Artesanía, música y arqueología para fin de semana.

xochicalco

La zona arqueológica de Xochicalco, el Salón Los Angeles, Tenancingo y Cantona, de Morelos, Distrito Federal, Estado de México y Puebla, respectivamente, son algunos de los recorridos que ofrecerá el INAH-Conaculta para los días 29 y 30 de agosto.

En estos se podrá conocer a fondo acerca de la artesanía, la música y la arqueología de dichos lugares, lo cual representa parte de la historia y cultura del país.

A través de su Programa de Turismo Cultural, el INAH-Conaculta realiza tales viajes que serán guiados por un reconocido investigador, quien garantizará recorridos con un alto contenido informativo y una dinámica divertida.

El 29 de agosto se podrá conocer la Zona Arqueológica de Xochicalco, en Morelos, siendo éste uno de los recorridos más atractivos que ha preparado el INAH. Se recorrerán las estructuras del sitio arqueológico, se conocerá el observatorio cenital.

Ese mismo día, pero en Puebla, se visitará Cantona. Este paseo inicia en la población de Tepetzala. En ese lugar se podrán apreciar los monumentos históricos y su belleza arquitectónica, además de degustar la comida típica del lugar.

Posteriormente se llegará a Cantona, antiguo señorío prehispánico conformado por infinidad de patios. En algunos de ellos se localizaron talleres de obsidiana y cantera, aunque también fueron lugares de residencia.

También, para el 29 de agosto, se hará un recorrido por archivos, bibliotecas, hemerotecas y librerías de viejo más significativas del Centro Histórico, a fin de interiorizarse en la infraestructura del conocimiento y la difusión del patrimonio cultural documental de la ciudad.

Luego, el 30 de agosto, se hará un recorrido por la Colonia Guerrero, en la Ciudad de México.

En este paseo se conocerá la casa del arquitecto Antonio Rivas Mercado, constructor del Angel de la Independencia. También se podrá conocer la iglesia de Nuestra Señora de Los Angeles y el legendario salón de baile Los Angeles, donde los paseantes podrán evocar la música de las grandes bandas, bailar y conocer la historia del lugar y del danzón.

Ese mismo día, pero en el Estado de México, se realizará una visita al valle de Tenancingo, famoso por la fabricación de sombreros, cestos de mimbre, sarapes de lana y en especial, rebozos de bolita que atraen turistas de todo México.

Habrá un recorrido por un taller artesanal donde se conocerá el proceso de elaboración de los rebozos y continuará por la Basílica de San Clemente y la parroquia de San Francisco de Asís.

Xochicalco: La casa de las flores

xochicalco.jpg

Construida sobre el cerro Xochicalco, que en náhuatl significa “Lugar de la casa de las flores“, la zona arqueológica del mismo nombre, es la cuarta área de vestigios prehispánicos más visitada de México.

Se localiza al suroeste del estado de Morelos, a 36 kilómetros de la ciudad de Cuernavaca.

Quienes la edificaron modificaron la inclinación del terreno mediante terrazas, donde se establecieron, lo cual, según los arqueólogos es una evidencia que este lugar tuvo un carácter defensivo, no sólo por la muralla que la rodeaba, sino por las escaleras, zanjas y fosas, distribuidas estratégicamente en el interior.

De las diferentes zonas que conforman este sitio declarado en 1999 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, destaca la Plaza de la Estela de los dos glifos. Fue un importante espacio cívico de carácter popular. En el adoratorio central está una estela con dos glifos en relieve que indican una fecha: diez caña y nueve ojo de reptil. Al norte está lo que se conoce como la rampa de fauna, que cuenta con 255 lozas. En cada una está gravada la figura de un animal.

Juegos de pelota en Xochicalco

Destacan también dos juegos de Pelota: el que se encuentra en el extremo este, según los arqueólogos estaba dedicado a ceremonias relacionadas al día y la: noche, en tanto el ubicado al norte, estaba consagrado a la lluvia y a la sequía.

Otra área importante es el observatorio, donde sólo se puede entrar acompañado de un guardia. Es una cueva artificial utilizada como observatorio.

El pasillo interior conduce a una cámara que posee un tiro hexagonal. Del 30 de abril al 15 de agosto, los rayos del sol penetran a través del hexágono y éste se refleja en el piso. La mejor fecha para observar este fenómeno son los días l4 y 15 de mayo y 28 y 29 dejulio.

El área conocida como “la cisterna” es un punto importante, y es que las grandes dimensiones de la ciudad requerían de un complejo sistema para distribuir el agua. La cisterna almacenaba la lluvia.

Después se quitaba un tapón y el líquido corría mediante un sistema de canales hacia otros lugares de almacenamiento. Hay un sitio donde se cree estaba un temazcal. Había un pasillo que conduce a una tina donde se colocaba el agua con el cual se rociaban las piedras calientes para así producir el vapor.

En la plaza principal, la cual tiene una superficie de 13 mil metros cuadrados, era una zona restringida. Los investigadores hallaron evidencias de que en ese sitio se encontraban los edificios políticos y religiosos. Por el costado oeste se asciende a la acrópolis, donde residían los gobernantes. Al sur de la plaza, está la pirámide de las estelas, residencia de un alto mando. Ahí se hallaron tres estelas grabadas.

La museografía del lugar recrea la historia del sitio y cada una de sus salas muestra un aspecto de la vida diaria de la sociedad xochicalca. En la sala dos destaca el señor de rojo, representación del dios del sol.

Ver tour virtual de Xochicalco

Como Llegar:
La zona se encuentra al suroeste del estado de Morelos a 36 kilómetros de la ciudad de Cuernavaca. Se puede llegar por la carretera federal 95 México-Acapulco o por la Autopista del Sol. En el poblado de Alpuyeca se toma la carretera rumbo a Miacatlán; a ocho kilómetros hay una desviación que conduce a Xochicalco.

Costo:
Admisión general 30 pesos