la tarde junto al monumento San Martín.
  • Mataderos: Este barrio que debe su nombre a la cantidad de frigoríficos que alberga, fue durante mucho tiempo el punto de encuentro entre la ciudad y el campo. Desde 1986, existe la Feria de Mataderos, un recorrido en donde se puede encontrar artesanías criollas, vivir del campo. El recorrido lo ofrece Buenos Aires Free Tours.
  • Entre barrios: La Ente de Turismos de la ciudad cuenta con siete visitas guiadas sin costos por los barrios de la metrópolo. El tour incluye atractivos arquitectónicos, históricos, comerciales de cada zona y esta disponible los viernes, sabados y domingos.
  • Cultura y más: a través de este paseo de Buenos Aires Free Tours los viajeros recorren la zona céntrica y algunos iconos de la ciudad. Entre los atractivos destacan el Obelisco, Plaza de Mayo, la Casa Rosada, Catedral. Este tour sale de lunes a viernes a las 11 de la mañana de la avenida Rivadavia y Rodríguez Peña.
  • Edificios Historicos: Es la mejor opción para conocer la historia del Palacio de Gobierno y la Casa de la Cultura, así como el patriminio arquitectónico de principios del siglo XIX. Hay salida los sabados y domingos.

Tips para viajar con tu bebé o un recien nacido.


Lo complicado de viajar con un recién nacido es que no puede hablarnos y decirnos que le pasa, ya que por ahora su única forma de comunicarse es atráves de llanto que a veces suele ser un poco angustiante, además de que se debe estar muy alerta de otras cuestiones como por ejemplo: que no le de tanto aire pero que tampoco se siente acalorado, que este cómodo en su silla, que la luz sea agradable, etc; sin embargo para mantener tranquilo a su bebé durante el viaje, basta con llevar un “botiquín de primeros auxilios” equipado con cosas sencillas y que usa comúnmente, tales como:

  • Pañales desechables:
    Se debe llevar una cantidad razonable, si su bebé utiliza en promedio uno cada dos horas y el viaje será de ocho, entonces diez pañales serán suficientes.
  • Comida:
    Elabore la comida del bebé desde antes, ya sean papillas, leche preparada o materna. Si requiere de comida tibia, lleve un termo.
  • Entretenimiento:
    Considere también llevar de viaje los chupones, juguetes como sonajas o algún peluche de tamaño pequeño que al niño le agrade y no ocupe mucho espacio.
  • Cuidados:
    Como los pequeños no se percatan que están de viaje, si el niño esta acostumbrado a que lo cargue cierto tiempo o leerle antes de dormir , esta vez también tendrá que hacerlo.
  • Atención:
    No coloque al bebé en un lugar donde se sienta sólo y aburrido, busquele un lugar que le permita ver el paisaje y donde pueda ver y escuchar a su familia.